Publicado: 15.04.2014 09:01 |Actualizado: 15.04.2014 09:01

Camps declara por segunda vez sobre el 'caso Nóos'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El expresident de la Generalitat Francisco Camps vuelve a declarar este martes como testigo y por escrito sobre el caso Nóos desde su despacho oficial en el Consell Jurídic Consultiu (CJC), dos meses y medio después de que testificara por primera vez sobre este asunto.

A partir de las 10.30 horas de mañana, Camps tendrá que responder a las repreguntas que ha planteado el grupo socialista del Ayuntamiento de Valencia, acusación popular en la causa, y la defensa de Iñaki Urdangarin sobre los convenios que firmaron instituciones valencianas con el Instituto Nóos. En esta ocasión, testificará en presencia de un secretario judicial del Juzgado de Instrucción número 13 de Valencia, quien actuará en nombre de la secretaria judicial del juzgado de Instrucción número 3 de Palma de Mallorca, que en esta ocasión no se desplazará a la capital valenciana, como sí hizo el pasado 1 de febrero.

En su declaración anterior, que duró dos horas, al expresident se le formularon 64 preguntas planteadas por parte del Ministerio Fiscal y ocho por Manos Limpias, que ejerce la acusación popular. Al igual que hace dos meses y medio, Camps no podrá comunicarse con el exterior ni recibir asesoramiento de terceras personas mientras responde a las preguntas, que previsiblemente volverá a escribir su secretaria personal.

El instituto presidido por Urdangarin recibió 3,1 millones de euros de la Fundación Valencia Turismo Convention Bureau, en la que participa el Ayuntamiento de Valencia, y de la Ciudad de las Artes y las Ciencias (Cacsa), dependiente de la Generalitat, por organizar tres cumbres sobre deporte entre 2004 y 2006, los Valencia Summit. Además, la Generalitat firmó en 2005, a través de la Sociedad Gestora para la Imagen Estratégica y Promocional de la Comunitat, un convenio con Nóos para preparar la candidatura de Valencia como sede de unos Juegos Europeos, que nunca se celebraron y cuyo coste era de 3 millones, aunque finalmente solo pagó 382.203 euros por un informe.

El expresident declaró el pasado 1 de febrero que desconoce quién fijó el precio y en base a qué criterios tanto del Valencia Summit 2004 como del proyecto Juegos Europeos que firmaron instituciones valencianas con el Instituto Nóos. Defendió además que, en todas las Administraciones a las que ha pertenecido, ha dejado "libertad absoluta" a los servicios jurídicos y funcionarios para elaborar los procedimientos sobre formalización de un contrato público o convenio, "limitando" su papel "al estrictamente designado en cada responsabilidad política".

Camps se ha acogido al derecho a declarar por escrito que la ley de Enjuiciamiento criminal otorga a los antiguos presidentes autonómicos. Su declaración del pasado 1 de febrero se produjo dos meses y medio después de la citación inicial, fijada el 16 de noviembre, y que fue suspendida porque la policía judicial no logró contactar con él.