Público
Público

CAMBIOS EN LA GENERALITAT Oleada de reacciones por los cambios en el equipo de gobierno de Puigdemont

Los partidos de la oposición tachan los cambios de "muestra de debilidad" y de "fracaso", mientras que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, habla de "purga a los dudosos". Desde la CUP señalan que "no había un gobierno comprometido con el referéndum", y desde el PDeCat cierran filas con el president y apoyan los cambios

Publicidad
Media: 4
Votos: 1
Comentarios:

Mariano Rajoy, durante una intervención en la Moncloa, este viernes. EFE/Juan Carlos Hidalgo

Reacciones encendidas de los grupos parlamentarios catalanes tras el anuncio de los cambios de gobierno que este viernes ha anunciado el president de la Generalitat, Carles Puigdemont. Desde Ciutadans, Inés Arrimadas ha dicho que "para ser consejero en el gobierno de Puigdemont no importa el currículum, sólo hay que ser independentista y tener carnet de la Assemblea Nacional Catalana". Arrimadas ha dicho que esta crisis acabará con el gobierno de la Generalitat y que a Puigdemont sólo le queda "reconocer su fracaso" y "convocar elecciones".

Coscubiela: "esta segunda crisis de gobierno en pocos días expresa debilidad y debilita el referéndum"

Las primeras reacciones en el Parlament han sido de Catalunya Sí Que Es Pot. Joan Coscubiela ha vuelto a hablar de "huida hacia adelante" por parte de Puigdemont, quien "no puede pretender cohesionar la sociedad catalana si no es capaz de cohesionar e ilusionar a su gobierno". Coscubiela también ha señalado que esta "segunda crisis de gobierno en pocos días expresa debilidad y debilita el referéndum". "Estamos ante una batalla interna de poder dentro de Junts Pel Sí para ver quién se hace responsable y quién acaba con la hegemonía de su espacio político el 2 de octubre", concluyó.

Desde la CUP, Núria Gibert ha señalado que el tiempo les ha dado la razón, ya que "no había un gobierno cien por cien comprometido con el referéndum, es una crisis que estaba latente". La CUP considera los cambios "una buena noticia para los 80 días que vienen" y se ponen a disposición "para lo que sea necesario", pero señalan que "hay que poner orden en los ayuntamientos y que se aparten todas las personas que no se comprometen con lo dijeron que se comprometerían ".

La CUP considera los cambios "una buena noticia para los 80 días que vienen"

Desde el gobierno central, Mariano Rajoy también se ha pronunciado sobre los cambios en el ejecutivo de Puigdemont. Ha dicho que el presidente ha realizado una "purga a los dudosos" y que su gobierno "estará en su sitio" frente la "deriva autoritaria" de la Generalitat.

En rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el titular de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, ha acusado al gobierno catalán de "falta de respeto a las decisiones judiciales y a las propias instituciones catalanas, como el Consell de Garanties Estatutàries". También ha tachado los cambios en el ejecutivo de Puigdemont de "purga" y ha señalado que "no se puede utilizar dinero público para comprar urnas".

Por su parte, Neus Munté, exconsejera de Presidencia relevada hoy por Carles Puigdemont, ha dicho a través de sus redes sociales que mantiene "intacto" su compromiso con el referéndum del 1 de octubre y su apoyo al president de la Generalitat. "Los que hoy salimos mantenemos intacto nuestro compromiso con el gobierno y el 1-O".

Apoyo del PDeCat al president

El PDeCat cierra filas con Puigdemont y apoya los relevos al Gobierno. La coordinadora general del PDeCat, Marta Pascal, hablando en nombre del partido, ha manifestado su "total respeto y acompañamiento" a la decisión del president de la Generalitat de cesar a los consellers Neus Munté, Jordi Jané y Meritxell Borràs, además del secretario del Govern Joan Vidal de Ciurana.

Marta Pascal: "Quien sabe mejor poner al país por delante del partido somos nosotros"

Sin embargo, Pascal ha querido minimizar la crisis de gobierno al presentarla casi como una decisión de los consellers destituidos "tomada en conjunto con el presidente y el partido". De hecho, ha dicho que "esta vez" la decisión ha sido consensuada entre Puigdemont y la dirección del partido, aludiendo a la destitución, hace dos semanas, de Jordi Baiget como conseller de Empresa, que hizo efectiva contra el criterio de buena parte del partido, y después de que ella misma mostrara públicamente su apoyo a Baiget.

Sobre el hecho de que los ceses de hoy en el Govern hayan afectado a cuatro miembros del PDeCat, y ninguno de ERC, Pascal ha dicho que "quien sabe mejor poner al país por delante del partido somos nosotros", y ha recordado el "precio" que han pagado el expresidente Artur Mas y cuatro miembros de su ejecutivo, Joana Ortega, Francesc Homs y Meritxell Borràs, imputados por su participación en el 9N.

La coordinadora del PDeCAT ha negado que los ceses de hoy puedan entenderse como que su partido tiene más dudas que sus aliados republicanos sobre el 1-O. "No se nos puede dar lecciones sobre nuestra fortaleza y determinación", ha reivindicado. "Somos el único partido que ha tenido dos presidentes independentistas", ha añadido.