Publicado: 11.01.2016 11:17 |Actualizado: 11.01.2016 11:17

Bildu advierte de que "la bilateralidad es imposible" y apela a dar pasos "propios" en Euskal Herria en 2016

La diputada electa de EH Bildu Marian Beitialarrangoitia ha felicitado a Catalunya por el acuerdo entre la CUP y JxSí, pero no ve "un escenario muy esperanzador en el Estado".

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Beitialarrangoitia cree que, tras lo sucedido en Catalunya, "es una posibilidad más real que pueda haber una gran coalición" en el Estado.- EUROPA PRESS

Beitialarrangoitia cree que, tras lo sucedido en Catalunya, "es una posibilidad más real que pueda haber una gran coalición" en el Estado.- EUROPA PRESS

BILBAO.- La diputada electa de EH Bildu Marian Beitialarrangoitia ha afirmado que en Catalunya no ha quedado "otra vía que la unilateralidad" porque "la bilateralidad con el Estado es imposible". Asimismo, ha defendido que "Euskal Herria tiene que hacer su propio camino", de manera que 2016 sea "el año de los acuerdos y de dar nuestros propios pasos en nuestra propia vía".

En una entrevista concedida a Onda Vasca, ha expresado su felicitación por el acuerdo alcanzado este fin de semana entre JxSí y la CUP porque "el procés era la prioridad principal", aunque ahora "habrá muchas cuestiones sobre las que reflexionar". "En ese nuevo reto, el de construir esa república catalana, desde Euskal Herria Bildu seguirán contando con nuestro apoyo", ha añadido.



Tras recordar que, en la comparecencia de este domingo, el presidente en funciones, Mariano Rajoy, "paralelamente a que dijo que el diálogo es un instrumento, negó toda posibilidad de diálogo", ha insistido en que "el pueblo de Catalunya, igual que el de Euskal Herria, cada vez tiene más claro que una posible bilateralidad con el Estado es imposible" porque "quienes mandan en el Estado siguen empeñados en la imposición".

De este modo, ha remarcado que "no les ha quedado otra vía que la unilateralidad", algo "no deseado", sino "obligado por las circunstancias" en un "escenario muy similar al que nos enfrentamos en Euskal Herria". "No es camino fácil, pero viene a responder a un mandato de las urnas y de la población catalana, a quien nos debemos la representación política", ha agregado.

Pese a "los vaivenes" que se han sufrido en Catalunya, la representante de EH Bildu ha reconocido que "el proceso en sí, que la sociedad catalana apueste por ir a la creación de una república catalana sin esperar a nadie", le parece "envidiable". En cualquier caso, ha precisado que "partimos de realidades diferentes", aunque pueda haber "sinergias porque tienen al mismo Estado negador".

En esta línea, ha afirmado que, si bien "para Euskal Herria Bildu el objetivo es el mismo -la creación de un Estado vasco que se cree desde la izquierda, que tenga la justicia social como base, que nos lleve a una Euskal Herria libre y soberana al 100% y que, además, consiga unas cotas de bienestar en las que todos vivamos bien y orgullosos de estar aquí-, para ese objetivo, Euskal Herria tiene que crear sus propias mayorías, hacer su propio camino, lo tenemos que definir entre todos y echar a andar".

"Evidentemente no es el mismo proceso, no son los mismos pasos, pero sí nos miramos mutuamente", ha asegurado Beitialarrangoitia, que ha reconocido que "aquí no estamos en el mismo momento".

La representante de EH Bildu, que ha defendido que "el único límite es lo que diga la ciudadanía", ha reiterado el "empeño" de la coalición soberanista en "avanzar" porque, a su entender, "2016 debería ser el año de los acuerdos, de avanzar en cotas de soberanía y dar nuestros propios pasos en nuestra propia vía".

Tras considerar que "hay la posibilidad real de articular mayorías" en cuestiones como el derecho a decidir, ha señalado que "los agentes tenemos que aclarar cuáles son nuestras prioridades y los elementos de trabajo".

"La gran coalición"

Por otro lado, ha opinado que, tras lo sucedido en Catalunya, "es una posibilidad más real que pueda haber una gran coalición" en el Estado, en la que "prime la imposición y la negación a Catalunya a poder decidir su futuro".

Según ha indicado, "parece que en España todos poderes fácticos y mediáticos están empujando para que haya ese gran gobierno de coalición en el que, por la defensa de la unidad de España, se apueste por esa vía de imposición y negación que, hasta ahora, ha mantenido el Gobierno español", a la que se podrían sumar "otras fuerzas políticas que, en los últimos tiempos, nos han hablado de diálogo pero, paralelamente, de la negación del derechos a decidir como pueblo".

De este modo, ha dicho no percibir "un escenario muy esperanzador" en el Estado, si bien "otra cosa es lo que en Euskal Herria podamos avanzar" porque "aquí tenemos bastantes más mimbres para avanzar en todos los sentidos".