Publicado: 04.01.2014 21:42 |Actualizado: 04.01.2014 21:42

Campaña de Zarzuela para lavar la imagen del rey, que hoy cumple 76 años

Las declaraciones del jefe de la Casa Real sobre el "martirio" que sufre el monarca por la instrucción del caso Nóos y su imagen rejuvenecida en la revista '¡Hola!' tratan de acallar los bulos sobre su abdicac

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cinco operaciones quirúrgicas en apenas año y medio, un yerno imputado en un caso de corrupción y una hija pendiente de estarlo. En 2013 el rey no ha logrado romper la mala racha que estrenó ese 14 de abril de 2012 en que se rompió la cadera en una sonada cacería en Botsuana. Los rumores sobre su posible abdicación tras los ingresos hospitalarios y las críticas por el oscurantismo de la institución monárquica completan la receta del annus horribilis de Juan Carlos. Unas visicitudes que, según el jefe de la Casa Real, forman parte de "un año de alivio".  

Éstas y otras declaraciones de Rafael Spottorno a Televisión Española han sido el colofón de la campaña de lavado de imagen del rey que está llevando a cabo Zarzuela desde hace varias semanas. Para desterrar los bulos sobre su abdicación, el portavoz de la Casa Real ha afirmado que el monarca recuperará en 2014 su agenda internacional, que sí se vio notablemente reducida el año pasado como consecuencia de su estado de salud. En la primera mitad del año, posiblemente sólo hará viajes cortos (Lisboa y París están sobre la mesa), pero para el segundo semestre podría hacer desplazamientos más largos, como un posible viaje a Arabia Saudí, informa Efe.          

De hecho, la reaparición del rey fuera de La Zarzuela después de la operación de cadera a la que se sometió el 21 de noviembre, será mañana. El monarca, que hoy celebra en privado su 76 cumpleaños, presidirá el lunes la conmemoración de la Pascua Militar en el Palacio Real, acompañado por la reina y los príncipes de Asturias. La agenda oficial del monarca para esta semana incluye también una reunión con el ministro japonés de Asuntos Exteriores, Fumio Kishida. Lo recibirá el miércoles en el Palacio de La Zarzuela, donde reanudó sus actividades públicas el 4 de diciembre, con muletas, para presidir la jura o promesa de los veinte nuevos vocales del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Semanas después, el monarca aparecía con muchísimo mejor aspecto gracias a la magia del Photoshop, en la portada de la revista ¡Hola!. Un look "informal", con jersey de cuello vuelto y americana, aderezaba el penúltimo intento de mostrar a un Juan Carlos "imponente, lleno de vitalidad, renovado y recuperado" —decía el reportaje— a pesar de sufrir unos de los momentos de mayor desafección social con la Corona: el discurso de Navidad del monarca fue el menos visto en los últimos 15 años.

Otro de los ejes de este lavado de imagen orquestado desde Zarzuela es la transparencia. Spottorno ha asegurado que la institución cumplirá con la "letra y el espíritu" de la nueva Ley de Transparencia, que ha entrado recientemente en vigor y que afecta a la Corona, aunque sigue otorgándole privilegios. El jefe de la Casa Real confía en que la norma permita acabar con la imagen "injusta" de opacidad que tiene la institución. "Esta opacidad no existe. Otra cosa es que en esta vida hay que ser discreto", ha precisado. En ese sentido, Spottorno ha recalcado el papel que el monarca juega como "moderador", más que árbitro, en el funcionamiento institucional. "El rey habla con muchísima gente, ejerce su influencia moderadora y tranquilizadora en unos aspectos, impulsora en otros", pero "no puede ni debe intervenir abiertamente en el manejo de la cosa política", ha admitido.

Más osado se ha mostrado el jefe de la Casa Real respecto a los casos de corrupción que salpican a la hija y al yerno del monarca, Iñaki Urdangarin, imputado por presunto desvío de fondos públicos. Spottorno ha afirmado que la fase de instrucción del caso Nóos ha supuesto un "martirio" para la institución y ha urgido al juez Castro a concluir el sumario. "Hay que confiar en la justicia. Nosotros siempre hemos respetado las actuaciones del magistrado. Y lo único que pedimos es que termine pronto. El sumario lleva tres años largos abierto. Entiendo que se han hecho todas las diligencias que tenían que hacerse y pienso que el señor magistrado entenderá que está ya en condiciones, así más o menos lo está anunciando a los medios de comunicación, de cerrar el sumario", ha indicado el portavoz de la Casa del rey.

Izquierda Unida interpreta estas declaraciones como presiones al juez del caso Nóos. El portavoz parlamentario de IU en el Congreso, José Luis Centella, añadió ayer que "la operación de la Casa Real para recuperar la credibilidad del monarca sigue sin consolidarse" porque que "una institución del Estado presione a la Justicia para que actúe únicamente demuestra nerviosismo".

Y fruto o no del nerviosismo, la Casa Real ha publicado en su web un área infantil con ilustraciones y juegos para "acercar la monarquía a los niños". En este apartado se recuerda el concurso de la Fundación Institucional Española (Fies) ¿Qué es un rey para ti?, que pretende —dice la página web— que los alumnos "se acerquen al monarca y la Corona y  conozcan el papel que la Constitución reserva a la primera de las instituciones españolas". Los niños pueden presentar su opinión del rey mediante canciones, vídeos o presentaciones Power Point.