Publicado: 02.07.2016 14:45 |Actualizado: 02.07.2016 14:45

Batet (PSC) cree que el PP se benefició del "miedo" a un Gobierno de Podemos

La candidata del PSC a las generales admite que los resultados socialistas fueron "malos"

Publicidad
Media: 1
Votos: 2
Comentarios:
La candidata del PSC a las generales, Meritxell Batet,/ EP

La candidata del PSC a las generales, Meritxell Batet,/ EP

BARCELONA.- La candidata del PSC a las generales, Meritxell Batet, ha considerado que el PP se ha beneficiado en las últimas elecciones generales del "miedo" a un Gobierno encabezado por Podemos para reforzar su primera posición.

En su discurso en el Consell Nacional del PSC, ha lamentado que el PP salga de las elecciones más fuerte y en mejores condiciones para seguir gobernando, y ha considerado que los populares no han conseguido más apoyos pero "sí les ha servido el miedo a que hubiera un gobierno de Podemos".



Según ella, la perspectiva de que Podemos fuese la alternativa "asegura la victoria de la derecha", y ha sostenido que la idea de acabar con el bipartidismo tiene como efecto la fractura de la izquierda y a "perpetuar a la derecha" en el gobierno.

También ha cargado contra la actitud de Podemos tras las elecciones por 20-D por, según ella, querer unos nuevos comicios por cuestiones partidistas para superar al PSOE: "No lo consiguió. No lo dudé nunca".

Batet ha cuestionado la falta de sentido del momento político que, a su parecer, tuvo el partido de Pablo Iglesias, y ha señalado que "se perdió una oportunidad que hoy es más lejana" de conformar una alternativa de cambio.

"Malos resultados"

Batet ha señalado que los resultados en el 26-J para los socialistas han sido "malos" y que es fundamental reconocerlo para buscar soluciones, y ha resaltado la capacidad de resistencia que ha demostrado el partido que tiene que abrir un proceso de recuperación. Ha lamentado, sobre todo, haber perdido el escaño en la provincia de Lleida por primera vez, pero ha puesto en valor la resistencia socialista ante "16 partidos que se habían puesto de acuerdo" para superarlos.

Batet se ha mostrado convencida de que, pese a que los resultados no han sido los deseados, el PSC "ha reavivado un sentimiento en mucha gente", y ha resaltado que es la tercera fuerza política en Catalunya en número de votos. Ha cifrado en unos 600.000 votos el electorado fiel al PSC, "escaso" para las aspiraciones socialistas de gobernar y transformar, y ha abogado por traducir la alta valoración de las ideas socialdemócratas en votos.

Meritxell Batet ha remarcado que la socialdemocracia catalana y española tiene que construir su camino y tener un debate sereno sobre qué es necesario cambiar, que pase por la "reforma y la transformación de la realidad" para volver a ser una izquierda ganadora e ilusionante.