Publicado: 06.08.2014 16:54 |Actualizado: 06.08.2014 16:54

Bauzá dice que conecta mejor con este rey porque no tiene 70 años como su padre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de Balears se ha metido hoy en un jardín, en un intento de quedar bien con Felipe VI, que ya se encuentra en Mallorca en su habitual visita veraniega a la isla. Para ello, José Ramón Bauzá (PP) ha utilizado una táctica poco afortunada que consiste en atacar al antiguo rey para elogiar al nuevo.

Así, el jefe del Govern balear ha menospreciado la edad de Juan Carlos (70 años) para explicar que la sintonía generacional que le une a Felipe mejora la relación entre ambas instituciones.  "La comunicación es mucho más sencilla y natural entre personas de la misma generación", ha declarado Bauzá. "El punto de vista de una persona de 40 años no es el de una de 70", ha añadido. 

Por su parte, Felipe VI ha garantizado que mantendrá la tradición de su padre para que la familia real pase unos días de veraneo todos los años en Mallorca durante su primera reunión como rey con Bauzá. Felipe ha celebrado esta mañana sus primeras audiencias como monarca a las autoridades baleares en el Palacio de la Almudaina, desde donde ha regresado al Palacio de Marivent para, desde allí, acudir acto seguido a participar en la 33 Copa del Rey de Vela al frente del Aifos, la embarcación de la Armada Española.

Sin concretar las diferencias de forma de ser y de ver la vida que observa entre don Felipe y don Juan Carlos, Bauzá ha reflexionado ante los periodistas, tras la reunión de la Almudaina, que "la comunicación es mucho más sencilla y natural" entre "personas de la misma generación" y él es "prácticamente de la misma quinta" que el Rey. Después de ser recibido durante una hora en el Palacio de la Almudaina por Felipe en el marco de sus primeras audiencias como rey en Mallorca, Bauzá ha explicado que el nuevo monarca ha demostrado estar "absolutamente informado" sobre la realidad de Baleares y ha precisado que ha hablado con él con "mucha naturalidad", porque ambos son "prácticamente de la misma quinta".

Felipe "tiene una agilidad y un dinamismo diferente al de su padre", según Bauzá  Felipe es, según Bauzá, "una persona muy natural y muy sencilla", con la que comparte "inquietudes y forma de pensar" y que en sus primeras semanas de reinado está llevando a cabo un "extraordinario trabajo", que "no puede ser mejor", con "un dinamismo y una agilidad diferente a la de su padre". Según ha argumentado Bauzá, "una persona con 40 años tiene un ritmo vital diferente y una ilusión y unas ganas de trabajar y de abrirse a la sociedad extraordinaria", como ha demostrado el nuevo rey al convertir la habitual cena con las autoridades baleares en la "recepción abierta a la sociedad balear" con dos centenares de invitados que se celebrará mañana en la Almudaina.

El monarca ha transmitido al jefe del Ejecutivo autonómico un mensaje de recuerdo para Mallorca y Baleares de parte de su padre, que se encuentra hoy en Colombia en una visita oficial para representar a España en la toma de posesión del presidente Juan Manuel Santos y que habló ayer con su hijo por teléfono. Asimismo, don Felipe ha adelantado a Bauzá su intención de "encontrar un hueco" en sus obligaciones para acercarse lo antes posible a participar en la 33 Copa del Rey de Vela y, de hecho, nada más concluir sus compromisos en la Almudaina, ha regresado a Marivent para incorporarse acto seguido a esta regata a bordo del Aifos.

El presidente autonómico, muy orgulloso como balear de la determinación de Felipe VI de dar continuidad a la vinculación tradicional de la familia real con el archipiélago, ha elogiado su deseo de "hacer nuevas cosas e imponer su forma de ver y de vivir" al frente de la Corona. También ha destacado que don Felipe conoce Baleares "a la perfección" y está "absolutamente informado" sobre todas las circunstancias, como le ha demostrado en una reunión en la que Bauzá ha defendido la paralización de las prospecciones petrolíferas en aguas del archipiélago y la reforma del sistema de financiación autonómico.

El 'caso Nóos' no fue tratado en la reunión entre Bauzá y Felipe

Junto a la necesidad de mejorar las conexiones aéreas de Baleares, ha expresado al rey estas dos "grandes preocupaciones", frente a unas prospecciones que afectan al turismo y el medio ambiente y un sistema de financiación con el que, según ha afirmado, su Comunidad es "la más perjudicada" junto a Madrid.

El caso Nóos, en el que permanece imputada la infanta Cristina, no ha sido abordado durante este encuentro, según ha asegurado Bauzá, quien ha tratado con el rey, entre otros muchos asuntos, la "buena temporada turística" y los positivos datos de empleo y de reactivación de la inversión extranjera que favorecen la recuperación económica de las islas.

Tras su encuentro con Bauzá, el rey ha recibido a la presidenta del Parlamento balear, Margalida Durán, quien ha ensalzado también el interés y el elevado conocimiento de don Felipe sobre esta Comunidad, y al alcalde de Palma, Mateo Isern, a quien el monarca ha comentado que en esta ciudad se "siente feliz y en casa" y ha confesado que estaba deseando participar en la regata.

Por último, se ha reunido con la presidenta del Consell de Mallorca, María Salom, quien ha agradecido con "satisfacción y orgullo" la "hermosa" declaración en la que el monarca describió ayer la isla como "un trozo de cielo en la tierra", unas palabras que a su juicio "no tienen precio".

La anécdota de la mañana la protagonizó una turista italiana que, durante las audiencias, sufrió una caída en la entrada de la catedral de Palma, frente a la Almudaina, y, para su sorpresa, quien acudió a atenderla, inmediatamente, fue el jefe del Servicio Médico de la Casa del Rey, Miguel Fernández Tapia-Ruano.