Publicado: 10.11.2014 14:08 |Actualizado: 10.11.2014 14:08

Camacho pide "pasar página" tras la "farsa antidemocrática" del 9-N

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, ha abogado este lunes por "pasar página" tras el 9-N, en el que participó "sólo un tercio de los catalanes", aunque ha recordado al presidente catalán, Artur Mas, que la ley tiene sus "garantías y consecuencias" si no se acata.

En rueda de prensa tras el comité de dirección de su partido, la líder de los conservadores catalanes ha señalado que los 2,2 millones de personas que votaron en la consulta "sin controles democráticos" demuestran un "fracaso de participación" y una "farsa" en el que, según su opinión, fue un "acto de precampaña electoral" de CiU, ERC y la CUP. "Vamos a encarar esta nueva etapa en la que el 9-N forma parte del pasado. "El mundo independentista es residual en Catalunya", ha analizado Sánchez-Camacho, quien ha instado a Artur Mas a que empiece a gobernar y a aprobar los presupuestos para "resolver los problemas reales" de los catalanes.

Por otro lado, la secretaria general del PP y presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha dicho que el proceso participativo en Catalunya se hizo "al margen de la legalidad" y, por lo tanto, el Gobierno "actuará en consecuencia".

En declaraciones a los periodistas tras visitar el centro coordinador de emergencias de Castilla-La Mancha, Cospedal ha asegurado que el proceso participativo "carece de validez, no tiene fiabilidad" y el respaldo estuvo "muy por debajo" de lo que algunos pretendían. Para la secretaria general del PP, el "simulacro" de ayer fue "un intento no logrado de vulneración de la soberanía nacional", porque "todos los españoles tienen derecho a decidir" sobre su presente y su futuro. "Y sobre nuestro país (...) pero hay algunos que han tratado de quitarnos este derecho a todos los españoles, aunque no lo han conseguido".

El vicesecretario de Política Local y Autonómica del PP, Javier Arenas, ha destacado hoy que la mayoría de los catalanes "han rechazado el proceso ilegal" que se convocó ayer porque no han aceptado participar en un "simulacro" que va contra el Estado de derecho y la Constitución. Arenas ha señalado que en el proceso participativo de ayer en Catalunya "se han cometido muchas ilegalidades" y que es a los jueces y a los fiscales a quienes les corresponde "demandar las responsabilidades oportunas".

"El Gobierno, en el fondo y en la forma, ha estado a la altura de las circunstancias. Ha hecho lo que tenía que hacer y no puede sustituir al poder judicial en sus cometidos", ha recalcado Javier Arenas, quien ha añadido que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha hecho "un daño extraordinario" a Catalunya. "Ojalá entienda el señor Mas que este no es el camino", ha recalcado Arenas, para quien el principal efecto de lo acontecido ayer debería ser la "marcha atrás" del presidente de la Generalitat y volver a la senda de la legalidad y del Estado de derecho.