Público
Público

Cambio de discurso en el nuevo Podemos: de la casta a la trama

Iglesias presentó este martes un concepto que ha sido asumido y difundido por Irene Montero, Pablo Echenique y otros dirigentes, para pasar a formar parte de la nueva dialéctica de la formación.

Publicidad
Media: 3.96
Votos: 23
Comentarios:

La portavoz parlamentaria, Irene Montero (abajo-i), junto al líder de Podemos, Pablo Iglesias (abajo-d), el secretario de Estrategia Política, Íñigo Errejón (arriba-d), y el diputado Rafa Mayoral (arriba-2d), durante su intervención hoy en la sesión de control al Gobierno en el pleno del Congreso de los Diputados. EFE/Mariscal

Superado Vistalegre II Podemos tiene nuevo rumbo, y con él nuevo discurso, nuevos conceptos a potenciar por el secretario general y el resto de portavoces. Este martes, Pablo Iglesias exponía por primera vez su concepto de "trama", entendida esta como una suerte de red organizada que conecta a los empresarios más poderosos con algunos dirigentes de partidos políticos tradicionales e incluso algunos representantes del poder judicial; en ella tienen cabida la Casa Real y otras instituciones y actores que, en definitiva, son quienes realmente manejan los hilos, quienes ostentan el poder real.

En esta definición caben corruptores, corruptos y quienes observan desde el palco de honor; en ella nadan los grandes medios de comunicación, las eléctricas que se enriquecen con abusivas -y opacas- subidas de la luz;  quienes se benefician de la impunidad y quienes lo permiten, así como toda una suerte de actores de este "régimen" caduco, que mantienen o heredan formas de actuar instauradas hace más de cuarenta años, siempre según su relato.

La 'trama' ha estado presente en todas comparecencias ante los medios de Iglesias, Echenique o la propia Montero, y posteriormente estos han reforzado el mensaje desde sus cuentas en Twitter

La trama tomaba el relevo esta semana a la casta, la denominación con la que Podemos hacía referencia a PP y PSOE, pero también a las élites económicas -aunque trama es algo más amplia-; era una de las constantes en el discurso de los portavoces del partido durante su primera etapa, pero cayó en desuso en 2015. Y, después de recurrir a otros conceptos como mafia -que no necesariamente van a ser desechados-, la dirección de Podemos ha elegido utilizar trama como elemento de diagnóstico, como estado de la cuestión, pero también como punto de partida sobre el que articular su discurso.

"Con trama nos referimos a esas relaciones entre gente muy importante del ámbito de la política, de los gobiernos, instituciones y gente de las grandes empresas de España que guardan relaciones personales de muchos años, y que están coordinadas para, cada uno desde su ámbito de actuación, tomar determinadas decisiones importantes para el rumbo de un país", explica a Público Irene Montero, portavoz de Unidos Podemos en el Congreso. 

Según Montero, ligada de algún modo a esta trama estaría la denominada mafia del canapé; una expresión que para una parte del mundo de la judicatura sirve para identificar a "esa parte de la cúpula policial que está más preocupada por mantener su posición de poder en relación al poder político". "¿Le consta la existencia de la llamada mafia del canapé?", es la primera de las cuatro preguntas que su grupo planteará esta semana al Gobierno en pleno. La formulará la propia Montero, que ya dedicó a la mafia del canapé una parte considerable de su intervención en la Comisión de Justicia del Congreso este miércoles, ante el fiscal general del Estado, José Manuel Maza. Entonces, la dirigente morada denunció la "impunidad" de quienes forman parte de estas redes, similares a "telas de araña", tejidas aprovechando "actos de canapé" en los que coinciden políticos, empresarios y miembros del poder judicial, según Montero. A su entender, la mafia del canapé es una trama, y a la vez forma parte de esa red que une a los poderosos de nuestro país.

"Todo viene de la necesidad de identificar los objetivos estratégicos de este periodo. Uno es rescatar la democracia de las élites o casta, y queríamos un concepto que no se asociase únicamente a los políticos"

La secretaria de Acción en el Congreso tomaba de este modo el testigo de Iglesias, apenas unas horas después de que el secretario general ahondara en este término. Desde entonces la trama ha estado presente en todas comparecencias ante medios de comunicación de Iglesias, Pablo Echenique o la propia Montero, y posteriormente el mensaje se ha visto reforzado desde sus cuentas en Twitter, la red social que Podemos utilizaba el martes para empezar a usar este término, sólo unas horas antes de que Iglesias se detuviese a explicarlo en detalle. El partido aprovechó como marco la presentación de una PNL sobre la independencia y las garantías de la Justicia en la investigación de la corrupción para lanzar una campaña en redes, donde cuentan incluso con un hashtag propio para este término: #LaTrama

De hecho, este no es un concepto que vaya a aparecer únicamente de forma aislada o testimonial en los discursos de los portavoces de Podemos, como reconoce la portavoz en el Congreso. Explica que fue el propio Iglesias quien decidió apostar por dar peso a este término, que atribuye al diputado y miembro de la dirección Manolo Monereo, considerado uno de los referentes políticos del secretario general. "De Manolo bebemos mucho", reconoce Montero, que ubica la adopción de este concepto en los días inmediatamente posteriores a Vistalegre II. Hablaron de ello en el Consejo Ciudadano del 18 de febrero, así como en las dos reuniones que hasta la fecha ha mantenido la nueva Ejecutiva. 
 
"Todo viene de la necesidad de identificar los objetivos estratégicos de este periodo. El fundamental es rescatar la democracia de las élites o casta, y queríamos un concepto que no se asociase únicamente a los políticos, sino también a los empresarios del Ibex 35", zanja.

Iglesias en Matrix

Iglesias quería reservar este concepto hasta contar con un escenario adecuado. El martes, durante la presentación del libro Ibex 35. Una historia herética del poder en España (Capitán Swing), del sociólogo y periodista Rubén Juste, el líder de Podemos se sirvió de este contexto y del recuerdo de una escena de la película Matrix- obra de las hermanas Wachowski-, para ilustrar la existencia de esta trama, difícil de ver, pero sólida, y responsable última -según Iglesias- de que Podemos no lograse formar gobierno. "En 2016 la trama actuó básicamente para que Podemos no pudiera hacer leyes, y eso implicaba que no estuviéramos en el Gobierno".

"Es como ese personaje en Matrix, que en un momento determinado te ofrece dos píldoras, la píldora roja o la píldora azul. Y la píldora roja es la que, de alguna manera, cuando te la tomas, te hace comprender Matrix. Y ves Matrix desde fuera. Te da una serie de instrumentos que te hacen tomar esa distancia, ese gran plano general, y de repente todo empieza a tener sentido. Toda esa sucesión de nombres propios...Expo 92, Samaranch, Juegos Olímpicos, Solchaga, Banco de España, López Rodó, Comunidad Económica Europea, Maastricht, Aznar, Ley del Suelo, Bárcenas, Moral Santín, derechos del fútbol, Vía Digital, Canal Satélite Digital, Atresmedia, Prisa, Florentino Pérez, Silvio Berlusconi, Rodrigo Rato, Isidre Fainé... Todos esos nombres, aparentemente desordenados e inconexos, empiezan a formar parte de una trama", afirmaba. 

Según el nuevo relato de Podemos, frente a esta trama se situaría el "bloque histórico" que integran la formación morada, IU, Equo y las confluencias, y que pretendería levantar alfombras y deshacer los nudos de esta madeja de intereses y favores entre los poderosos.

De hecho, sólo un día antes de la presentación, el secretario general de Podemos introducía brevemente este concepto desde su perfil en Facebook, asegurando que su formación sí representa una amenaza contra esta trama. "Trama bien podría ser la palabra que sirva para entender cómo corrupción e impunidad son significantes asociados a un modelo de desarrollo económico y de gobernanza que ha fracasado"; "La trama ha sido capaz de transformarse para seguir mandando y reconfigurar el mando pero nunca, ni siquiera hace cuarenta años, se vio tan amenazada como ahora", apostillaba.