Publicado: 02.11.2015 11:24 |Actualizado: 02.11.2015 11:24

Baños, líder de la CUP, ve "poco democrático" que el PP trate de retrasar un pleno del Parlament

Además, Baños reitera la negativa a votar favorablemente la investidura de Artur Mas y precisa que "hay más nombres que se pueden poner encima de la mesa".

Publicidad
Media: 3
Votos: 1
Comentarios:
El candidato a la presidencia de la Generalitat por la CUP, Antonio Baños, interviene en el acto político que se celebra esta noche en Cornellà de Llobregat (Barcelona), de cara a las elecciones del 27S. EFFE/Toni Albir

Antonio Baños, presidente de la CUP en el Parlament. EFE/Toni Albir

BARCELONA.- El presidente de la CUP en el Parlament, Antonio Baños, ha afirmado este lunes que ve "muy poco democrático" y "una posición de debilidad" que el PP trate de retrasar el pleno del Parlament previsto para aprobar la declaración en que se insta a iniciar la "desconexión" de Catalunya con España.

En unas declaraciones a RNE, Antonio Baños ha lamentado que "el PP utilice el filibusterismo" parlamentario para retrasar con argucias formales que se celebre un pleno de la cámara legislativa catalana, y también que el pasado domingo anunciara la posibilidad de presentar un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional.



"Un pleno es el lugar más democrático para que tengan lugar los debates y, que trate de impedirlo, evidencia una posición de debilidad política", ha añadido Baños, que ha dado por hecho, sin embargo, que el pleno va a acabar celebrándose y que la declaración consensuada entre Junts pel Sí y su grupo será aprobada.

Después de reiterar que la CUP mantiene su negativa a votar favorablemente la investidura de Artur Mas, porque "esto ya lo teníamos decidido antes de la campaña" y "no nos hemos movido ni un milímetro en este asunto", Baños ha precisado que "hay más nombres que se pueden poner encima de la mesa".

Según el presidente del grupo parlamentario de la CUP, en una negociación todos tienen que hacer "movimientos" y esto incluye la posibilidad de que Junts pel Sí los empiece a hacer "en este asunto".

Ha dejado claro que la CUP no quiere que tengan que celebrarse otras elecciones catalanas ante la imposibilidad de elegir a un nuevo presidente, y ha señalado que hasta el último día de plazo, que es el 9 de enero, "pueden pasar muchas cosas".