Público
Público

Caja B PP de Madrid La campaña de Aguirre en 2011 contó con 1,5 millones de dinero negro en efectivo

El último informe de la UCO ha detectado una contabilidad b con dinero en efectivo procedente de empresas investigadas en la trama Púnica para costear gastos de la campaña para las elecciones autonómicas y municipales de 2011

Publicidad
Media: 4.20
Votos: 5
Comentarios:

Francisco Granados y Esperanza Aguirre, juntos, en un acto del PP. Archivo EFE

La campaña electoral que llevó a Esperanza Aguirre a su tercera victoria electoral consecutiva en la Comunidad de Madrid contó con 1,5 millones de euros de dinero negro en efectivo para hacer frente a los gastos.

Así consta en el último informe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, publicado este viernes por La Vanguardia, entregado al juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón en el marco de la investigación por financiación ilegal del PP en la Operación Púnica, que investiga al número 2 de Aguirre, Francisco Granados, otrora consejero de Presidencia, detenido por esta trama en 2014.

En un documento incautado por la UCO al exgerente del PP de Madrid, Beltrán Gutiérrez, con cuentas de la campaña autonómica de 2011, figura un archivo denominado “Día a día” en el que los investigadores aprecian una columna en la que se anotaban montantes de la contabilidad de una caja b a disposición del PP de Madrid proveniente de diferentes empresas también investigadas, como el Laboratorio de Almagro 36 SL.

La UCO destaca que el dinero en metálico escondido por el partido sumaba 1.546.000 euros y “apuntan a la existencia de dinero de procedencia desconocida para sufragar gastos de campaña en las elecciones de 2011”. Según la Guardia Civil, el nexo entre las facturaciones de las empresas y el PP de Madrid en 2011 con la celebración en ese año de las elecciones autonómicas y municipales de la Comunidad de Madrid, “resulta evidente”. Para ello, la UCO ha tenido en cuenta la facturación declarada a la Agencia Tributaria. Los agentes hacen hincapié en la diferencia del importe que consta como facturado por parte de la empresa proveedora del PP (897.812 euros a Hacienda, con el importe total declarado como gastos electorales de esas mismas empresas con el PP, que ascendió únicamente a 217.074 euros, según datos de la Cámara de Cuentas, de las cuentas corrientes analizadas y en el archivo contable intervenido a Beltrán Gutiérrez.

La UCO además aprecia el mismo modus operandi que el utilizado en la campaña electoral del PP para las generales de 2008, con Rajoy como candidato.