Publicado: 22.06.2014 08:00 |Actualizado: 22.06.2014 08:00

Barcelona marcha hoy contra la "corrupta y caduca" monarquía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Más de veinte partidos, sindicatos y entidades catalanas de izquierda han convocado para este domingo una manifestación en Barcelona que pedirá el fin de la monarquía, a la que acusan de ser una institución "antidemocrática y caduca" que ha contribuido a consolidar una oligarquía económica y un régimen centralista.

Los portavoces del colectivo, Rosa Cañadell y Carles Riera, reivindicaron esta semana la importancia de marchar contra una institución "agotada" que una gran parte de catalanes no están dispuestos a aceptar, por lo que pidieron participar en la manifestación bajo el lema "Cap pacte, cap rei. El poble català decideix" ("Ningún pacto, ningún rey. El pueblo catalán decide").

La manifestación está convocada a las 11.30 horas en la plaza Universitat y acabará en la de Sant Jaume, y entre los impulsores están ERC, ICV-EUiA, CUP y sus respectivas juventudes; Procés Constituent; la Intersindical-CSC; el Sindicat d'Estudiants dels Països Catalans (SEPC); la Comissió Internacional de Ciutadans Europeus (ICEC); Treballadors per la Independència -sectorial de la ANC- y Sobirania i Progrés.

Rosa Cañadell sostuvo que la monarquía contraviene principios básicos de la democracia porque vulnera la igualdad de derechos y deberes de todos los ciudadanos ante la ley, y lamentó los millones de euros del erario público que cuesta mantener la institución.

"Esta monarquía nos cuesta una cantidad de dinero que en un momento de crisis es casi escandaloso. Ha amasado una gran fortuna, se codea con dictadores de todo el mundo y la corrupción campa en toda la institución", deploró, por lo que pidió pasar página y avanzar hacia un modelo que priorice los derechos sociales y nacionales.

Cañadell recordó también que Juan Carlos I fue nombrado por Francisco Franco, y sostuvo que la verdadera restauración tras el franquismo hubiese sido reinstaurar la República: "La dictadura no acaba con el dictador. No hay una real ruptura democrática, sino una continuidad de estructuras y personas del antiguo sistema".

Carles Riera explicó que la manifestación reivindicará también el derecho a decidir de los catalanes para que puedan expresar "libremente" su decisión sobre el futuro político, y para exigir que eso se haga únicamente a través de una consulta, no de cualquier otro mecanismo o pacto.

"Ni renunciamos ni renunciaremos nunca al derecho a decidir, que debe ejercerse mediante una consulta democrática", según él, y alertó de que ningún pacto político puede sustituir la necesidad de que los catalanes voten.