Publicado: 09.08.2015 18:44 |Actualizado: 09.08.2015 18:44

Barcelona tendrá plan de
Memoria Histórica 

El nuevo comisionado propone dedicar una calle de la ciudad  a Frederica Montseny, la primera mujer ministra española, 

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:
Efectos de los bombardeos del 30 de enero de 1938 sobre Barcelona. ARXIU HISTÒRIC DE LA CIUTAT

Efectos de los bombardeos del 30 de enero de 1938 sobre Barcelona. ARXIU HISTÒRIC DE LA CIUTAT

BARCELONA.- La ciudad de Barcelona contará con un plan global de actuación municipal de Memoria Histórica para toda la legislatura, en el que se incluirá "el reconocimiento del dolor y los hechos" que supusieron los bombardeos de 1938 por parte de la aviación italiana, en su 80 aniversario.

Así lo ha explicado el comisionado de Proyectos Estratégicos y Memoria Histórica de Barcelona, Xavier Domènech, una de cuyas primeras actuaciones fue retirar el busto del rey Juan Carlos del Salón de Plenos del consistorio, al considerar que no cumplía la ley ya que el rey es Felipe VI desde hace más de un año.



Para la creación del plan de Memoria Histórica, Domènech se propone "dialogar con entidades de la ciudad" sobre el nomenclátor, la simbología existente en las calles, diversas conmemoraciones, como la de los bombardeos de 1938, y el futuro de espacios históricos como el Castillo de Montjuïc.

El objetivo del nuevo gobierno municipal es hacer partícipes de las decisiones sobre estos temas a las entidades vecinales y culturales barcelonesas, incluidos los responsables museísticos, ha precisado el comisionado.

Vista aérea de Barcelona, 17 de marzo de 1938. ARCHIVIO MILITARE DELL'AERONAUTICA ITALIANA

Vista aérea de Barcelona, 17 de marzo de 1938. ARCHIVIO MILITARE DELL'AERONAUTICA ITALIANA

Sin embargo, sus primeras decisiones han provocado malestar, por una parte, en el PP, por la retirada del busto del rey Juan Carlos, y, por otra, en los vecinos de Nou Barris, al anunciarse que se iba a trasladar la estatua de la II República al llamado popularmente "lápiz", el monumento existente en la confluencia del paseo de Gràcia con la avenida Diagonal, donde se encontraba originariamente. Desde hace años, la estatua de la II República está ubicada en la rotonda de la plaza Lluchmajor de Nou Barris, donde los vecinos la consideran suya y donde creen que debe permanecer.

Domènech ha indicado que, efectivamente, la estatua no se tocará de ese distrito de tradición obrera y que se ha decidido fabricar una réplica para la ubicación del paseo de Gracia.

"Fueron bombardeos crueles, integrales, despiadados"

En cuanto a la conmemoración de los bombardeos aéreos de marzo de 1938, que fueron los primeros en Europa sobre la población civil y supusieron más de mil muertos y unos dos mil heridos, el comisionado ha informado de que se trabajará un calendario de actividades en el que también participarán ciudades italianas y japonesas, como Hiroshima y Nagasaki. "Fueron bombardeos crueles, integrales, despiadados, que querían crear el infierno en la tierra y así fue para los habitantes de Barcelona", recuerda el comisionado.

Entre las 22:00 horas del 16 de marzo de 1938 y las 15:20 del 18, el bombardeo duró 41 horas y supuso doce ataques masivos, con el lanzamiento indiscriminado de 44 toneladas de explosivos sobre la población barcelonesa, con intervalos de tres horas. La aviación italiana bombardeó Barcelona con la técnica denominada "por saturación": cuando los equipos de rescate se adentraban en la zona bombardeada para auxiliar a las víctimas, los aviones volvían a bombardear, causando más dolor y daños personales.

"La reacción que causaron los bombardeos, a nivel diplomático, fue enorme -recuerda Domènech, también profesor de Historia de la UAB-, e incluso el embajador alemán en España informó a Berlín de que quizás los italianos se habían excedido, además de protestas del gobierno de Estados Unidos y del Vaticano".

El nuevo comisionado de Memoria Histórica tiene muy claro qué cambios quiere impulsar en el nomenclátor de la ciudad, en el que pretende una mayor presencia de mujeres, como el de la primera mujer ministra española, Frederica Montseny, mientras que en casos como el del Castillo de Montjuïc reconoce que "hay que estudiar y se necesita un trabajo específico".

"Es el espacio más complejo", creado para defender la ciudad en 1641 y, sin embargo, "escenario de represión", como las ejecuciones del pedagogo Francesc Ferrer i Guardia y del president de la Generalitat republicana Lluís Companys, y prisión para políticos e incluso historiadores, como Hilari Raguer, apunta el comisario, que se propone abordar el futuro del Castillo "a partir de septiembre".