Publicado: 23.04.2014 13:11 |Actualizado: 23.04.2014 13:11

Botella quiere dar por zanjado el incidente de Aguirre: "Esta polémica ha terminado"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, se ha cansado de gastar más saliva con el incidente que protagonizó la presidenta del PP madrileño, Esperanza Aguirre, con dos agentes de Movilidad y el posterior cruce de declaraciones y versiones entre el Consistorio y la afectada, y ha asegurado que la "polémica ha terminado".

Botella ha visitado este miércoleslas obras del futuro centro deportivo municipal 'Vallehermoso' y a su llegada ha respondido con un escueto "esta polémica ha terminado" al ser preguntada por los periodistas sobre el incidente de Aguirre. "Francamente, ésta es una polémica que ya no da más de sí". "El Ayuntamiento ya ha dicho lo que tenía que decir, porque quien tiene la última palabra es el juez", ha añadido.

Ayer el delegado de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento, Diego Sanjuanbenito, respaldó la versión de los agentes de Movilidad que multaron a Aguirre el pasado 3 de abril, cuando aparcó su vehículo en el carril bus de la Gran Vía. Sanjuanbenito dio por buena la versión de sus agentes, que aseguraron que Aguirre les entregó el permiso de conducir y aportó "numerosos papeles", pero entre ellos no se encontraban ni el permiso de circulación, ni la tarjeta de inspección técnica ni el seguro obligatorio.

La propia Aguirre respondió ayer mismo a esta versión asegurando que esas declaraciones eran "falsas" porque, según fuentes próximas a la presidenta de los populares madrileños, ésta entregó "toda la documentación que le fue solicitada, a excepción de la relativa a la ITV porque su coche es nuevo y, por tanto, no precisa de esa documentación".