Publicado: 25.01.2016 13:07 |Actualizado: 25.01.2016 18:16

Barcelona en Comú impulsará una confluencia de izquierdas estable
en Catalunya

La formación de Ada Colau quiere consolidar el "espacio político del cambio" tras los éxitos conseguidos en las elecciones municipales y en las generales. El proceso se desarrollará en los próximos meses y culminará con una asamblea constituyente

Publicidad
Media: 3.86
Votos: 14
Comentarios:
Los líderes de Barcelona en Comú, Ada Colau (2d) y Xavier Domènech (2i), a su llegada a la rueda de prensa que ha ofrecido hoy su formación para hacer balance del 2015 y comentar el contexto político actual. EFE/Andreu Dalmau

Los líderes de Barcelona en Comú, Ada Colau (2d) y Xavier Domènech (2i), a su llegada a la rueda de prensa que ha ofrecido hoy su formación para hacer balance del 2015 y comentar el contexto político actual. EFE/Andreu Dalmau

BARCELONA.— Tras la victoria de Barcelona en Comú en las elecciones municipales del 24 de mayo y el triunfo de En Comú Podem en las generales del 20 de diciembre, la formación liderada por Ada Colau quiere consolidar a nivel catalán el espacio político de las confluencias de izquierda. En una rueda de prensa de balance del primer año de vida de Barcelona en Comú, la alcaldesa de Barcelona ha anunciado que ya ha empezado el debate interno para impulsar este espacio y que la idea es culminar el proceso con la celebración de una asamblea constituyente. El debate se desarrollará durante los próximos meses y tiene que servir, según Colau, para tejer una "organización política en la que haya un claro protagonismo ciudadano y tenga la defensa de los derechos básicos y el bien común como prioridades".

La idea seria construir a nivel catalán un espacio que "vaya más allá de las siglas y de las coaliciones, pero en el que todos se sientan cómodos y sumen", ha apuntado Colau. El modelo seria el que ya se utilizó en su día para crear las confluencias de Barcelona en Comú —en la que participan Guanyem, ICV, EUiA, Podem y Procés Constituent— y En Comú Podem —que aglutinó a los mismos actores con la excepción de Procés Constituent— sin cuotas especificas para los partidos y con una marcada voluntad “ciudadanista”.



El debate se ha iniciado en Barcelona en Comú, pero según Colau el resto de organizaciones también "han constatado" que es necesaria la articulación del "espacio político del cambio", tras los exitosos resultados del 24-M y el 20-D. Tanto para Colau como para Xavier Domènech, el cabeza de lista de En Comú Podem y también presente en la rueda de prensa, el último ciclo electoral ha demostrado que "el cambio político ha venido para quedarse" y que había "mucha gente esperando un espacio político como este, con mucha participación ciudadana".

La rueda de prensa también ha servido para hacer balance de la corta trayectoria de Barcelona en Comú, que justo nació hace un año, meses después de la presentación de Guanyem, su embrión. Cuatro meses más tarde, Barcelona en Comú se imponía en las elecciones municipales y Ada Colau se convertía en la primera alcaldesa de la capital catalana.

Domènech: "Esperamos que el PSOE escoja una alternativa al servicio de las clases populares y no una coalición al servicio de la Troika"

La formación municipalista renunció a implicarse en las elecciones catalanas del 27 de setiembre —y no se sumó a Catalunya Sí Que es Pot, la confluencia de ICV, EUiA y Podem, que sólo sumó 11 diputados autonómicos—. En cambio, sí que participó en los comicios generales del 20 de diciembre, liderando En Comú Podem, que con 12 escaños y el 25% de los votos se convirtió en la fuerza más votada en Catalunya. Y ahora la intención es que este espacio tenga una presencia estable en Catalunya.

Domènech lamenta que "no exista" negociación con el PSOE

El líder de En Comú Podem, Xavier Domènech, se ha encargado de hablar del futuro gobierno español y ha proclamado que "estamos ya en disposición de construir una alternativa de país", y en este sentido ha lamentado que ahora mismo "no exista" una negociación con el PSOE para formar un ejecutivo. Domènech ha respondido a la presidenta andaluza, Susana Díaz, diciéndole que para sentarse a negociar "no puede existir ninguna línea roja" y, por lo tanto, su apuesta por el referéndum no puede ser un argumento del PSOE para no negociar con Podemos.

"Nosotros hicimos una propuesta al PSOE y estamos esperando respuesta. Esperamos que sea positiva y en la actual disyuntiva el PSOE escoja una alternativa al servicio de las clases populares y no una coalición al servicio de la Troika", ha declarado Domènech en referencia a la oferta que el viernes Pablo Iglesias hizo a a Pedro Sánchez. El dirigente catalán también ha comentado que le gustaría que el PSC "ayudara" a debatir con el PSOE para la formación de un gobierno estatal.

Etiquetas