Publicado: 01.09.2015 16:41 |Actualizado: 01.09.2015 16:41

Barcelona creará un registro
de familias que quieran acoger refugiados

Gerardo Pisarello ha asegurado que el Ayuntamiento ha recibido ofertas de familias para ayudar tanto con alojamiento como con otros recursos a los refugiados, por lo que han apostado por "canalizar las energías de la sociedad civil".

Publicidad
Media: 5
Votos: 3
Comentarios:
Ada Colau./ EUROPA PRESS

Ada Colau./ EUROPA PRESS

BARCELONA, 1 Sep. (EUROPA PRESS) -

El primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello, ha anunciado este martes que el Ayuntamiento hará un registro de familias que se ofrezcan a acoger refugiados y a prestarles otras ayudas, y ha pedido al Gobierno central más recursos en este ámbito y que los distribuya a las ciudades.

En declaraciones a los periodistas tras reunirse junto a la alcaldesa, Ada Colau, con entidades especializadas en acogida y asilo, Pisarello ha asegurado que el Ayuntamiento ha recibido ofertas de familias para ayudar tanto con alojamiento como con otros recursos a los refugiados, por lo que han apostado por "canalizar las energías de la sociedad civil".



Ha remarcado que el consistorio llevará a cabo un censo de las personas que se han ofrecido a colaborar, algo que considera que se puede hacer de muchas formas, entre las que figura el alojamiento, ya que es un asunto "que interpela a todos los ciudadanos" Preguntado por los periodistas sobre si el Ayuntamiento ofrecerá viviendas a los refugiados, Pisarello ha dicho que se debe estudiar el tema y ser "muy cuidadoso", y ha señalado que acogerlos podría beneficiar a otros municipios, como los que no tienen suficiente demanda en las escuelas.

Descentralizar recursos

Ha pedido al Gobierno central que descentralice los recursos en este ámbito y que sean las ciudades quienes los administren, y ha advertido de "cierta opacidad" en la gestión de estos fondos por parte del Estado.

"El Estado ha recibido en los últimos años centenares de millones, que ha destinado al control de fronteras. Pedimos que los destine a resolver la situación de personas refugiadas en situación de vulnerabilidad", ha reclamado Pisarello.

Asegura que transmitirán al Gobierno central la "situación de colapso" de los servicios y entidades y la precariedad en la que viven muchos refugiados, y ha defendido que el Estado debería ser más proactivo en este ámbito para defender los derechos humanos.

El Ayuntamiento también se pondrá en contacto con la Generalitat para abordar el asunto -tiene prevista una reunión con el Fons Català de Cooperació- y con los partidos municipales en la oposición.

Red de ciudades

Pisarello ha asegurado que el Ayuntamiento trabajará para crear una red de ciudades a nivel metropolitano, estatal y europeo "para que puedan afrontar conjuntamente este tipo de políticas", y ha citado a Sabadell, Sant Feliu de Llobregat (Barcelona), Madrid y Valencia, que asegura que se han mostrado interesados.

El teniente de alcalde ha garantizado que el consistorio reforzará las estructuras y servicios de la primera acogida, con más abogados, intérpretes, mediadores y ayudas al alojamiento, entre otros recursos.

El Ayuntamiento ya ha reforzado con 200.000 euros el Servicio de Atención a Inmigrantes, Emigrantes y Refugiados (Saier) para tratar de paliar la situación de "colapso" en unos servicios que el año pasado atendieron 728 peticiones de asilo.

"Sin comprometernos de forma demagógica a hacer cosas imposibles, haremos todo los que podamos"

Pisarello ha avisado de que no se trata de un tema de caridad, sino de un derecho reconocido al asilo, y ha defendido la necesidad de impulsar medidas estables y a largo plazo y no sólo "soluciones de un momento para calmar las conciencias".

"Sin comprometernos de forma demagógica a hacer cosas imposibles, haremos todo los que podamos", ha garantizado Pisarello, que ha descartado que se impulsen medidas similares a la cooperación entre Barcelona y Sarajevo a principio de la década de 1990 -cuando la ciudad bosnia se convirtió en el Distrito 11 de la capital catalana- porque la situación es muy distinta.