Publicado: 25.11.2015 09:37 |Actualizado: 25.11.2015 09:37

Bruselas va recuperando su actividad cotidiana mientras continúa el nivel 4 de alerta por amenaza terrorista

Los centros de enseñanza, el metro y el tranvía volverán a operar gradualmente. Para garantizar la seguridad 300 policías serán desplegados en las escuelas y otros 200 agentes en el metro, según informa el ministro del Interior belga, Jan Jambon.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Un policía custodia la puerta de un colegio e Bruselas. REUTERS/Yves Herman

Un policía custodia la puerta de un colegio e Bruselas. REUTERS/Yves Herman

BRUSELAS.- Las calles de Bruselas van recuperando poco a poco los transeúntes, y los comercios, monumentos y museos van reabriendo sus puertas pese a que se mantiene el máximo nivel de alerta terrorista, mientras las investigaciones sobre la pista belga de los atentados del día 13 en París se van concretando.

En la región de Bruselas se mantiene el nivel 4 de alerta por amenaza terrorista hasta el próximo lunes, aunque los centros de enseñanza y el metro y el tranvía subterráneo volverán a operar gradualmente a partir de este miércoles.

Ello permitirá avanzar en que la ciudad recupere la normalidad después de permanecer medio desierta desde el fin de semana. Para garantizar la seguridad, unos 300 policías serán desplegados en las escuelas y otros 200 agentes en el metro, según el ministro del Interior, Jan Jambon.



La propuesta de la titular de Educación, Joelle Milquet, de habilitar "habitaciones seguras" en los colegios para profesores y alumnos en caso de peligro fue contestada por el alcalde de Bruselas, Yvan Mayeur, quien ha asegurado que "no vamos a construir búnkers en las escuelas" y pidió "evitar la histeria".

Mayeur también ha proclamado que la ciudad "no va a vivir bajo un régimen islamista" y ha defendido la necesidad de la apertura progresiva de estos servicios para recuperar la normalidad. "Si se cierran las escuelas, si se prohíbe la cultura, la práctica del comercio, si se impide a la gente vivir, divertirse, ir a tomar una copa, cenar fuera y todo eso, ¿bajo qué régimen vivimos?", denuncia.

Según Jambon, más vale abrir escuelas y metro "un día más tarde en condiciones seguras, que un día antes de forma improvisada".

Por otra parte, un senador de la N-VA -partido soberanista flamenco en la coalición del Gobierno federal-, Karl Vanlouwe, ha protagonizado protagonizó la primera fractura política desde que estalló la crisis al culpar a los socialistas que gobiernan Bruselas de practicar una "extrema tolerancia", que ha creado "un caldo de cultivo para la intolerancia hacia la sociedad occidental".

La copresidenta del partido ecologista Ecolo, Zakia Khattabi, ha solicitado que el primer ministro, Charles Michel, comparezca en el Parlamento para explicar y realizar un "control democrático" de las medidas tomadas para hacer frente a la crisis.

La investigación sigue avanzando

Bélgica acusó el pasado martes a un quinto hombre por su supuesta participación en los atentados en la capital gala, según informó la Fiscalía, y las autoridades belgas emitieron una orden de arresto internacional y europea contra Mohamed Abrini, de 31 años, quien fue visto con Salah Abdeslam, sospechoso de participar en los atentados de París, dos días antes de los ataques.

La Fiscalía detalló que el 11 de noviembre, sobre las 18.00 GMT, Abdeslam, en busca y captura internacional, fue filmado en una gasolinera de Ressons, en la autovía dirección a París, en compañía de Abrini, quien conducía un Renault Clio que fue utilizado en los atentados de París.

También dio detalles sobre los otros cuatro detenidos por su participación en los atentados y confirmó que Abdeslam fue controlado por la policía francesa en Cambrai, a las 08.10 GMT del sábado en la autovía en dirección a Bruselas, a bordo de un Golf y en compañía de dos personas.

La investigación llevada a cabo en Bélgica permitió la detención el domingo 15 de noviembre de Mohamed Amri, propietario del Golf, y de Hamza Attou, el otro acompañante de Salah en ese trayecto. Ambos están acusados de participar en actividades de un grupo terrorista y asesinatos terroristas.

Salah subió después a bordo de otro vehículo, conducido por Ali O., de 31 años y residente en el distrito bruselense de Molenbeek, quien fue detenido el domingo 22 de noviembre y acusado al día siguiente por su supuesta relación con los atentados.

La instrucción ha permitido asimismo el arresto de Lazez A, de 39 años y residente en Jette, detenido el 19 de noviembre e inculpado por participar en actividades terroristas y asesinatos terroristas. En el registro de su vehículo se encontraron dos armas y restos de sangre. El ministro del Interior, Jan Jambon, prevé "nuevas acciones policiales" en los próximos días "hasta que el asunto esté resuelto".