Público
Público

Banco Central Europeo Moncloa descarta una crisis de Gobierno inminente si Guindos se va al BCE

En caso de que el titular de Economía fuera nombrado vicepresidente del organismo europeo, además, podría retrasar su marcha si fuera necesario.Con todos los ojos puestos en Rajoy tras la inesperada salida de Moragas, fuentes gubernamentales prefieren evitar la polémica "No estamos en eso ahora".

Publicidad
Media: 3
Votos: 3
Comentarios:

El ministro de Economía, Luis de Guindos (i), y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en una imagen de archivo. EFE

La táctica del despiste. Esa es la estrategia seguida en los últimos tiempos por el Gobierno a la hora de (no) confirmar la candidatura del ministro de Economía, Luis de Guindos, a la Vicepresidencia del Banco Central Europeo (BCE). ¿El motivo? Con la convulsa situación postelectoral en Catalunya, Moncloa no quiere que su argumento de la "estabilidad" se tire por tierra al plantear una crisis de Gobierno en el Ejecutivo central.

Sobre todo, tras la salida inesperada de Jorge Moragas, director de Gabinete del presidente del Gobierno, que en plena debacle del PP catalán en las elecciones del 21-D, ha suscitado inquietud interna.

Por ello, los mensajes de unos y otros han sido contradictorios, pero se encaminan -últimamente- a "tranquilizar". "No estamos en eso ahora", sentencian fuentes gubernamentales que se niegan a valorar quién podría ser el sustituto de De Guindos en caso de confirmarse su marcha a Europa. "En cualquier caso, si fuera nombrado y, aunque es verdad que no suele ser habitual, podría retrasar su salida si fuera necesario", añaden.

"Ese tipo de candidaturas no conviene anunciarlas hasta que los apoyos en Europa estén atadas y bien atadas porque son muy peligrosas", advierte un alto cargo del Gobierno

Sin embargo, todos se niegan incluso a confirmar que esas sean las intenciones del titular de Economía. El propio De Guindos aseguró que dicho puesto será "para un español o española", pero eludió confirmar que sea él mismo quien intente optar al mismo.

Después fue el presidente del Gobierno quien hizo lo propio y regateó con sus respuestas. En una misma semana dejó entrever, un lunes, que Guindos sería un buen candidato para la Vicepresidencia del organismo encargado de las políticas monetarias de la Unión Europea, mientras que el viernes volvió a dejar la cuestión en el aire.

"Luis de Guindos es un hombre con mucho crédito y prestigio en Europa y España es un país que en 2012 era visto de una determinada forma por nuestros socios europeos y ahora se le reconoce una política económica exitosa", valoró Rajoy en un desayuno informativo, atribuyéndole parte del éxito de haber "evitado el rescate" y "superado la crisis" y casi confirmando, así, la noticia. "No hemos presentado una candidatura aún, pero es evidente que [el ministro de Economía] tiene prestigio en Europa", dejó caer.

"Un hombre... o una mujer", en febrero

Sin embargo, ya desde Bruselas fue más prudente con sus palabras y se limitó a parafrasear al ministro en cuestión. Aunque admitió que sí estaba ya negociando con los socios europeos la candidatura española a dicho puesto, respondió que "no estaba en condiciones de dar nombres en este momento". Y repitió: "Podemos presentar a un hombre o a una mujer", zanjó.

Otro alto cargo del Gobierno señaló a Público los motivos de por qué tanto misterio: "Ese tipo de candidaturas no conviene anunciarlas hasta que los apoyos en Europa estén atadas y bien atadas porque son muy peligrosas", argumenta sin querer confirmar ni desmentir tampoco el nombre de De Guindos. En el aire todavía se respira el recuerdo de cuando el titular de Economía perdió, en 2015, la Presidencia del Eurogrupo pese a haber estado como favorito en las quinielas de la UE frente a Dijsselbloem. Aun así, esta fuente consultada asegura no temer una crisis de Gobierno porque, dice, "cuando es por algo bueno no se ve como una crisis ni como un motivo de inestabilidad". 

"¿Por qué se vende ahora y por qué se vende con pérdidas? Alguien podría pensar que ha sido moneda de cambio, ahora que está en juego el puesto de vicepresidente del BCE", sostiene el PSOE

Aun sin asumir su salida oficialmente, el ministro de Economía parece estar tomando medidas para ganar puntos en esa dirección. Al menos, así lo considera la oposición, que cree que la privatización "a la baja" -como denunció Unidos Podemos- de Bankia es un "intercambio". "¿Por qué se vende ahora y por qué se vende con pérdidas? Alguien podría pensar que ha sido una moneda de cambio, o de intercambio para lograr objetivos distintos, precisamente, ahora que está en juego el puesto de vicepresidente del BCE", le criticó el portavoz de Presupuestos del PSOE en el Congreso, Javier Lasarte.

Mientras tanto, Moncloa calla. Todas las fuentes consultadas se niegan a especular sobre posibles sustitutos de De Guindos en el Ejecutivo de Rajoy: "Eso sólo lo sabe el presidente y es inútil especular al respecto", esgrimen. Pero el presidente no podrá hacerlo mucho más tiempo. El puesto de vicepresidente del Banco Central Europeo no quedará vacante hasta el 1 de mayo, cuando el portugués Vítor Constancio deje dicho cargo. Sin embargo, las candidaturas tendrá que dilucidarlas el Eurogrupo en febrero. Haya o no haya aún gobierno formado en Catalunya, el presidente tendrá, entonces, que mojarse.

DISPLAY CONNECTORS, SL.