Publicado: 09.05.2014 00:46 |Actualizado: 09.05.2014 00:46

Podemos busca en Berlín el voto de los 'exiliados económicos'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Unter den Linden, una de las arterias principales de Berlín. Un grupo de españoles empieza a comerse doce uvas. Junto a ellos un cartel de Mariano Rajoy y Angela Merkel besándose. "Vuestro beso", "nuestro exilio". Entre el grupo, una cara conocida, la de Pablo Iglesias. Es el arranque de la campaña electoral de Podemos.

El acto, celebrado ayer a las puertas de la Universidad Humboldt, pretendía ser un símbolo de solidaridad por todos los emigrantes que durante los últimos años lo han tenido que hacer lejos de España a causa de la crisis. La capital alemana ha sido elegida con el objetivo de "diferenciarnos de los partidos que van a empezar la campaña en los hoteles y queríamos tener un recuerdo y un gesto para aquellos de los que nunca se acuerda nadie, los decenas de miles de jóvenes españoles que han tenido que abandonar su casa para buscarse un futuro".

"Queremos decir que no queremos ser una colonia de Alemania, que no queremos ser una colonia del Banco Central Europeo", declaraba más tarde Iglesias en el Aula Magna de la antigua universidad en la que estudió Karl Marx. Ante él, unas 200 personas escuchaban. Destacaba la presencia juvenil, aunque también había presencia más adulta, caras frecuentes en los actos del 15-M y Marea Granate, pero también algún que otro despistado que se encontró con el acto por casualidad.

Ante ellos también hablaron otros representantes de la formación: Esperanza Jubara, estudiante y número 10 de la lista electoral, y Miguel Ángel Martín Blanco, miembro del círculo de Berlín. Este círculo de Podemos es uno de los tres más fuertes que posee la formación en el extranjero, junto con los de Bruselas y Londres. Lleva trabajando desde hace dos meses, realizando asambleas semanalmente.

"Queremos decir que no queremos ser una colonia de Alemania"Según aseguran, unas 15 personas trabajan allí de forma regular, pero, cuentan, la puerta está abierta para ser cruzada por todo aquel que lo desee. Uno de ellos ha sido Rai, un estudiante Erasmus de Trabajo Social. Para él Podemos es una opción "muy interesante, que ha tomado la idea de asambleas del 15-M y la ha llevado hasta el trabajo". Según el joven, es hora de cambiar el biparditismo en el que vive España. "Votar en blanco o abstenerse ya no vale". El problema es que él no podrá hacerlo. No se ha registrado a tiempo en la Embajada española. No es el único. A su lado, Nina y Ainoa se encuentran en la misma situación. En Alemania viven alrededor de 120.000 españoles.

"Nuestro derecho a voto, se convierte en una odisea"Durante el acto se hicieron numerosas referencias a las dificultades para poder votar desde el extranjero. "Cuando queremos ejercer nuestro derecho a voto, se convierte en una odisea", aseguraba Esperanza Jubara.

Según Podemos, la votación desde el exterior de España se redujo en un 95% al comparar los comicios de 2008 con los de 2011, debido a la entrada en vigor de la Ley Orgánica 2/2011 de 28 de Enero, que modificó el régimen electoral general. "Se podría decir que además de un exilio económico, parece que también hay uno político, pues está claro que la gente que está fuera no va a votar a aquellos que les han obligado a irse", argumentaba Jorge Lago, miembro de la Comisión Electoral de Podemos en España.

La última encuesta del CIS ya les da un diputado, pero ellos quieren más. "No nos conformamos con uno, ni con dos ni con tres, podemos dar la sorpresa", aseguraba Pablo Iglesias. Durante su intervención, el candidato hizo un repaso crítico de la historia y de los gobernantes de la Unión Europea. Desde su punto de vista, todo ha ido a peor durante los últimos años. "Tras el 2007, lo que se produjo es una contrarrevolución, la riqueza de los millonarios ha aumentado, el mercado de productos de lujo ha aumentado". 

Entre las preguntas que se realizaron al dar la palabra a los asistentes, se le interrogó a Iglesias por el personalismo que muchos le critican a él y a Podemos. "Podemos no es un partido político, a pesar de que hemos tenido que registrarnos como tal por obligación, Podemos es gente haciendo política, si no es de la gente no sirve para nada".

"No nos conformamos con un diputado, podemos dar la sorpresa"El otro gran asunto que la gente quería conocer era qué va a hacer si consiguen entrar en las instituciones europeas. Algunas de ellas son hacer una auditoría de la deuda y el apoyo a Alexis Tsipras a presidir la Comisión Europea. "Yo me sentiría muy a gusto en el grupo de la izquierda europea".

Para ello, Podemos continuará con la campaña en España para intentar sumar cada vez más votos. En Berlín se quedan los carteles electorales que anoche, a las 00:00, comenzaron a pegar en el barrio berlinés de Neukölln.