Publicado: 23.11.2016 12:40 |Actualizado: 23.11.2016 17:10

Báñez ignora las estadísticas: "Nadie en España cobra menos de 655 euros porque sería ilegal" 

La minisitra de Empleo responde a Alberto Garzón sobre la precariedad negando que se cobre menos del salario mínimo por una jornada completa. En España, 3,7 millones de asalariados gana menos de 300 euros al mes y casi 1,7 millones de ocupados trabajan a tiempo parcial por no encontrar un empleo a tiempo completo. 

Publicidad
Media: 2.13
Votos: 8
Comentarios:
La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, acompañada por el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, momentos antes de comparecer en la Comisión del Pacto de Toledo. EFE/Paco Campos

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, acompañada por el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, momentos antes de comparecer en la Comisión del Pacto de Toledo. EFE/Paco Campos

@JairoExtre

MADRID.- La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha vuelto a ignorar las estadísticas de empleo. Al menos las que no le interesan. En la sesión de control, la ministra ha asegurado que "nadie con una jornada laboral completa cobra por debajo del salario mínimo (655,2 euros al mes) porque sería ilegal".

Báñez ha respondido así al diputado de Unidos Podemos y coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, que le ha preguntado por las acciones que el Gobierno está poniendo en marcha para combatir la precariedad laboral. En su réplica, Garzón aseguró que la reforma laboral del PP pretendía "desguazar el empleo" y "extender la precariedad", y añadía que “hoy casi uno de cada dos españoles ingresa menos de 900 euros y casi uno de cada tres ingresa menos de 300 euros”. "Me imagino que usted es consciente de que es imposible formar y sostener una familia con 300 euros al mes", ha expuesto Garzón.



Báñez, en su respuesta ha insistido en que en España un trabajador a jornada completa cobra como mínimo 655 euros "y si alguien ingresa 300 euros al mes es porque tiene ingresos tributarios, trabaja sólo algunos días al mes o tiene ingresos o rentas por esa cantidad". Báñez ha pedido rigor para "no confundir las encuestas de salarios con las encuestas de ingresos tributarios". La ministra no ha mentido, pero ha ignorado un detalle fundamental: la mayoría de la gente que trabaja por horas, a tiempo parcial, preferiría no hacerlo.

1,7 millones de españoles trabajan por horas aunque no quieran

La última Encuesta de Población Activa, de octubre, cifraba en casi 1,7 millones los ocupados que trabajan en España a tiempo parcial por no encontrar un empleo a tiempo completo. El porcentaje de parcialidad involuntaria subió más de un punto en este trimestre llegando al 61,3%.

Según Eurostat, en mayo eran 1,5 millones de trabajadores los que sufrían el subempleo, un 54,2% del total de asalariados por horas. Esta tasa de empleo involuntario por horas supone más del doble de la media de la Unión Europea, que está en torno al 22%. España está entre los puestos de cabeza en este indicador de precariedad laboral.

3,7 millones de españoles cobran menos de 300 euros

Por otra parte, según los datos publicados por la Agencia Tributaria el pasado octubre, esos a los que la ministra ha pedido diferenciar de las estadísticas salariales, 3.694.852 de trabajadores cobraba menos de 300 euros en 2014, medio millón de personas más que en 2008, cuando estalló la crisis económica.

Pocas horas después de su intervención en el Congreso, la Agencia Tributaria publicaba el informe con los mismo datos pero del años 2015, arrojando que casi seis millones de asalariados cobraron el salario mínimo o menos. En torno a 3,7 millones de trabajadores ─uno de cada cinco─ cobró menos de la mitad del salario mínimo en 2015, es decir, menos de 1.835 euros al año. El repunte no es muy elevado respecto al año anterior, pero la cifra y la tendencia alcista siguen siendo una realidad que Báñez prefiere esconder detrás de otras estadísticas. 

En total, al inicio de la crisis, el 16% de los asalariados (19.310.627) cobraba menos de 300 euros, siete años más tarde y con 2,5 millones de trabajadores menos (16.899.024) el porcentaje de este colectivo subía al 22%. Y lo más preocupante es la edad de esos trabajadores. Casi un millón de los que cobraban en 2014 menos de 300 euros tenía una edad comprendida entre los 26 y los 35 años. En 2008, los asalariados más precarios se daba en el grupo más joven de 18 a 25 años, que sumaba 908.773 trabajadores.