Publicado: 13.05.2014 18:29 |Actualizado: 13.05.2014 18:29

Barberá denuncia "el caldo de cultivo de radicalidad" en el que se ha producido el asesinato de Carrasco

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha afirmado este martes que el asesinato de la presidenta de la Diputación de León y presidenta del PP en esta provincia, Isabel Carrasco, es un "tema aislado" porque "se trata de un tema personal", pero ha destacado que se ha producido "en un caldo de cultivo de radicalidad y de violencia" que se ha de "frenar" para "recuperar la capacidad de convivencia".

"Esta barbaridad de asesinato no tenemos que vincularlo a nada más que a un hecho aislado, desde luego, al parecer una venganza, un problema personal, pero se está produciendo en un clima de violencia social y en un clima de radicalidad que todo el mundo estamos viendo que va creciendo en espiral", ha planteado tras la concentración silenciosa celebrada al mediodía ante el Ayuntamiento de Valencia en señal de duelo por la muerte de Carrasco.

Barberá, que ha estado acompañada en este acto por diversos miembros de su equipo de gobierno y por ediles de la oposición, ha señalado que cuando conoció la noticia del asesinato de la presidenta de la Diputación de León tuvo "sentimientos de estupor, de horror, de dolor, de consternación, de condena y, evidentemente, de condolencia y de pesar". "Fueron momentos tremendos en mi cabeza y en mi alma. Habían matado a tiros en la calle a una ciudadana que se dedica a la política, que sirve a su pueblo, que era compañera del PP, a una persona fuerte, valiente y comprometida", ha manifestado la primera edil, a la vez que ha condenado una "barbaridad" que "nos ha conmovido a todos".

Asimismo, la responsable municipal ha explicado que tras conocer el suceso telefoneó al alcalde de León, Emilio Gutiérrez, y al presidente de la Diputación de Zamora, Fernando Martínez, para transmitirles "el pesar y sentimiento en nombre de todos los valencianos" y pedirles que los trasladaran "a toda la familia popular, especialmente, a los populares de León".

Rita Barberá ha aseverado tras ello que "ante ese clima de violencia la sociedad tiene que unirse". En esta línea, ha considerado que se han de "unir los grupos políticos y las instituciones, para poner freno a ese clima de radicalidad que nada tiene que ver ni con libertades de expresión ni con libertades de información".

La responsable municipal ha instado a los grupos políticos y a las instituciones a "poner ese freno siempre de la mano de la ley y bajo el paraguas del Estado de Derecho". En este contexto ha pedido parar mensajes como los que "ayer y hoy hemos podido leer en las redes sociales" tras el asesinato de Carrasco, en su opinión, "una apología e instigación del crimen, de la violencia y de la muerte".

Así, ha preguntado "cómo se puede consentir que alguien diga públicamente que se alegra, que es lo que tenía que hacer y que se iba a tomar cañas, por ejemplo" y ha censurado los "miles de mensajes fuera de la humanidad y de los sentimientos de respeto" y las "auténticas barbaridades de violencia" vistas. Barberá ha apuntado que esto "tendría que estar tipificado de alguna manera en el Código Penal" para penalizarlo.

"Tenemos que unirnos los grupos políticos y las instituciones e ir con la ley en la mano para no confundir lo que son amenazas verbales, escritas o a tiros con pluralidades políticas", ha insistido, a la vez que ha reiterado la necesidad de "rebajar el clima de radicalidad y de violencia para convivir y recuperar el espíritu de la Transición" y "para que en política estemos trabajando como adversarios y no como enemigos".


http://www.quoners.es/debate/quien-crees-que-es-el-principal-culpable-del-ambiente-de-radicalidad-que-se-respira