Público
Público

Bono: "Yo me siento muy querido por mi partido"

El presidente del Congreso niega que el caso de Sor Maravillas le haya distanciado del PSOE.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, se esforzó este viernes en dejar claro que la polémica en torno a la colocación de una placa en honor a la monja sor Maravillas en la Cámara Baja no ha dañado su relación con su partido, el PSOE. Preguntado sobre si la decisión de la Mesa del Congreso de rendir tributo a la santa podría haber ocasionado su descrédito en las filas socialistas, Bono no pudo ser más tajante: 'Yo por mi partido me siento muy querido y apoyado'.

Bono cree haber recuperado la confianza de los suyos, que hace ocho años le negaron la posibilidad de ascender a la secretaría general del partido. Además, supone que se han olvidado del desliz de hace una semana, cuando en un corrillo con varios diputados de la oposición se le escapó que 'en los partidos propios hay mucho hijo de puta', precisamente a raíz del caso Maravillas.

Durante un desayuno informativo de Europa Press, el presidente del Parlamento quiso dar por zanjado el debate. Bono explicó que su voto a favor en esa propuesta del PP se debió a que 'como presidente del Congreso' tiene 'la obligación de un comportamiento institucional' y a que, por lo tanto, no es el portavoz de su grupo, el socialista, manifiestamente contrario al homenaje a la monja.

La decisión final de echar para atrás la iniciativa tuvo que ver, a juicio de Bono, con el hecho de que 'la noticia se apoderó de la opinión pública' y a que, en consecuencia, salieron a la luz pareceres divergentes. 'A mí me parece muy mal poner una placa que pueda molestar a quien habite cotidianamente el hemiciclo', reconoció.

El encuentro también sirvió a Bono para comunicar que ha llegado a la cima de su carrera política y que, por lo tanto, su cargo de presidente del Congreso es “un punto de término”. No es la primera vez que el ex presidente de Castilla-La Mancha anuncia algo parecido. Cuando abandonó su cargo al frente del ministerio de Defensa en la legislatura pasada hizo unas declaraciones idénticas.

El presidente de la Cámara Baja también manifestó sentirse 'cómodo' en su actual cargo pese a las reprobaciones que han supuesto algunas de sus decisiones. La última, la de invitar a famosos a la lectura de la Constitución con motivo del 30 aniversario de la Carta Magna . Sobre este asunto, cree que 'hubiese sido bueno' que personajes como Rafa Nadal o Fernando Alonso hubieran leído el texto, junto a los niños que realizarán finalmente la lectura, aunque ya no lo considera imprescindible toda vez que la elección de esos nombres ha suscitado suspicacias partidistas.

Sobre el texto aprobado en 1978, Bono señaló que 'supuso la victoria de una España abierta sobre una España cerrada, el triunfo claro de la diversidad sobre la uniformidad, del europeismo sobre el aislamiento, de las libertades sobre el autoritarismo y del progreso sobre la desigualdad'. No obstante, no descartó que se puedan realizar modificaciones en lo que se refiere a la sucesión de la Corona.

El presidente del Congreso también mostró su apoyo a una de las iniciativas estrella del Gobierno para esta legislatura: la reforma de la Ley Electoral. A su juicio, esta se debe hacer en todo caso a través del 'consenso' y de 'un acuerdo generalizado' de todas las fuerzas políticas.

Bono no considera que 'el problema' de la ley actual 'sean las listas bloqueadas porque el comportamiento electoral en listas abiertas es prácticamente el mismo' que en las primeras. Él prefiere 'buscar fórmulas combinadas' con algunos 'distritos uninominales' y otros 'distritos más amplios'. De esta forma, considera que se podría hacer que 'los ciudadanos se sientan mucho más cerca de los electores que de las cúpulas partidistas que hacen las candidaturas'. Y es que en su opinión, este último es uno de los defectos del sistema actual.