Publicado: 06.07.2014 23:38 |Actualizado: 06.07.2014 23:38

Los candidatos del PSOE se preparan para un debate encorsetado, que ha despertado una inusitada expectación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El encorsetado debate que celebrarán este lunes los tres candidatos que aspiran a liderar el PSOE (Eduardo Madina, Pedro Sánchez y José Antonio Pérez Tapias) ha despertado una gran expectación mediática que ha sorprendido al propio PSOE. Más de 150 periodistas hay acreditados para ver el evento, que pertenecen a más de sesenta medios de comunicación nacionales e internacionales. E, incluso, varias televisiones han mostrado su interés en retransmitirlo en directo.

El debate, no obstante, no será tal o será más bien un debate light. Tal y como está pactado entre las tres candidaturas todo consistirá en dos charlas más de cada uno de los aspirantes, y contestar a una serie de preguntas de los militantes que asistan al acto.

El formato es el siguiente. Hay dos bloques temáticos para los que tendrán la palabra durante diez minutos cada uno, el primero sobre el partido, y el segundo sobre el proyecto para el país. Ha correspondido por sorteo que primero hablará Sánchez, luego Madina y cerrará Pérez Tapias. Y, a continuación, se abrirá el turno de pregunta a los cien asistentes (33 lleva cada candidatura). La duración del acto está fijada en hora y media.

Fuentes cercanas a Madina apuntan que ellos habían preferido otro formato menos regulado. Sin límite de tiempo, que se pudieran interrumpir los oradores, mucho más vivo, como ha dicho públicamente el diputado vasco en varias ocasiones. Pero en aras del consenso y ante la negativa de las otras candidaturas (sobre todo la de Pedro Sánchez) se decidió ceder y no crear divisiones.

No obstante, los tres aspirantes son conscientes de la repercusión que va a tener el debate y que puede ser decisivo para saber quién será el futuro líder del PSOE, sobre todo, cuando casi todas las encuestas señalan a que hay mucha igualdad entre Madina y Sánchez, mientras Pérez Tapias está muy lejos de poder ser secretario general. Por ello, se preparan para aprovechar la oportunidad.

Las estrategias que apuntan los equipos de campaña de cada candidatura también son diversas. Pedro Sánchez, al parecer, va a optar por no arriesgar. Se ve favorito tras el recuento de los avales y busca, sobre todo, no cometer errores, así lo apuntan fuentes de su equipo que creen, además, que su actual discurso está calando entre la militancia y mantendrá las mismas señas de identidad que hasta ahora.

Madina lo ve como una gran oportunidad, la más importante hasta que el domingo se abran las urnas para los militantes del PSOE, y está preparando a conciencia el debate. Podría haber sorpresa tanto en fijar posición sobre algún tema importante, como en las intervenciones que está ultimando.

Por su parte, Pérez Tapias buscará la diferenciación ideológica de sus dos rivales, mostrando que tiene un proyecto distinto al de sus compañeros, situando al PSOE más a la izquierda. El candidato de Izquierda Socialista cree que su gran baza es que una parte de la militancia quiere un PSOE más a la izquierda del que ha habido hasta ahora, una reivindicación histórica de esta corriente del partido.

El de este lunes será el único debate que se celebrará en toda la campaña entre los tres candidatos, así también se ha pactado, por lo que en la recta final hasta la votación del domingo consistirá en volver a la carretera a celebrar actos en agrupaciones, más las decenas de entrevistas que tienen apalabradas los tres aspirantes a la Secretaría General del PSOE.

Por su parte, en Ferraz se cree que las cosas están funcionando razonablemente bien en todo el proceso, y cree que la inusitada expectación que ha provocado este acto puede movilizar aún más a la militancia y alejar el temido fantasma de que el domingo haya una baja participación.



http://www.quoners.es/debate/cual-seria-tu-candidato-para-liderar-el-psoe