Publicado: 27.04.2015 09:07 |Actualizado: 27.04.2015 09:07

Barcelona En Comú se reivindica pionera de tiempos de cambio en toda España

Íñigo Errejón y Gerardo Pisarello pronostican que 2015 será un año excepcional, en el que las ciudades recuperarán las instituciones para sus vecinos.

Publicidad
Media: 2.33
Votos: 3
Comentarios:
BeC

Asistentes a la presentación del programa de Barcelona en Comú, en Nou Barris (Barcelona) / MARC LOZANO

BARCELONA.- Barcelona ha protagonizado muchas veces el inicio de procesos constituyentes y ahora nos encontramos ante la posibilidad de abrir un nuevo tiempo de cambio. Este es el mensaje que han querido transmitir este domingo los impulsores de Barcelona En Comú, la candidatura que encabeza Ada Colau para gobernar el Ayuntamiento de la capital catalana.

Las elecciones del 24 mayo han de ser, según ellos, “la punta de lanza del cambio democrático y social”, no sólo en Barcelona, sino también en Catalunya y España. Para explicarlo han contado con la significativa participación del secretario político de Podemos, Íñigo Errejón, en un nuevo acto multitudinario en Cotxeres de Sants, junto a Xavier Domènech, de Procés Constituent, Gerardo Pisarello y Laura Pérez Castaño, números dos y nueve de la candidatura. Ada Colau, cuyo liderazgo es sin duda un factor clave de la iniciativa municipalista, no se ha dirigido a los asistentes.



Han querido dejar claro que no cuestionan ninguno de los avances sociales y democráticos conseguidos en otro tiempo, pero que las instituciones viejas no dan más de sí.

“Que no intenten enfrentarnos con quienes lucharon antes, porque eran nuestra gente”, ha insistido Errejón, que ha exhibido su dominio de la lengua catalana durante buena parte de su discurso. Ha recordado a quienes consiguieron recuperar el derecho a elegir representantes en las instituciones. “Es importante que se pueda votar, pero para que haya democracia es importante vivir sin miedo”, ha dicho, sin temor al desempleo, el desahucio, el corte de luz, la pobreza…

Gerardo Pisarello también ha reclamado “lealtad” con las “mujeres y hombres que ya cambiaron la ciudad”, y ha recordado que muchos de ellos vinieron de fuera de Catalunya. Vinieron de Andalucía, ha recordado, pero también de Marruecos, de América Latina, de Bangladesh…

Barcelona En Comú presentó este domingo por la mañana en la Plaça Àngel Pestaña, en Nou Barris, su programa para la ciudad, elaborado, indican, con la participación de 5.000 personas. Por la tarde convocó a sus seguidores en Sants. “Son barrios como éstos los que traen consigo los cambios de verdad”, ha asegurado Pisarello. “Nuestra gran obra”, ha anunciado, “consistirá en hacer posible la creación de centenares de pequeños equipamientos para la gente”.

El historiador Xavier Domènech, del Procés Constituent, ha recordado como la mejor Barcelona la que reivindicaban dirigentes obreros, como Salvador Seguí, que explicaba que la educación y la cultura debían colocarse por encima de todo; la que consiguió con una huelga general la jornada de 8 horas de trabajo para toda España, la que en 1951 sacó a 300.000 personas a la calle con la famosa huelga de tranvías. Ha señalado el municipalismo como el espacio en el que se pueden ofrecer alternativas concretas para la mejora de las condiciones de vida de la gente y en el que se puede construir la democracia económica, un objetivo que según él, ha de estar “al principio y al final de la revolución democrática.

Laura Pérez Castaño, número 9 de la lista de Barcelona En Comú, ha arremetido contra las lógicas de exclusión. “La vieja política seguirá siendo vieja si es patriarcal”, ha asegurado, al tiempo que destacaba el protagonismo de las candidatas a concejal en una lista con la que esperan convertir a Ada Colau en la primera alcaldesa de la capital catalana. “Nunca más un mundo sin nosotras”, ha concluido.