Publicado: 17.11.2016 12:50 |Actualizado: 17.11.2016 12:57

Barcelona investiga si FCC falseó datos de la recogida de basura para aumentar ingresos

El fraude en 2014 podría ascender hasta los 800,000 euros y las irregularidades se centran en los residuos destinados al reciclaje de plástico y los muebles y trastos viejos, llamados "voluminosos".

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:
Barcelona investiga si FCC falseó datos de recogida de basura / FCC

Barcelona investiga si FCC falseó datos de recogida de basura / FCC

BARCELONA. - El Ayuntamiento de Barcelona ha analizado este jueves en su Comisión de Gobierno el supuesto fraude del grupo FCC que podría haber falseado datos de la gestión del servicio de limpieza diaria y retirada de residuos urbanos que presta en la ciudad para presuntamente incrementar irregularmente sus ingresos, según explicaron fuentes municipales.



En concreto, el Consistorio analizará si la Delegación en Barcelona de FCC supuestamente facturó servicios no realizados y manipuló datos de la recogida de residuos, mezclándolos, para no superar unos tramos por los que cobraría menos, defraudando así en 2014 unos 800.000 euros, según desvela el diario El País en su edición de este jueves.

De hecho, el Ayuntamiento ya ha elevado el caso a la Fiscalía General del Estado. "Ante la gravedad de los hechos, hemos llevado el caso a la Fiscalía", anuncia el teniente de alcaldía de Derechos de Ciudadanía, Transparencia y Participación, Jaume Asens, a través de su cuenta en Twitter.

Por su parte, un portavoz de FCC se ha limitado a decir que la empresa ha abierto una investigación para comprobar los hechos denunciados. Según la información publicada por el periódico, las irregularidades se centran en los residuos destinados al reciclaje -plástico, tetrabriks...- y los muebles y trastos viejos, llamados "voluminosos", por los que la empresa cobra según un sistema de tramos.

El sistema de cobro implica que el Ayuntamiento paga menos por tonelada a medida que el volumen de recogida de residuos crece, por lo que se puede dar el caso de que, al saltar un tramo por un escaso margen, FCC acabe ingresando menos dinero si no se hubiera sobrepasado ese límite.

Según algunos correos a los que ha tenido acceso el periódico, algunos responsables de FCC maniobraban para no saltarse algún tramo de toneladas recogidas y evitar así pérdidas para la empresa.

Para ello, en ocasiones se llegaron a mezclar residuos para el reciclado con desechos sin reciclar, llamados "de rechazo", con el objeto de que toda la carga pasara como si fuera basura de este último tipo

Fuentes del Ayuntamiento de Barcelona han explicado que el tema se tratará esta mañana en la Comisión de gobierno del consistorio y que posteriormente los tenientes de alcalde Jaume Asens y Janet Sanz darán explicaciones sobre la decisión tomada por los responsables municipales.