Publicado: 10.04.2015 11:56 |Actualizado: 10.04.2015 22:56

Camacho dice que la grabación difundida de La Camarga es ilegal y está manipulada

Ha acusado a los grupos de organizar un espectáculo para distraer la atención del objetivo de la comisión de investigar las cuentas en el extranjero de la familia Pujol, a la que no denunció, dice, por falta de pruebas

Publicidad
Media: 4
Votos: 1
Comentarios:
Alicia Sánchez Camacho durante la comparecencia en la comisión. EP

Alicia Sánchez Camacho durante la comparecencia en la comisión. EP

BARCELONA.- La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, ha defendido este viernes que la grabación de su almuerzo con la exnovia de Jordi Pujol Ferrusola Victoria Álvarez fue "ilegal" y estaba manipulada, y ha acusado a los partidos de querer desprestigiarla.

En su intervención inicial ante la comisión parlamentaria del fraude, la evasión fiscal y la corrupción, ha remarcado que la grabación se hizo sin su consentimiento, y ha recordado que en la trama de presunto espionaje hubo otros "espiados", como la vicepresidenta de la Generalitat, Joana Ortega; el expresidente catalán José Montilla, y el conseller Felip Puig.

Además, asegura que la grabación está manipulada porque ha sido "editada" y con el orden de algunas frases cambiado.

En su comparecencia ha asegurado que la única grabación completa está consignada en el juzgado y ni siquiera han tenido acceso las partes personadas en el procedimiento.



Ha lamentado que se filtraran "fragmentos de la supuesta grabación; algunos, editados", ya que, según ella, se cambiaron el orden de las frases y que algunas respuestas no correspondían a las preguntas. "Ustedes han escuchado unos CD que no son los que constan en la judicatura y no constan en el proceso", ha avisado a los diputados.

"¿Ustedes creen que es razonable que se espíe a tanta gente y que la única persona que comparece soy yo?", ha dicho, y ha acusado a los grupos de organizar un espectáculo para distraer la atención del objetivo de la comisión de investigar las cuentas en el extranjero de la familia Pujol.

"¿Ustedes creen que es razonable que se espíe a tanta gente y que la única persona que comparece soy yo?"

Como prueba de que la conversación se grabó ilegalmente, ha esgrimido que la agencia de detectives Método 3 respondió a su demanda con un "allanamiento civil total" en el que reconocía que la grabación fue ilícita y fijaba una indemnización por los daños causados a su persona.
La dirigente popular asegura que, como consecuencia de su comparecencia de este viernes, se dejará de conocer ese encuentro como 'el almuerzo de La Camarga': "Será otra cosa; verán por qué. Hoy bajaremos a las profundidades".

Ha dicho que la grabación difundida entre ella y Victoria Álvarez está manipulada porque ha sido "editada" y con el orden de algunas frases cambiado, y ha precisado que la única grabación completa está consignada en el juzgado y ni siquiera han tenido acceso las partes personadas en el procedimiento.

Camacho ha centrado gran parte de su intervención inicial -leída íntegramente durante una media hora- en explicar por qué no compareció en la Comisión de Asuntos Institucionales del Parlament cuando se la citó por este mismo caso, y ha mostrado un informe de los letrados del partido que argumenta que no estaba obligada.

No denunció a los Pujol por falta de "pruebas"

En su comparecencia en la comisión de investigación del fraude en el Parlament, ha relatado que sus abogados le expusieron que lo que tenía sobre los Pujol tras la comida en La Camarga eran "vaguedades", por lo que no vieron factible que llevarlo ante la justicia.

Camacho se ha defendido así de las acusaciones de ERC, que considera que la líder del PP catalán supo en esa comida, a través de Victoria Álvarez -la exnovia de Jordi Pujol Ferrusola-, que los familiares del expresidente cometían irregularidades y no lo denunció.

Camacho ha explicado que su abogados le dijeron que el único camino para llevar este tema ante la justicia era que la propia Álvarez testificara, ya que los detalles que le reveló a la líder el PP en La Camarga no eran pruebas sólidas.

"La cosas que se me dijeron -en La Camarga- no eran concretas ni definidas en el tiempo", ha sentenciado sobre su conversación con Álvarez, a la que también se ha citado este viernes a comparecer ante la comisión del fraude.

Camacho ha defendido que ni su conversación en La Camarga ni la declaración de Álvarez ante el juez Pablo Ruz fueron claves para investigar a los Pujol, ya que la justicia archivó la declaración de la exnovia de Jordi Pujol Ferrusola.

La líder del PP catalán ha asegurado que en todo momento cumplió con la legalidad y ha sentenciado que, tras la comida en La Camarga, Álvarez no se puso más en contacto con ella.

Violencia machista

Otra de las voces más incisivas con la presidenta del PP en Catalunya ha sido Oriol Amorós, diputado de ERC. Tal y como informa el diario Ara, Amorós reprochó a Camacho haber sido informada de delitos graves en el almuerzo con Victoria Álvarez, incluida la violencia machista: "Usted tuvo información a la comida de la Camarga sobre violencia machista y no hizo nada cuando salió. En cambio, sí que hablaban sobre "darle caña a CiU". Usted tuvo conocimiento de comisión de delitos y no hizo nada. Esto la hace cómplice". 

Camacho ha respondido que ella sólo podía denunciar cosas de las que tuviera pruebas.