Público
Público

Congreso de los Diputados Los diputados canarios Oramas y Quevedo dirigirán las comisiones sobre la banca y la caja 'B' del PP

Un acuerdo entre PP y PSOE ha desbloqueado el enfrentamiento inicial entre varios grupos que ha retrasado la constitución de las dos comisiones de investigación varias horas

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:

Los diputados Ana Oramas, de Coalición Canaria, y Pedro Quevedo, de Nueva Canaria. EFE

A primera hora de la tarde ha habido fumata blanca: los diputados de Coalición Canaria, Ana Oramas, y de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, presidirán las comisiones de investigación parlamentaria en el Congreso de los Diputados sobre el proceso de privatización de las cajas y las ayudas públicas a la banca y sobre la presunta financiación irregular del PP, respectivamente. Ambos están adscritos al grupo parlamentario mixto y son los únicos representantes de sus formaciones políticas en la cámara.

Un acuerdo entre PP y PSOE ha desatascado el bloqueo inicial entre varios grupos parlamentarios que ha obligado a retrasar varias horas la constitución de ambas comisiones, cuya creación habían sido acordadas previamente por resoluciones mayoritarias del pleno de la cámara. Este pacto ha sido criticado por el grupo de Unidos Podemos y por el de Ciudadanos, especialmente en lo referente al nombre de Pedro Quevedo para presidir la comisión que investigará las finanzas irregulares del PP.

En principio había un acuerdo para que Oramas estuviese al frente de la comisión sobre la privatización de las cajas y el rescate bancario. También se trasladó el nombre de Jordi Xuclà, del PDeCAT, para estar al frente de la investigación de las finanzas irregulares de la formación conservadora. Sin embargo, este nombre fue vetado por varios grupos a medida que se acercaba la fecha de constitución por entender que estaba en un partido afectado por casos de corrupción.

Ante este panorama abierto, el grupo de Ciudadanos ha exigido presidir la comisión sobre las cajas de ahorros, pretensión que ha roto un consenso previo que había apostado por Ana Oramas , de Coalición Canaria (CC), para ocupar la presidencia. Este hecho ha originado que el baile de nombres volviese a ponerse en marcha, haciendo complicado un consenso que se ha intentado durante horas en el despacho de la presidenta de la cámara, la popular Ana Pastor.

Una de las soluciones de compromiso ha colocado por unas horas al frente de la comisión sobre el PP al miembro de Unidos Podemos Txema Guijarro. Inicialmente los socialistas no ponían obstáculo a su nombre, pero el PP lo ha vetado, según fuentes parlamentarias. Finalmente, los populares han propuesto a Pedro Quevedo para presidir la comisión que investigará la financiación irregular del PP, a lo que ha accedido el grupo socialista.

Críticas de Unidos Podemos y Ciudadanos

Este acuerdo ha sido criticado por Unidos Podemos y por Ciudadanos, que no han votado a las dos propuestas para presidir las dos comisiones. La formación morada ha mantenido como candidato al diputado Txema Guijarro, que ha sido derrotado por Quevedo, quien ha estado ausente en la sesión porque su nombre no estaba previsto inicvialmente. Sin embargo, todos los grupos mayoritarios se han puesto de acuerdo para colocar a sus representantes en las dos vicepresidencias y en las dos secretarias a sus representantes. ERC y PNV se han abstenido en todas las votaciones.

"El PSOE exige que el presidente del PP y del Gobierno, Mariano Rajoy, sea el primero en comparecer lo antes posible ante la comisión"

El portavoz del grupo popular, Rafael Hernando, ha pedido que la comisión de investigación sobre las finanzas irregulares del PP no se convierta "en un linchamiento político" a su partido político. Por su parte, la portavoz socialista en esa comisión, Isabel Rodríguez, ha explicado que su grupo "exige que el presidente del PP y del Gobierno, Mariano Rajoy, sea el primero en comparecer lo antes posible ante la comisión".

Irene Montero, portavoz del grupos Unido Podemos, ha criticado duramente la alianza entre PP y PSOE para la elección de la presidencia porque "no beneficia el trabajo de investigación y deja muchas sospechas".

La Mesa de la comisión sobre las finanzas del PP se reunirá el próximo martes para fijar una primera sesión de los comisionados para elaborar un plan de trabajo y fijar las comparecencias que soliciten los diferentes grupos parlamentarios. Es la primera vez que una comisión de investigación parlamentaria indaga en las cuentas presuntamente ilegales de una formación política que es la mayoritaria en el hemiciclo y da apoyo al Gobierno.