Público
Público

Bárcenas niega que tuviera un "poder omnímodo" en el PP para lucrarse y robar en la caja B

La abogada de la esposa del extesorero del PP pide  su absolución al alegar que delegaba todos los asuntos económicos y fiscales en su marido y que firmaba todo lo que él le daba.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Imagen del monitor instalado en la sala de prensa de la Audiencia Nacional de la declaración del extesorero del PP Luis Bárcenas en juicio del caso Gürtel. EFE/Emilio Naranjo

El abogado Joaquín Ruiz de Infante ha pedido este lunes en el juicio del caso Gürtel la absolución del extesorero del PP Luis Bárcenas por no participar en la trama corrupta influyendo en autoridades, pues no tenía "poder omnímodo en el PP", ni llevarse dinero de una caja B del partido. "No se llevó ni una sola peseta de esa contabilidad", ha dicho.

La Fiscalía pide 39 años de prisión para Bárcenas, que se ha personado en el juicio que se celebra en la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares (Madrid) sobre la primera época de actividades de la trama Gürtel (1999-2005) para seguir el informe final de su abogado, lo que ha hecho sentado en el banquillo junto a su esposa, la también acusada Rosalía Iglesias, que se enfrenta a una solicitud de 24 años de cárcel.

Ruiz de Infante se ha opuesto a la petición de las acusaciones de una sentencia ejemplar pues "no cabe" una resolución solo "para que la sociedad se sienta satisfecha" y ha reclamado que sea "proporcional" a unos hechos que, a su juicio, debían haber sido, en todo caso, juzgados respecto a Bárcenas al margen de la trama de Correa, con la que ha insistido que no tiene nada que ver.

El Ministerio Público asegura que parte de los fondos del extesorero 'popular' fueron "obtenidos por Correa, pero también por su intermediación en adjudicaciones públicas, al margen de Correa, y por la sustracción de fondos de la caja B" del PP, o de la "contabilidad extrancontable", como la denominó el extesorero durante su declaración, y que llegó a esconder entorno a cuatro millones de euros que nunca se han conseguido intervenir.

"Mi cliente no se ha llevado ni una sola peseta de esa contabilidad", ha enfatizado Ruiz de Infante, al mismo tiempo que ha precisado que el dinero en distintas cuentas helvéticas son "ingresos" (en los que llegó a tener 48,2 millones de euros en 2007), "una realidad que es pura matemática".

Sobre los delitos de fiscales que se le atribuyen, su abogado ha hecho hincapié en que "gran parte" de ellos están "prescritos" y ha recordado que el juez instructor del Tribunal Superior de Justicia de Madrid Antonio Pedreira archivó la causa con respecto al extesorero.

Asimismo, ha destacado que la pieza separada que se está investigando sobre la existencia de una caja b PP nace a raíz del reconocimiento por parte del extesorero de sus anotaciones manuscritas conocidos como los 'Papeles de Bárcenas'. "Si las acusaciones siguen diciendo que es un mentiroso, vamos a tener un problema (*) En 11 declaraciones a lo largo de todos los procedimientos está diciendo la verdad".

Durante su extensa intervención, el abogado ha arremetido contra los investigadores de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional, a los que ha reprochado lanzar acusaciones sin "contrastar". En este sentido, ha defendido que Bárcenas no tiene ninguna responsabilidad en las adjudicaciones públicas a las empresas del líder de la red corrupta, Francisco Correa, ya que no tenía ninguna "atribución política" para tomar decisiones al respecto.

Por otro lado, ha reprochado a Correa que haya pactado con la Fiscalía una atenuante de su pena a cambio de confesar datos de especial interés en la causa cuando, a su juicio, no ha dicho nada. El líder de la Gürtel desveló en su declaración que algunas constructoras recurrieron a sus servicios para que mediase por ellas ante los Ministerios de Fomento y Medio Ambiente a cambio de comisiones de entre el dos y tres por ciento abonadas a Bárcenas.

Su mujer firmaba todo lo que él le daba

También ha intervenido en esta sesión del juicio  la abogada Marta Giménez-Cassina, en defensa Rosalía Iglesias, para quien ha pedido la absolución de al alegar que delegaba todos los asuntos económicos y fiscales en su marido, el también acusado Luis Bárcenas, extesorero del PP, y que firmaba todo lo que él le daba.

La Fiscalía pide 24 años de prisión para Rosalía Iglesias, exempleada del PP, al considerarla cooperadora de los delitos relacionados con el supuesto enriquecimiento ilícito del matrimonio y le atribuye tratar de justificar un ingreso de 560.000 euros en una cuenta de Caja Madrid en 2006 como ganancias de la compraventa de cuadros con un documento falsificado.

La letrada de Rosalía Iglesias ha asegurado que su defendida carece de formación para operaciones económicas y financieras y que eran "unos asuntos que delegaba en su marido".

Ha añadido que algunos fondos del matrimonio procedían no de comisiones de la trama ni de la sustracción de dinero de una supuesta caja B del PP sino de los negocios que Bárcenas ya tenía antes de ostentar sus cargos en el partido y de operaciones de compraventa de arte, que según la abogada no son falsas como mantienen las acusaciones.

También ha pedido hoy la absolución por falta de pruebas de su representado el abogado del exdiputado del PP por Segovia Jesús Merino, para quien la Fiscalía pide tres años y nueve meses de prisión por recibir supuestamente 317.810 euros de la red Gürtel de presuntas comisiones por adjudicaciones de obras públicas en Castilla y León a determinadas empresas.

Igualmente ha reclamado la absolución de su defendido el abogado de Ángel Sanchís Herrero, hijo del también acusado Ángel Sanchís Perales, extesorero de Alianza Popular, que se enfrentan a peticiones de seis y ocho años de cárcel, respectivamente, por ayudar supuestamente a Bárcenas a ocultar su fortuna en Suiza. 

Bárcenas y su esposa renuncian a la última palabra en el juicio del caso Gürtel

De otro lado, el extesorero del PP y su esposa han comunicado en el juicio del caso Gürtel que renuncian al derecho a su última palabra con lo cual podrán ausentarse de la vista sin necesidad de esperar a que terminen los informes de todos los acusados.

Los magistrados que componen la Sala tienen la previsión de que el juicio pueda quedar visto para sentencia el viernes próximo tras la última palabra de los acusados que quieran ejercer el derecho a la misma.