Público
Público

Blesa: "Hasta ahora no he tenido un juez imparcial"

A la salida de la prisión,  el expresidente de Caja Madrid asegura que desea que se esclarezca lo antes posible su procedimiento judicial, pero con otro magistrado. "Aquí dentro nadie tiene un trato de favor", dice sobre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, ha salido a última hora de la tarde de este jueves de la cárcel de Soto del Real criticando al juez que le envió a prisión, Elpidio José Silva.

'Hasta ahora, no he tenido un juez imparcial', ha dicho Blesa a los periodistas que le esperaban a la salida de la prisión. El banquero ha asegurado que desea que cuanto antes se esclarezcan los casos por los que ha sido encarcelado (el crédito concedido por la caja madrieña al grupo Marsans de Gerardo Díaz Ferrán cuando éste era consejero de la entidad; y la compra de un banco en Florida, por 1.100 millones de dólares). Pero ha agregado que desea que sean otros jueces los que se ocupen del tema. El expresidente de Caja Madrid ha asegurado, además, que no ha recibido ningún trato de favor durante sus dos semanas en Soteo del Real, pues, según ha asegurado, todo el mundo recibe el mismo trato.

'No me arrepiento de nada. Estaba acusado por dos delitos injustamente. Soy el primer interesado en que se esclarezca. Quiero un juez imparcial, que es lo que no he tenido hasta ahora', ha insistido el expresidente de Caja Madrid.

En cuanto a su estancia durante quince días en la prisión, Blesa ha agradecido el 'buen trato recibido' por parte de los funcionarios de Soto del Real y ha negado haber disfrutado de algún tipo de trato de favor. 'A todo en la vida hay que sacarle una enseñanza y esto ha sido una experiencia en la vida', ha resumido en cualquier caso.

A su salida de prisión, una mujer esperaba en la puerta de la cárcel con un cartel en el que denunciaba 'el fraude de las preferentes' y que se ha desgañitado gritándole 'cobarde, cobarde'. Al ser preguntado por los periodistas sobre si se arrepentía por emitir participaciones preferentes durante su mandato al frente de la caja madrileña, el expresidente de Caja Madrid ha recalcado que 'en absoluto'.

También ha hablado el abogado de Blesa, Carlos Aguilar, cuando ha llegado a la prisión para recoger a su defendido.  El letrado ha manifestado a los medios de comunicación congregados en el lugar que estaba sólo parcialmente satisfecho con la decisión del juez Silva porque Blesa ha permanecido 15 días injustamente en prisión y esta circunstancia es difícilmente reparable. Todavía no ha decidido si adoptará medidas contra el instructor del caso.

Blesa ha salido este jueves de prisión, una vez que el juez de Instrucción número 9 de Madrid, Elpidio José Silva, ha decretado su puesta en libertad después de la petición realizada hace unas horas por la Fiscalía. La decisión se produce después de que este miércoles la Audiencia Provincial de Madrid anulara las actuaciones derivadas de la investigación sobre el préstamo de 26,6 millones de euros concedido al expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán cuando era consejero de la entidad.

Aunque Blesa se encuentra en prisión desde el pasado 5 de junio en relación con una pieza separada de esta causa -por la venta del City National Bank de Florida-, tanto la Fiscalía como su defensa solicitaron esta mañana su excarcelación al considerar que era obligada tras la nulidad de la pieza principal.

La Audiencia de Madrid anuló este procedimiento por considerar que el juez Elpidio José Silva, que rechazó inicialmente la querella que originó las actuaciones, lo había reabierto meses después sin un soporte probatorio suficiente. El auto añadía que se atentó además contra el derecho a la intimidad y al secreto de comunicaciones tanto de Blesa como de Díaz Ferrán al ordenar tener acceso al contenido de sus correos electrónicos,

En el escrito presentado por el Ministerio Público ante el Juzgado de Instrucción número 9 de Madrid se solicitaba la puesta en libertad por la 'falta de validez de los nuevos elementos probatorios' invocados por el juez Silva para justificar el ingreso en prisión de Blesa y por la 'falta de legitimación' de Manos Limpias que ejerce la acusación y solicitó la medida cautelar de la prisión provisional.

En todo caso, el propio sindicato Manos Limpias no se ha opuesto a la libertad exigida por la Fiscalía, pese a ser la parte que interesó la prisión condicional que acordó el juez.

El abogado designado por el sindicato ultraderechista, Luis Pineda, hizo  estas declaraciones a las puertas de los Juzgados de Plaza de Castilla, donde el magistrado le ha dado traslado del escrito del fiscal en el que reclama la excarcelación del banquero al considerar que los motivos que la originaron 'han desaparecido' con la anulación de la causa del crédito de 26,6 millones al Grupo Marsans decretada ayer por la Audiencia madrileña.

Según el letrado, Manos Limpias no se va a oponer a la petición del fiscal 'en aras a la inatacabilidad, a la puridad y a que el procedimiento salga adelante, aunque tarde algo más, con absoluta rotundidad y legalidad'.De esta forma, ha opinado (las declaraciones fueron anteriores a la decisión del instructor) que el juez pondrá en libertad 'con inmediatez' a Blesa, ya que ninguna de las partes ha formulado una solicitud en sentido contrario.

Asimismo, ha dicho que piensa pedir una aclaración a la sección 30 de la Audiencia Provincial de Madrid de los autos que emitió ayer en los que acusaba a Silva de hacer del crédito de 26,6 millones de euros al Grupo Marsans de Gerardo Díaz Ferrán una 'causa general en busca de los responsables de la crisis económica general que atravesamos y su castigo'.

'No queremos que nos vuelvan a llevar atrás como si fuera un juego de la oca con una partida amañada', ha resaltado Pineda, que ha añadido que piensan seguir 'jugándola' recurriendo al Tribunal Supremo. Así, ha criticado al tribunal por tardar ocho meses en resolver los recursos que presentaron la Fiscalía y la defensa de Blesa contra las reaperturas de la causa y por anular además su personación como acusación particular en la causa al considerar que no cumplía ninguno de los requisitos para ello ya que, según el abogado, Manos Limpias ejercía la acusación popular.