Público
Público

Candidatos al PSM El PSOE de Madrid, en busca de un líder y una unidad que se rompió hace un cuarto de siglo

José Manuel Franco, cercano a Sánchez, se perfila como favorito entre cuatro candidatos más, uno que podría presentarse, y dos o tres posibles tapados.

Publicidad
Media: 2.80
Votos: 5
Comentarios:

José Manuel Franco, en una imagen de archivo. EFE

En torno a medio siglo ha pasado ya desde que se rompió la antigua Federación Socialista Madrileña (FSM) tras haber sido el germen de aquella ya histórica división en el PSOE entre renovadores y guerristas. Desde entonces, los socialistas madrileños sólo han ido de derrota en derrota electoral, rodeadas todas ellas de enfrentamientos internos muy duros y sin encontrar un liderazgo claro.

Y, a dos meses de las primarias para liderar el ahora Partido Socialista Madrileño (PSM), parece que las turbulencias siguen, la salida airosa no se visualiza y, salvo sorpresa, todo apunta a que se avecina un Congreso más que turbulento. 

De momento hay cuatro candidatos que ya han mostrado su predisposición a presentarse a las primarias –el diputado José Manuel Franco, la actual secretaria general Sara Hernández, el alcalde de Soto del Real, Juan Lobato; y el dirigente del ala más de izquierdas del PSM, Enrique del Olmo-; otro candidato que amaga con presentarse y que anunciará su decisión a mediado de agosto –Antonio Miguel Carmona-; y dos más que pudieran dar el paso: el diputado Daniel Viondi y la sindicalista Carmen López. Incluso, se apuntan a que puede haber otra persona más en la sombra de la que aún no ha salido el nombre. 

Todo ello prueba, como dice un veterano del partido, que el PSM “no está dividido, está atomizado”, y no se ve a nadie con la suficiente fuerza para poder ordenar al caos interno en el que vive permanentemente esta federación. 

De nuevo, vuelve la guerra de los porcentajes de apoyo que tiene cada uno de ellos y las agrupaciones que le son afines o no, donde hay un alto grado de volatibilidad y de confusión. 

Puede haber otra persona más en la sombra de la que aún no ha salido el nombre

No obstante, las quinielas apuntan a que el diputado de la Asamblea de Madrid, José Manuel Franco, puede concitar ahora una mayoría minoritaria en torno al 40% de los apoyos del partido y es el mejor situado. Este parlamentario, que curiosamente fue el jefe de campaña de Antonio Miguel Carmona cuando se presentó a la Alcaldía de Madrid, siempre estuvo vinculado al guerrismo madrileño que históricamente lideró José Acosta, y ahora es un fervoroso sanchista. Aseguran que es la apuesta de Ferraz y que, con el apoyo del federal, tiene casi garantizada la victoria en las primarias, aunque no con demasiada holgura. 

También aspira a seguir en el cargo de secretaria general Sara Hernández, aunque ya no cuenta con el respaldo del secretario general del PSOE. La alcaldesa de Getafe cambió de bando en las primarias del 21de mayo apostando por Patxi López, cuando ella fue la apuesta de Sánchez para sustituir a Tomás Gómez. En este caso, ni se perdona ni se olvida. Hernández tiene pocas posibilidades de volver a repetir y, lo más probable es que pacte integrarse en alguna otra candidatura antes o después de las primarias. 

Enrique del Olmo representa el sector más a la izquierda de los candidatos al PSM

Para sorpresa de muchos, el alcalde de Soto del Real, Juan Lobato, también se ha atrevido a dar el paso, aunque tiene escaso respaldo interno. Anteriormente estaba en el equipo de Juan Segovia, quien se enfrentó a Sara Hernández en la últimas primarias para dirigir el PSM, pero ahora ha decidido ser él. También parece que tiene pocas posibilidades. Y, finalmente, Enrique del Olmo , que representa el sector más a la izquierda, quiere volver a intentar ser candidato a las primarias. En el anterior proceso, no logró los avales necesarios. 

Pero, más que estos tres aspirantes, el candidato a la Alcadía de Madrid en las pasadas elecciones, Antonio Miguel Carmona, puede tener un papel mucho más relevante en el proceso que se avecina en el partido. 

Carmona ha amagado con presentarse, decisión que anunciará definitivamente en la segunda quincena de agosto, y ha condicionado no hacerlo si se busca un candidato de unidad y hay integración de las distintas familias. 

Los portavoces del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Antonio Miguel Carmona, y del PP, Esperanza Aguirre, tras la constitución del consistorio y la proclamación de la cabeza de lista de Ahora Madrid, Manuel Carmena, como nueva alcaldesa de la capital / EFE

Con un PSM unido, Sánchez tiene más posibilidades de llegar a la Moncloa

El concejal no ve como malos ojos a José Manuel Franco, pero le exige que cuente con los suyos en la dirección del PSM y, además, él quiere continuar como miembro del Comité Regional del partido. Si da finalmente el paso, su candidatura podría contar con un apoyo de más del 25% del partido, y hasta llegaría al 30% si los aún fieles a Tomás Gómez se suman a su proyecto. Si Carmona apoyase a Franco, según estas hipotéticas cuentas, ambos podrían superar el 65% de los apoyos en el Congreso. 

También se ha barajado en varios círculos del PSM dos nombres más que no han mostrado, de momento, su intención de presentarse. Son los del diputado Daniel Viondi, afín a Sánchez; y la sindicalista Carmen López, también muy cercana al actual secretario general. Incluso, algunas fuentes hablan de que pueda surgir antes del proceso de primarias un nuevo candidato que todavía no ha enseñado su cartas. 

En Ferraz se sigue mirando con preocupación el proceso, porque muchos entienden que si un PSOE fuerte y unido en Madrid las posibilidades de Pedro Sánchez de alcanzar un día La Moncloa quedan muy mermadas. Pero todo apunta a que va a ser difícil que llegue la paz interna al PSM.