Público
Público

C's no quiere restringir la acusación popular y el PP insiste en que es imprescindible para limitar los aforamientos

Ambas formaciones se enzarzan en un debate juridíco en medio de las negociaciones para la investidura de un nuevo presidente en Murcia. 

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:

El secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, en una rueda de prensa. Archivo EFE/J.J. Guillén

Ciudadanos no quiere restringir la acusación popular, como sí exige el PP para el nuevo pacto de Murcia. Los conservadores quieren limitar dicha figura para que los partidos políticos no puedan ejercerla "torticeramente", tal y como adelantó Público, mientras que los naranjas consideran que es una "ocurrencia" de sus socios.

Así se han manifestado esta mañana Rafael Hernando y José Manuel Villegas, respectivamente. El portavoz del Grupo Popular en el Congreso argumentó, en una entrevista en Onda Cero, que su propuesta busca determinar la legitimidad de las personas afectadas que sí tienen derecho a esa acción particular frente a otros que no están afectados y la utilizan "espuria y torticeramente" para eliminar al adversario político. 

Los conservadores respondieron así a la exigencia de C's de eliminar los aforamientos como condición sine qua non para el nuevo acuerdo que busca investir a Fernando López Miras como sustituto de Pedro Antonio Sánchez

El número dos de Ciudadanos, por su parte, ha tildado -en la Cadena Ser- dicha propuesta de "ocurrencia" del PP que, aunque "discutible", debe ir necesariamente ligada a otra reforma previa: la de la Fiscalía. Villegas considera que, para limitar la acusación particular, primero hay que garantizar que el Ministerio de Justicia no pueda influir en los fiscales para que éstos sean totalmente neutrales. 

Además, en C's desligan por completo la posible limitación de la acusación popular de su exigencia -ya firmada en el anterior pacto con Pedro Antonio Sánchez- de reformar el Estatuto de Murcia para eliminar los aforamientos. Para los naranjas, dicha reforma se puede hacer incluso a nivel nacional con una simple reforma exprés, mientras que en Podemos, por ejemplo, prefieren reformar la Constitución y abrir, de paso, otros debates al respecto.

Este punto es precisamente el que aprovecha el PP para negarse a ceder a la petición de C's sobre los aforamientos. Hernando ha asegurado que abrirán el melón de los aforamientos sólo si antes se limita la acusación popular y sólo si ello no implica celebrar un referéndum sobre la Carta Magna. "Es evidente que C's tampoco quiere esto", opinó.

Guerra abierta en Murcia

Mientras ambas formaciones aprovechan la crisis murciana para abrir debates de ámbito nacional, la batalla en la Región sigue abierta. La presidenta de la Asamblea ya ha aceptado al candidato del PP, Fernando López Miras, como candidato a la investidura, pero el nuevo pacto aún no está cerrado.

En este sentido, Hernando ha instado a C's a "fijar un criterio" en cuanto al momento procesal en que un cargo político debe dimitir. "En el Congreso pedían que no se dimita hasta la apertura de juicio oral, mientras que en Murcia planteaban que sí se dimitiera, y en Granada el criterio es el contrario, porque se permite que haya un alcalde socialista que está imputado, cuando al alcalde del PP se le exigió la dimisión", argumentó el portavoz popular para arremeter contra los "criterios a la carta" de C's.

Y es que en el PP siguen insistiendo en que sea la apertura de juicio oral lo que marque la expulsión de un cargo político, mientras que C's siguen fijando la imputación como línea roja

No obstante,  los naranjas han dejado de insistir en que Pedro Antonio Sánchez, tras dimitir como presidente, deje también su escaño en el Parlamento murciano. Ello le haría perder también su aforamiento y a ello se comprometió en su pacto con C's. Un acuerdo que ha cumplido sólo a medias pero que los de Albert Rivera están dispuestos a dejarlo correr. 

Villegas ha manifestado este miércoles que la salida total del exjefe del Ejecutivo sería "lo ideal", pero también ha reconocido que no es una exigencia irrenunciable en el nuevo pacto con López Miras. "Pedro Antonio Sánchez ha dejado la Presidencia, que era el gran escollo", justificó el secretario general de C's. "Murcia debe empezar a pasar página y mirar al presente y al futuro", concluyó.