Publicado: 17.11.2016 09:39 |Actualizado: 17.11.2016 11:33

Bescansa vuelve a visibilizar en el Congreso el problema de la conciliación

La diputada de Podemos, que llevó a su bebé a la Cámara Baja en enero en la apertura de la XI Legislatura, advierte a la reina: "Letizia, si vas a llevar a tus hijas al hemiciclo, prepárate para una campaña de insultos y descalificaciones sin límite".

Publicidad
Media: 4.36
Votos: 11
Comentarios:
La diputada de Podemos Carolina Bescansa, con su bebé, en su escaño del Congreso donde este miércoles se celebra la constitución de las nuevas Cortes Generales./ EFE

La diputada de Podemos Carolina Bescansa, con su bebé, en su escaño del Congreso donde este miércoles se celebra la constitución de las nuevas Cortes Generales./ EFE

MADRID.- Este jueves se celebra el acto formal de apertura de la XII Legislatura presidido por el rey. Será la segunda vez que Felipe VI pronuncie un discurso en el Congreso de los Diputados. La anterior fue el 19 de junio de 2014 con motivo de su proclamación como monarca. Pero el rey no estará solo en el Hemiciclo.  Le acompañarán la reina Letizia y sus dos hijas, la princesa de Asturias y la infanta Sofía.

Un hecho que no ha pasado inadvertido para Carolina Bescansa, secretaria general del grupo parlamentario de Unidos Podemos. Bescansa ha advertido a la reina a través de Twitter de las consecuencias que puede tener el gesto de acudir con sus hijas al Hemiciclo.  "Prepárate para una campaña de insultos y descalificaciones", le avisa Bescansa.



El comentario de Bescansa hace referencia a lo que sucedió cuando ella acudió a la apertura de las Cortes en la fallida XI legislatura el pasado 13 de enero. La diputada de Podemos, madre soltera de dos niños, llevó a su bebé al hemiciclo, le dio de mamar y depositó su voto con el pequeño en brazos. Mientras transcurría la sesión, bajo la presidencia del Congreso de Patxi López, varios diputados de Podemos sostuvieron al bebé en brazos. Fue el caso de Íñigo Errejón o Pablo Iglesias. 

El gesto de Bescansa le acarreó una catatara de críticas e insultos, de los que observaron en su actitud un postureo más que una necesidad o una reivindicación. En primera fila no podía faltar el ya exministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, que consideró “muy lamentable instrumentalizar a los niños con fines políticos”. Incluso, otras diputadas madres como la socialista Carme Chacón no entendieron a Bescansa: "“Francamente, no hacía falta. Me sabe mal porque hay muchas trabajadoras en este país que no pueden hacer esto"

La diputada de Podemos defendió que era “hora de llevar lo que hay en la calle a las instituciones y que esta Cámara se parezca más a nuestro país. Todo el mundo tiene derecho a criar a su hijo como quiera y pueda”. Y desde Podemos añadieron que “hay que favorecer que estas tareas dejen de ser un asunto privado que las mujeres tienen que resolver por su cuenta en la invisibilidad”.

Sin embargo, otros colectivos de apoyo a los derechos de la mujer trabajadora y de apoyo a la lactancia sí apoyaron a Bescansa. Una polémica que reabrió el debate sobre la conciliación y que hoy en día sigue sin resolverse para miles de ciudadanas.