Publicado: 11.11.2016 21:04 |Actualizado: 11.11.2016 21:04

Las bases de Podemos en Aragón avalan alejarse del PSOE para “construir un espacio de cambio”

Casi el 60% de la militancia apoya el documento político propuesto por Pablo Echenique, que constata un acercamiento de los socialistas al PP y descarta cualquier posibilidad de formar una coalición

Publicidad
Media: 3.78
Votos: 9
Comentarios:
El secretario general de Podemos Aragón, Pablo Echenique, este viernes en la sede de la formación en Zaragoza con el equipo que impulsó el documento ‘Lurte’.

El secretario general de Podemos Aragón, Pablo Echenique, este viernes en la sede de la formación en Zaragoza con el equipo que impulsó el documento ‘Lurte’.

ZARAGOZA .- “El Gobierno de Aragón se está acercando al PP, y eso supone un alejamiento de las posiciones de Podemos”, resume el secretario general de la formación morada en Aragón, Pablo Echenique, que este viernes vio como la militancia avalaba de manera mayoritaria el documento político que impulsa con otros 20 militantes y cargos del partido.

Lurte –“avalancha”, en aragonés-, que obtuvo el respaldo de 1.450 de los 2.525 inscritos en Podemos Aragón que votaron en el proceso, aboga por “seguir construyendo un espacio de cambio político en Aragón, liderado por Podemos”, que lleve a “un movimiento popular en el que los aparatos cedan el espacio a la sociedad”, explicó Echenique.



Esa nueva hoja de ruta incluye, además de plantear la recuperación de derechos para los aragoneses y de la “soberanía económica” para la comunidad con reivindicaciones como el pago de la deuda histórica -7.500 millones- del Estado, un replanteamiento de las relaciones con el PSOE y con el Gobierno autonómico que preside Javier Lambán.

“Hay que acabar ya con la política de fotos y de teatro que ha llevado a cabo el Gobierno de Aragón en estos quince meses” en los que “es una evidencia que ha llevado a cabo un proceso de acercamiento al PP” que “tiene que tener una traducción en el tablero político de Aragón”, señaló Echenique. Tras la votación, Podemos descarta formalmente cualquier posibilidad –caso de que existiera en la práctica- de entrar en el ejecutivo autonómico PSOE-Cha.

El primer escenario del alejamiento

Uno de los primeros asuntos en los que se visibilizará ese alejamiento de Podemos y el PSOE será en la tramitación de los presupuestos de la comunidad.

El Gobierno de Javier Lambán ve viable presentar su proyecto antes de que acabe el año -siempre que haya cuentas estatales- y con, a priori y oficialmente, la premisa de plantear como único escenario para aprobarlos que reciban el apoyo del resto de los partidos de la izquierda: su socio Cha, que sigue en el ejecutivo tras aprobarlo su Comité Nazional; Izquierda Unida, que dio por roto el acuerdo de investidura tras allanar los socialistas la presidencia estatal a Mariano Rajoy y por la falta de apoyo del PSOE a Zaragoza en Común en el ayuntamiento de la capital, y Podemos, partidario de negociar las cifras y la normativa punto por punto una vez que la propuesta inicial llegue a las Cortes, pero no antes.

El secretario general de Podemos Aragón, Pablo Echenique, charla con los diputados autonómicos Itxaso Cabrera y Nacho Escartín.

El secretario general de Podemos Aragón, Pablo Echenique, charla con los diputados autonómicos Itxaso Cabrera y Nacho Escartín.

La premisa del PSOE aragonés de sacar los presupuestos con la izquierda –pese a lo tormentoso de sus relaciones - o no sacarlas -a pesar de las ofertas de consenso del PP, cuyas expectativas van cuadrando- abre un espacio de incertidumbre política en el que cabe desde la prórroga de las cuentas actuales a la disolución de las Cortes para convocar, por primera vez en Aragón, elecciones anticipadas.

Podemos negocia en Baleares y Valencia y habla en Castilla-La Mancha

En ninguna comunidad es tan tensa e incierta la relación entre Podemos y el PSOE como en Aragón. Los primeros han mostrado su apoyo a los proyectos de presupuestos en otras comunidades gobernadas por los segundos, como Baleares, cuyos diputados votaron no a Rajoy, y Valencia, donde lo hace en coalición con Compromís. Mientras tanto, el ejecutivo de Emiliano García-Page mantiene abiertas las negociaciones con la formación morada para sacar adelante sus cuentas en Castilla-La Mancha, mientras en Extremadura, donde Fernández Vara aprobó los del año pasado con el centro-derecha, PP y C’s rechazaron hace unos días la reunión a cuatro bandas para consensuarlos que propuso Podemos.

Por el contrario, y dejando al margen la situación de Susana Díaz, apoyada por C’s en Andalucía, el aragonés Lambán y el asturiano Javier Fernández, presidente de la gestora del PSOE federal, son, a fecha de hoy, los presidentes autonómicos socialistas que mayor incertidumbre afrontan en el marco presupuestario. Ninguno de ellos ha presentado el proyecto y ambos han hecho llamamientos a Podemos e IU para consensuarlos. Sin embargo, las consecuencias de la abstención de los socialistas en la investidura de Rajoy dificulta el acercamiento en ambos territorios.