Público
Público

El Canal revela que su exdirector intentó destruir 16 documentos clave en el caso Lezo

Adrián Martín López, en libertad provisional bajo fianza de 100.000 euros, presionó a dos trabajadores para que eliminaran informes que le pudieran implicar en la trama.

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 4
Comentarios:

Agentes de la Guardia Civil ante la sede de Canal de Isabel II. - EFE

La Dirección del Canal de Isabel II ha puesto en conocimiento del juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco dos denuncias relacionadas con el 'caso Lezo' revelando una de ellas una supuesta maniobra del exdirector general de la empresa pública Adrián Martín López para intentar destruir hasta 16 documentos clave relacionados con la actividad de Inassa, filial suramericana.

Según ha informado la Cadena Ser, la operación fallida consta en un escrito del comité de Ética y Cumplimiento del Canal de Isabel II, reunido el pasado 8 de mayo, en el que se acuerda remitir al juzgado dos denuncias firmadas por dos trabajadores adscritos a dicha Dirección General que implican a Martín López. La actividad de Inassa es una de las piezas clave de la trama que se están investigando.

El exdirector del Canal se encuentra en libertad provisional bajo fianza de 100.000 euros por delitos de pertenencia en organización criminal, blanqueo, falsificación de documentos públicos, prevaricación, fraude y malversación de caudales públicos. Martín López está implicado en la compra irregular de la brasileña Emissao Engenharia e Construçoes que hizo el Canal de Isabel II en 2013 por 23 millones de euros a través de su filial.

En el documento, al que ha tenido acceso la citada emisora, se detalla que el primer escrito hace referencia a "una serie de documentos relacionados en el mismo, que el entonces director general entregó, a finales de abril de 2016, al primer trabajador dependiente de él, con la indicación de que fueran destruidos".

El segundo escrito relata dos llamadas que recibió un segundo trabajador. La primera tuvo lugar directamente por parte del anterior director general, en la semana del 10 de mayo de 2016, en la que le pide a dicho trabajador que elimine el registro de las reuniones que tuvo él como director general, durante el periodo comprendido entre 2012 y 2016". La segunda llamada fue hace pocos días, el pasado 3 de mayo de este año, a través de la mujer de éste último, solicitando a este trabajador "dos informes de auditoría", según recoge el escrito, para conocer "qué se dice de él".

De acuerdo con "la obligación" asumida por la sociedad de informar al juzgado de los hechos transcendentes para la causa judicial, se acuerda por unanimidad remitir el original de dichos escritos a la Dirección de la Secretaria General Técnica, al objeto de ponerlo en conocimiento del Juzgado. Fuentes del Canal de Isabel II han indicado su intención de no hacer valoraciones sobre este asunto al ser una cuestión "confidencial" del Comité Ético de la empresa.