Publicado: 25.06.2014 10:33 |Actualizado: 25.06.2014 10:33

Barreiro admite reuniones con el delegado de Vendex, pero sigue negando haber recibido pagos de la empresa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Es difícilmente creíble que un concejal de la oposición reciba un soborno para que deje de criticar a una empresa". Así se ha defendido hoy, en una entrevista en Los Desayunos de TVE, el número uno del PP en el Senado y mano derecha del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, José Manuel Barreiro ha justificado su inocencia tras la información conocida ayer que le implicaría en el caso Pokemon.

Según constató el Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de Vigilancia Aduanera de Galicia, en un informe sobre su participación en la citada trama, Barreiro habría recibido en mayo de 2011 5.000 euros de la empresa Vendex para que frenara una campaña del PP gallego contra el proyecto de la ORA en ayuntamientos gobernados por PSOE o BNG y que gestionaba dicha compañía. El portavoz de los conservadores y presidente del PP de Lugo esgrime, sin embargo, que en aquella época él era simplemente "un concejal de la oposición", por lo que considera "difícilmente creíble" que pueda haber recibido tal soborno.

No obstante, sí ha reconocido haber mantenido varias reuniones con el delegado de la empresa ("igual que con otros [dirigentes de otras empresas], esgrimió") y que éste siempre le manifestó las quejas de Vendex por la oposición del PP. "Pero ni esta ni ninguna otra empresa jamás me ofreció absolutamente nada", repitió.

"Es rotundamente falso que esa empresa ni ninguna otra me haya remitido esa cantidad", insistió Barreiro durante la entrevista, en la que criticó haberse enterado por los medios de comunicación de la existencia del documento que le implica en la trama corrupta. Además, ha anunciado que pondrá en marcha "todas las actuaciones judiciales que puedan establecerse" contra todo aquel que intente "manchar" su honor. También lamentó encontrarse en situación de "indefensión": "Yo no puedo entablar ningún tipo de actividad judicial porque yo no he sido llamado por la jueza, ni como imputado ni como testigo", argumentó.

Preguntado sobre la sensación generalizada de que casi todo el PP gallego está relacionado con el caso Pokemon, Barreiro defendió que la trama no sólo salpica al PP, sino también al PSOE y se mostró convencido de que ello no tendrá repercusiones electorales en las próximas municipales y autonómicas de 2015, a pesar de reconocer que la corrupción sí pudo afectar al resultado de las pasadas europeas. "Yo confío en que no tenga repercusiones electorales porque la actuación del (presidente de la Xunta, Alberto Núñez) Feijóo ha sido y es un referente en el ámbito nacional", aventuró. "Mi partido siempre actúa con arreglo a la ley", defendió también.

Y abogó por "insistir en la pedagogía" como solución para recuperar a sus votantes perdidos el pasado 25 de mayo: "Este país está saliendo adelante como consecuencia de las reformas del Gobierno de Rajoy, pero a lo mejor no lo hemos explicado con suficiente claridad", concluyó.