Publicado: 28.03.2014 13:45 |Actualizado: 28.03.2014 13:45

Los barones del PP rechazan un pacto Rajoy-Mas sobre financiación para frenar la consulta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las alarmas se han vuelto a disparar hoy en las comunidades autónomas por las noticias que aseguran que el presidente del Gobierno estaría dispuesto a pactar con Artur Mas la financiación de Catalunya a cambio de frenar la hoja de ruta soberanista de la Generalitat. Concretamente, el titular de portada de El Mundo informando de que "Rajoy ofrecerá a Mas mejorar la financiación para Catalunya" ha despertado el fantasma de la posibilidad planteada por la presidenta del PP de Catalunya, Alicia Sánchez-Camacho, el pasado mes de octubre en una reunión de la dirección nacional del partido a la que, por cierto, no ha vuelto a ser invitada, al menos, públicamente.

Ya entonces, los 'barones' conservadores salieron en tromba a responder a la líder catalana —y por extensión a Mariano Rajoy, del cual se aventuró que Sánchez-Camacho tenía el beneplácito para lanzar su propuesta— y, rechazando la propuesta, advirtieron de que nunca aceptarían una medida así, sino una reforma del sistema de financiación autonómica que beneficiase los catalanes, sí, pero en la misma medida que al resto de autonomías.

Ningún dirigente del PP concebiría un pacto con las autonómicas a las puertas

En la misma línea se ha pronunciado hoy la consejera de Hacienda de Castilla y León, Pilar del Olmo. Además de considerar "un error" la posibilidad de un pacto bilateral Estado-Catalunya sobre financiación —que, sin embargo, nadie del Gobierno confirma a la espera de que se pronuncie al final de la mañana la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros—, la responsable de las cuentas de Castilla y León ha asegurado entender con esta información que si el Ejecutivo "ofrece más fondos" a Catalunya será porque habrá más fondos también para las otras dieciséis comunidades y así se reflejará en el nuevo sistema que habrá de estar listo para 2015. Por su parte, la Generalitat ha desmentido que exista oferta de pacto alguna en este sentido por parte de Rajoy a Mas y, además, el conseller de Presidencia del Govern, Francesc Homs, ha advertido de que, si así lo pretendiera el Ejecutivo, la consulta soberanista prevista para el 9 de noviembre no se frenaría porque "no es intercambiable" por nada.

En el PP descartan que Rajoy vaya a ofrecer un pacto bilateral a la Generalitat sobre la financiación catalana, pero insistirá en que es posible mejorar la situación actual de sus cuentas, aunque siempre en el marco de la negociación sobre la reforma del sistema de financiación autonómica que el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas debe iniciar este año en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), el órgano que reúne a los responsables de Hacienda del Gobierno central y las comunidades. Ningún barón —pero tampoco ningún dirigente del PP— concebiría un acuerdo Estado-Generalitat al margen del resto de autonomías, además, con las elecciones autonómicas a la vuelta de la esquina (2015) y las encuestas del PP "tiritando", ilustran los consultados.

El martes 8 de abril se debate en el Congreso de los Diputados la propuesta del Parlament para que el Gobierno transfiera a la Generalitat la competencia para convocar la consulta soberanista, que será rechazada por la PP y el PSOE. Rajoy no ha decidido aún si será él quien defienda la posición del partido que sustenta al Ejecutivo, aunque, lo haga o no, pretende implicarse a fondo en el texto del discurso, que también podría ser expuesto por la vicepresidenta, según los conservadores. En cualquier caso, en el PP creen que esta posición será "igual de firme que siempre" en cuanto al rechazo a la consulta y a las reivindicaciones independentistas de Mas; los conservadores advierten, además, de que cuentan con el aval de la resolución del Tribunal Constitucional, que ha declarado ilegal la declaración soberanista del Parlament.