Publicado: 21.12.2016 10:09 |Actualizado: 21.12.2016 10:49

Bescansa acusa al Gobierno de "atrincherarse" detrás de la Constitución

La diputada de Podemos denuncia el excesivo uso del veto para impedir la acción legislativa del Congreso de los Diputados y actuar como si tuviera una mayoría absoluta.

Publicidad
Media: 5
Votos: 4
Comentarios:
Carolina Bescansa durante la sesión de control al gobierno del 21 de diciembre / EFE

Carolina Bescansa durante la sesión de control al gobierno del 21 de diciembre / EFE

MADRID. - Sin Rajoy no es lo mismo. La ausencia del presidente del Gobierno, que se ha querido dar el gustazo de presidir una reunión el Consejo de Seguridad de la ONU, condiciona sobremanera la sesión de control al Gobierno de los miércoles. De hecho, la bancada popular a las nueve de la mañana parecía una estepa siberiana por la escasa ocupación de sus escaños.

Sin embargo, la dirigente de Podemos, Carolina Bescansa, ha intentado animar la sesión con su pregunta a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que ha sido la encargada de asumir el puesto de su jefe. Y lo ha logrado, aunque se le ha notado que no es una experta en estas lides parlamentarias. “Ustedes utilizan la Constitución y el artículo 134 como una pala para cavar una trinchera con la que actuar como si tuvieran una mayoría absoluta”, le ha espetado la diputada de la formación morada.

Se refería a la proliferación de los vetos esgrimidos por el Gobierno para intentar paralizar la avalancha de iniciativas legislativas de la oposición desde que ha comenzado la legislatura y que, de momento, ya ha generado varias derrotas parlamentarias para el PP y el Ejecutivo de Rajoy.

La vicepresidenta ha esgrimido que de no utilizar ese recurso se podría dar la situación de que tener que “gastar 15.000 millones de euros que implican las iniciativas presentadas, que es la mitad del dinero que disponen los ministerios”. Un recurso que, ha argumentado, fue utilizado con profusión por los gobiernos de Rodríguez Zapatero.

La vicepresidenta, que se pone muy tensa en cuanto le preguntan desde los escaños de Podemos, respondió a Bescansa afirmando que sus quejas no reponen a la realidad porque ya se han debatido 18 proposiciones de ley en lo que va de legislatura, todas ellas de la oposición.

“Lo que no se puede hacer es gastar sin control”, ha dicho la vicepresidenta antes de pronunciar su corolario, al que es muy aficionada, que lamentablemente no se ha escuchado porque la presidenta de la cámara, muy rigurosa en este trámite, le ha cortado el micrófono al agotar su tiempo.

De forma extraordinaria, Sáenz de Santamaría ha respondido a una segunda pregunta – habitualmente solo atiende a una -, que le ha correspondido al líder de Ciudadanos, Albert Rivera. El dirigente de la formación naranja le ha preguntado por las medidas que está preparando el Gobierno para eliminar los aforamientos de diputados y senadores, medida que considera fundamental para recuperar la credibilidad de la política ante la sociedad. Y de paso le ha recordado que es un punto del pacto entre PP y Ciudadanos, en concreto el número 94.

La vicepresidenta, que no se ha encontrado excesivamente cómoda con esta pregunta del socio de investidura de Rajoy, le ha dicho algo así como que “vale, de acuerdo”, pero hay que ponerse de acuerdo sobre la reforma que hay que hacer, que implica cambiar un par de artículos de la Constitución. Y ya se sabe que para el PP es un asunto muy sensible. “Tenga usted en cuenta que hay más de 2.000 personas aforadas en cargos públicos, más 15.000 de la administración de justicia y 160.000 con aforamiento parcial en los cuerpos y fuerzas de seguridad”.

Si la pregunta de un líder de un grupo parlamentario importante, como es Rivera, a la vicepresidenta del Gobierno es algo extraño en las sesiones de control, más raro ha sido el hecho de que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, le haya planteado una de las preguntas de su grupo al ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro. En concreto, sobre el escándalo de los fraudes tributarios de famosos futbolistas develados por una red de periodistas internacionales.

El responsable de las cuentas públicas no se pone tenso ante Podemos; tampoco ante Iglesias, hasta el punto de que se ha permitido una de sus habituales ironías sobre la “insistencia” de la formación morada sobre esta cuestión – la semana pasada Xavier Domènech le preguntó por lo mismo -. “¿Responde a algo más que la pura afición?, le ha repreguntado Montoro a Iglesias tras asegurar que la Agencia Tributaria investiga a todo el mundo.

El líder de Podemos, que ha usado un tono muy pausado para lo que suele ser habitual en sus intervenciones, le ha reprochado la ocultación de datos sobre “una cuestión extraordinaria; no es lo mismo que el fraude en el mundo de la botánica. Es una mafia internacional para defraudar a las haciendas de varios países”. “¿De qué poderes se trata para que no se hable nada de este escándalo?”, ha planteado Iglesias. Montoro se ha limitado a decir que las investigaciones de la Agencia Tributaria son secretas por ley como en la mayoría de los países. “Si quiere cambiarlo traiga una iniciativa a esta cámara”, ha proclamado.