Publicado: 16.11.2013 14:26 |Actualizado: 16.11.2013 14:26

Barberá: "Creí a Urdangarin cuando me dijo que era una entidad sin ánimo de lucro"

La alcaldesa de Valencia admite que se reunió con él por recomendación de Samaranch, y que sus ideas le parecieron positivas, pero que no dio instrucciones para contratar los congresos por los que el yerno del rey se embolsó 3

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha reconocido este sábado ante el juez instructor del 'caso Nóos', José Castro, que se reunió con Iñaki Urdangarin antes de la celebración de los congresos Valencia Summit(2004, 2005 y 2006) por los que el Instituto Nóos se embolsó más de 3 millones de euros de dinero público. Lo hizo por recomendación del entonces presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Juan Antonio Samaranch. Las ideas del duque de Palma le parecieron "positivas", y le creyó cuando le dijo que Nóos era una entidad sin ánimo de lucro.

Pero Barberá, que compareció ante el juez en calidad de testigo, negó haber mantenido reunión alguna con Urdangarin en el Palacio de la Zarzuela para poner en marcha los congresos Valencia Summit de 2004 y 2005, en contra de lo afirmado por Diego Torres, exsocio del duque, quien sostiene que ese encuentro existió y que fue con ellos tres más Francisco Camps, entonces presidente de la Comunidad valenciana.

También niega haber ordenado, presionado o dado instrucciones para que se produjese la firma de los convenios Valencia Summit, aunque le habló al yerno del rey de las entidades Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia (Cacsa) y Fundación Turismo Valencia Convention Bureau, que fueron las que firmaron los proyectos.

Barberá se ha pronunciado así en su declaración como testigo ante Castro, que se ha prolongado durante algo más de una hora. La primera edil, quien estaba citada a las 12 horas, ha llegado a Ciudad de la Justicia de Valencia sobre las 11.30 y ha entrado por una puerta diferente a la principal, con lo que ha evitado a las decenas de periodistas y manifestantes que le esperaban, entre los que estaba un grupo de 'iaioflautas' y miembros del 15-M, quienes gritaban 'lladres' y 'corruptes'.

Tras su comparecencia sí que ha accedido a atender a los medios de comunicación, aunque también había salido por una puerta distinta a la principal. Barberá, quien en su comparecencia judicial ha respondido a las preguntas formuladas por todas las partes, ha reconocido que mantuvo hasta tres encuentros con el duque de Palma, según han informado fuentes jurídicas, quienes han concretado que durante el interrogatorio no se le ha interrumpido en ningún momento para advertirle de que podía ser imputada en la causa.

Barberá ha explicado que accedió a reunirse con Urdangarin tras una recomendación del entonces presidente del Comité Olímpico Internacional (COI) Juan Antonio Samaranch, quien le dijo que sería "bueno" que Valencia acogiera "unas jornadas o unos acontecimientos" para la proyección la ciudad, coincidiendo con la America's Cup. Se refería, ha dicho, a actos "de carácter turístico, cultural y deportivo".

Así, ha indicado que Samaranch le comentó que Urdangarin "tenía capacidad" para organizar este tipo de eventos, y le señaló que a éste le gustaría "que le escuchara". Por este motivo, ambos mantuvieron un primer encuentro , en el que el duque le expuso "una serie de ideas" pero no le transmitió un proyecto concreto.

Estas ideas -ha agregado- le parecieron "positivas" para la ciudad, con lo que le pidió que las concretara en un proyecto y le dijo que había dos entidades en cuyo objeto social estaba la promoción de Valencia: la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia (Cacsa) y Fundación Turismo Valencia Convention Bureau -en la que el Ayuntamiento está representado "en minoría", ha aclarado-. Luego los expertos valoraron este proyecto y "les pareció bien", ha agregado.

En ese encuentro, la primera edil ha explicado que el Duque le señaló que podía organizar estas jornadas y actividades para promocionar Valencia con una entidad sin ánimo de lucro, "y yo lógicamente me creo que es una entidad sin ánimo de lucro, abiertamente", ha dicho. En este sentido, al ser preguntada por si se consideró engañada por Urdangarin, ha respondido: "yo he dicho que me creí que era una entidad sin ánimo de lucro". "¿Si me engañó Urdangarin? He dicho que me creí que era una entidad sin ánimo de lucro"

A partir de ahí, ha afirmado que ella ya no participa en nada más en relación con los Valencia Summit, ni en materia de organización ni de decisión "ni de llamar a nadie, de dar ninguna instrucción, ni presionar ni ordenar ni nada", ha apostillado en declaraciones a los periodistas. "Y ahí se acaba mi papel. Luego voy a inaugurar (los actos)", ha apostillado.

Otro de los encuentros que ha reconocido que mantuvo con el duque de Palma fue en su despacho, sobre el que ha indicado que no recordaba el motivo; y el tercero fue en una comida en Valencia, "en la que se hablaba sobre los Juegos Europeos, pero yo no sabía lo que era ni nada, y estaba allí porque si se pensaban celebrar en Valencia...". "Yo esa comida ni la organicé ni pagué nada", ha aseverado.

Así, la primera edil ha negado que mantuviera ningún encuentro en Zarzuela con Iñaki Urdangarin para preparar y organizar los Valencia Summit, y también ha dicho que no le facilitó ninguna lista con posibles financiadores o patrocinadores. Lo "único" que le dio fue los nombres de Cacsa y de Valencia Convention Bureu, ha reiterado. Esta tarde está previsto que declaren tres testigos más, en unas declaraciones que se retomarán a las 17 horas.

El juez Castro advirtió en su momento indicios de varios delitos en la actuación de Barberá, por lo que pidió al Tribunal Superior de Justicia de Valencia, ante quien está aforada, que la citará a declarar como imputada. Sin embargo, el alto tribunal valenciano no compartió la tesis del instructor y no apreció indicios delictivos en la actuación de la alcaldesa.