Publicado: 15.04.2014 13:10 |Actualizado: 15.04.2014 13:10

Bárcenas, castigado 140 días sin paseos en la cárcel por enfrentarse a guardias civiles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Instituciones Penitenciarias ha sancionado al extesorero del PP Luis Bárcenas a 140 días sin paseos en el patio de su módulo de la prisión madrileña de Soto del Real tras haber recibido un expediente disciplinario por un incidente que tuvo con varios miembros de la Guardia Civil.

El extesorero del PP tenía que ser trasladado al hospital en un furgón policial junto a otros presos. Y en el trayecto tenía que ir esposado con las manos a la espalda, como marca el reglamento. Pero cuando los guardias civiles fueron a ponerle los grilletes, él se negó y discutió con ellos, según han explicado a Público fuentes de la Guardia Civil, incidente por el que los agentes hicieron un parte que le costó la sanción.

"Se puso chulo y borde", según la versión de los agentes que fueron a esposarle y que han transmitido los hechos a sus responsables de la Asociación Unificada de Guardia Civil (AUGC). El guardia le informó de que es un detenido más y Bárcenas contestó con la "típica respuesta": "¿Usted sabe con quién está hablando?". 

"No es cualquiera, pero es un preso más", explica Juan Antonio Delgado, secretario general de Comunicación de la AUGC. "Se pensaba que le íbamos a dar un trato de prioridad. Pero cuando el guardia fue a ponerle los grilletes él se puso agresivo", añade el agente. "Tiene que cumplir la ley como todos los demás. Hay que ajustarse a las medidas de seguridad que están para todos. Y este igual se pensaba que le iba a llamar Rajoy"

El furgón que le trasladaba a él y otros cuatro internos paró en el último control antes de salir de la cárcel y Bárcenas dijo que no quería ir al hospital y deseaba volver a su celda, según recoge Europa Press. Una vez allí, el extesorero del PP fue informado de que esa acción era motivo de un parte disciplinario y pidió ver al médico del centro penitenciario para denunciar al Guardia Civil. "Junta las dos muñecas a la altura de mi cara de forma amenazante y con voz fuerte alega: esta lesión que tengo, me la ha hecho la Guardia Civil", relata el parte.