Público
Público

DEBATE DE ESPACIO PÚBLICO El cambio que necesita Europa para que la gente se sienta segura 

Cristina Narbona, Josep Ramoneda, Yayo Herrero, Francisco Louça, Josep Ramoneda y Nacho Álvarez discuten sobre la crisis de la Unión Europea y cierran los debates sobre al auge de la extrema derecha y las oportunidades de cambio iniciados por 'Espacio Público'. El coloquio estuvo moderado por Ana Pardo de Vera, directora de 'Público'.

Publicidad
Media: 3.33
Votos: 3
Comentarios:

Ana Pardo de Vera, directora de Público, junto a los ponentes del debate organizado por Espacio Público este miércoles sobre el auge de la extrema derecha: Cristina Narbona, Josep Ramoneda,Francisco Louça, Yayo Herrero y Nacho Álvarez

Europa está en crisis y la izquierda europea no es capaz de dar respuesta. Cuando la izquierda no encuentra la respuesta "la extrema derecha es el plan del B del sistema". Este fue el debate que se puso sobre la mesa este miércoles en el coloquio organizado por Espacio Público. Existe una mayoría social que anhela un cambio, en cambio la izquierda europea está en crisis y esto lo está aprovechando la extrema derecha. 

En un debate organizado por Espacio Público, la política y exministra socialista Cristina Narbona, el economista y miembro del Consejo de Estado de Portugal Bloco de Esquerda, Francisco Louça, la antropóloga y activista ecofeminista Yayo Herrero, el periodista Josep Ramoneda y el economista Nacho Álvarez han reflexionado este miércoles sobre el auge de la extrema derecha y las oportunidades para el cambio en Europa. El debate ha sido moderado por la directora de Público, Ana Pardo de Vera.

Europa necesita el cambio, pero ¿de qué forma puede hacerlo? Hay puntos de intersección sobre las crisis europeas. Hay quienes proponen promover el cambio a través de las instituciones y quienes piensan que lo mejor es acabar con Europa y empezar de nuevo. 

La extrema derecha en Europa 

"El problema al que vamos a asistir es que una parte de la derecha clásica se acerca a la extrema derecha que tratará de homologarse”, explicaba el periodista Josep Ramoneda. Ramoneda ha explicado que a la izquierda social demócrata le está costando encontrar las claves para responder a las inquietudes de la ciudadanía. A día de hoy hay un malestar profundo y la extrema derecha se esta convirtiendo en la consecuencia final de “una fantasía”.

Marine Le Pen es ejemplo de ello. Ramoneda explica lo siguiente: "Ha habido una evolución del discurso de Le Pen, pasó de un discurso de mujer moderna con dos demonios: Europa y el islam. Al mismo tiempo en el seno de su partido estaba su sobrina, quien representa un núcleo ideológico muy duro, muy católico, integrista y conservador. Esta mezcla ha hecho posible que la capacidad de atracción fuese importante". 

"La  diferencia entre fascismo, derecha y extrema derecha se está acortando”, explica Josep Ramoneda

A día de hoy, y en opinión del escritor, “la diferencia entre fascismo, derecha y extrema derecha se está acortando”. Por este motivo Ramoneda llama a recuperar la idea del progreso con una perspectiva de futuro ya que alerta de que “la extrema derecha es el plan B del sistema”.

El periodista explica que la extrema derecha ha aspirado más que la extrema izquierda y que a esto se le ha llamado "populismo". Un término al que Ramoneda se niega utilizar. Considera que "no es una categoría que explica sino que es una categoría que etiqueta. Solo quiere decir que 'estos señores no son aceptables para gobernar en el régimen en el que vivimos', y por tanto no me interesa como categoría".

Las democracias liberales están en crisis y parecen no tener respuesta al movimiento de extrema derecha europeo. En cambio esta situación en Portugal es diferente.

El caso portugués

Francisco Louça, dirigente del Bloco de Esquerda en Portugal alerta: “Todas las sociedades europeas tienen miedo de las decisiones en Europa, eso quiere decir que se tiene miedo a la solución que se basa en la democracia”. En el país vecino la extrema derecha no tiene significado y esto, según explica Louça, se debe a que en Portugal la democracia surge de la revolución y con la derrota de la dictadura se desplaza a la política. En Portugal “la mayor amenaza es lo que ocurre en Europa”.

Además, Louça advierte de que en Europa se está utilizando la amenaza “para justificar un paso que no se había dado hasta ahora” y es el de “limitar las libertades y favorecer la militarización”.

El político portugués llama a “mirar con atención a la extrema derecha europea”, aunque afirma que a pesar de ser una gran “amenaza”, existen problemas más terribles en nuestro continente.

Louça alude a la economía para tratar la crisis europea. "Pensar que el desarrollo del capitalismo europeo es el resultado histórico inevitable tiene una idea por detrás del contrato social europeo, una solución socialdemócrata. Habría una forma de democratizar europea". 

Además,  afirma que dar un paso más a la reconstrucción "es peligroso".  El cambio del capitalismo provoca la supremacía de las finanzas. 

Louça explica que la única forma de encontrar una solución a la moneda europea pasa "por la devaluación", es decir "reducir salarios y pensiones". El economista portugués alude al caso de Grecia y afirma que "solo se pueden discutir soluciones basándonos en el caso de Grecia".

Asimismo, explica el término de varias velocidades: "Todos los gobiernos dicen que estarán en la primera velocidad, y esto es solo publicidad. La única razón política es que nadie sabe que son varias velocidades". 

Francisco Louça concluye que "el cambio necesario está en la correlación de fuerzas democráticas". 

"Si la izquierda no lo evita triunfará la tecnocracia"

Cristina Narbona también quiso dar su punto de vista sobre la situación de la extrema derecha en Europa. “El mundo a día de hoy se enfrenta a una crisis social y ecológica y debe ser la izquierda la que ponga los límites”, de esta forma analizaba la situación europea la militante socialista.

La exministra de Medio Ambiente considera que el mundo se enfrenta a una fuerza civilizadora y que “si la izquierda no lo evita triunfará la tecnocracia conservadora que conducirá al colapso”. Solo podrá forzar un cambio las alianzas progresistas que surjan en cada país. “Debemos insertar en nuestro debate la evolución del proyecto europeo y cómo cambiarlo, algo que solo podrá cambiar con una alianza de fuerzas progresistas”.

La militante socialista considera que en España se está iniciando “un nuevo tiempo político que sirva para crear un espacio positivo de consenso”. A pesar de ello alerta del auge de la extrema derecha y pide “una vacuna contra los pliegos de la extrema derecha”.  Considera que la única vacuna posible contra las posiciones conservadoras es “una revisión del contrato capital-trabajo para poder construir un nuevo contrato que persiga un progreso más justo, seguro y duradero”.

Narbona considera necesario insertar "nuestro debate en la evolución del proyecto europeo y en como puede cambiar. Solo puede cambiar con una alianza de fuerzas progresistas. Esto se debe empezar a construir en el ámbito de cada país y en España estamos en el inicio de un nuevo tiempo político que sirva para crear una espacio positivo de consenso."

Además, Narbona, ya en el plano económico, reconoció que la reforma del artículo 135 de la Constitución "era un error" ya que "obligaba a respetar los límites". Hasta 2011 la Constitución reconocía lo siguiente: "El Gobierno habrá de estar autorizado por Ley para emitir Deuda Pública o contraer crédito", es decir, el artículo facultaba al Gobierno para emitir deuda pública y así financiarse. En cambio tras la reforma el artículo se amplió a cinco puntos y ponía tope al gasto del Estado y a la exigencia de pagar la deuda pública antes que nada.

Narbona considera que se debe producir de otra manera y aspira a soluciones "supranacionales". Sus argumentos coincidían en este plano con los de Yayo Herrero. 

Un progreso "más justo"

Un progreso más justo también lo reclamaba la activista ecofeminista Yayo Herrero. Yayo denuncia que “dentro de nuestro modelo económico solo se ve lo productivo y no se ven las necesidades humanas”. Las sociedades creen “en la economía y no en quien las sostiene”.

Las sociedades creen "en la economía y no en quien las sostiene", Yayo Herrero 

La antropóloga denuncia que las rentas de trabajo bajo no mantienen el modelo económico. A Herrero le preocupa el incremento del PIB y considera necesario tener en cuenta el "cómo, quién y para qué" se produce.

Además, explica que existen rentas bajas "porque no se puede mantener el crecimiento". De esta forma critica que se impidan la llegada de recursos naturales. 

Yayo alude al discurso homófobo de Le Pen de “no cabemos todos” para denunciar que  con este argumento la líder de la ultraderecha francesa es capaz de proporcionar un discurso “más creíble y fundamentado” y ahí radica el problema actual de Europa. “El sostenimiento de este modelo requiere que haya otras personas excluidas y por eso el sur de Europa tiende a la expulsión de los focos”.

Herrero apela a la necesidad que tienen las izquierdas "de hacer propuestas creíbles” ya que hasta que no los hagan “no tomarán tierra”.

La activista incide en los datos y rechaza "considerarlo catastrofismo", cree que las políticas deben gestionar la demanda. Considera que "la izquierda tiene que tomar tierra". 

Yayo Herrero debatió con Josep Ramoneda sobre la posible solución de Europa. Mientras que el político explicaba que aludir al catastrofismo no era la solución, y se resistía al aquí no acabemos todos y "se debía debatir" porque imponía el "miedo y la inseguridad". Ramoneda afirmaba entender que "una de las urgencias principales es reconocer que los miedos y las inseguridades son fundadas y por tanto hay que construir sobre ellas." Yayo explicaba que estos eran los datos. La activista ecofeminista aludía a la huella ecológica para defender sus argumentos. 

Herrero defendió que "si toda la población del planeta viviese como la vida de una persona nos harían falta 3 planetas. Desde los años 80 los rendimientos del trabajo han ido descendiendo y lo que ha ido subiendo son rentas financieras. Las rentas del trabajo bajan porque no hay condiciones materiales que sostengan el modelo de crecimiento"

"La crisis de la UE es la crisis de la socialdemocracia"

El economista Nacho Álvarez también ha querido mandar un mensaje a las izquierdas europeas para salvar su situación y hacer frente a la extrema derecha. Álvarez pide que sean capaces de “construir discursos que puedan transmitir la idea de que la seguridad pasa por el cambio”, y en ningún caso la izquierda debe dar a elegir entre seguridad y cambio porque de esa forma no triunfará.

El economista hacía referencia a que "la crisis de la Unión Europea es la crisis de la socialdemocracia" y explicaba la existencia de dos tipos de crisis: una de tinte social y otra política. 

Son necesarios discursos "que puedan transmitir la idea de que la seguridad pasa por el cambio", argumenta Nacho Álvarez

El responsable de economía de Podemos explicaba así la crisis de la izquierda : “Buena parte de las sociedades europeas entienden que no solo hay una crisis económica y que la gestión se torna en una suerte de estafa y esto ocurre cuando se visibiliza la ruptura del contrato social.” Alude a dos planos uno nacional y otro supranacional. 

En España esta ruptura se visibilizó con el movimiento 15M. En Europa hay una mayoría social “que anhela un cambio” y para ello Álvarez propone que se construya “un frente que se oponga al neoliberalismo de los últimos años”.

La crisis de la izquierda preocupa a los demócratas y por ello Ramoneda opta por “construir una idea de progreso”. Es necesario que la gente tome conciencia “de que lo que está lejano está ya aquí”. Por tanto es importante acortar la distancia mentalmente y que la recuperación "se produzca en el ámbito de las ciudades". 

Opinión que comparte Louça quien pide atención para “mirar lo que se puede hacer a corto plazo” y denuncia que "la unión provoca la desunión". 

Cierre de los debates de 'Espacio Público'

Desde la fila cero hubo quien quiso apuntar sus conclusiones. Jaime Pastor afirmó que "la Unión Europea es irreformable". Eddy Sanchez explicó que "la batalla política está en la periferia. Ambos habían participado en los debates de Espacio Público. 

Con este coloquio se ha cerrado el debate iniciado en Espacio Público  sobre las oportunidades para el cambio en Europa, propuesto por Francisco Louça y la discusión sobre el auge de la extrema derecha que arrancaba con un texto de Josep Ramoneda. 

Ambos debates han contado además de con la intervención de los ponentes de esta debate presencial con la opinión de intelectuales y dirigentes como Rosa Regàs, Ska Keller, Marina Albiol, Nick Dearden, Miguel Urban, Carlos Berzosa, Héctor Maravall, Isidor Boix, Julián Ariza, Javier Madrazo, Pere Vilanova, Joan Subirats, Jaime Pastor, Javier Doz, Sabino Cuadra, Daniel Albarracín, Fernando Luengo, Eddy Sánchez, Gabriel Flores…