Público
Público

Las candidaturas de Madrid tienen en vilo al PP

En las filas conservadoras nadie se atreve a vaticinar los designios de Rajoy y esperan su decisión ansiosos: unos por querer ser los elegidos y otros por querer lo contrario. Ángel Garrido se perfila como el sustituto hasta las elecciones. Los posibles candidatos a la alcaldía y a la comunidad para 2019 se frotan las manos o miran para otro lado.  

Publicidad
Media: 3
Votos: 1

El presidente en funciones de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, entre la secretaria general del PP y ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal (i), y la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría (d), en la Puerta del Sol durante el acto conmemorativo de la Fiesta del 2 de Mayo. EFE/Chema Moya

Termina el tiempo de las quinielas sobre la sucesión de Cristina Cifuentes como presidenta de la Comunidad de Madrid, para el año que queda de legislatura. Después de “unos días”, como dijeron fuentes de Génova; en concreto, “lunes, martes o miércoles” se desvelará al elegido, como ha anunciado Fernando Martínez Maíllo, el coordinador general del PP, en una entrevista en la Cope.

El nombre está en boca de todos ya: Ángel Garrido. El que es presidente en funciones, por haber sido el número dos de Cristina Cifuentes y el hombre que ella rescató de la insignificancia política, ha convencido a Génova y Génova ha intentado convencer a Don Mariano, según las fuentes consultadas. Creen que pueden haberlo conseguido pero no se atreven a afirmarlo. Rajoy, que anunció "una nueva etapa para el PP de Madrid", como siempre, tendrá la última palabra.

Ángel Garrido, empezó su humilde candidatura con todo en contra. En todos los mentideros se hablaba de hacer un gran cambio en el gobierno madrileño, tras la salida de Cifuentes, para marcar distancias y él, como continuador, no daba el perfil. Sin embargo, ante la falta de alternativas y sus argumentos en público y en privado, parece haberse ganado la oportunidad.

Fuentes de la dirección nacional del PP cuentan que, al principio, se recortó la lista de 47 diputados regionales populares posibles hasta dejarla casi sin nombres, porque las condiciones, a priori, eran que no fueran aguerristas, ni cifuentistas, ni hubieran tenido cargo público.

El presidente en funciones de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, durante la rueda de prensa que ha ofrecido tras la reunión delEjecutivo autonómico. EFE

Finalmente los vetos se suavizaron y se barajaron 4 posibles: Enrique Ossorio, hasta ahora el portavoz de Cifuentes en la Asamblea de Madrid, que fue viceconsejero y consejero de Esperanza Aguirre y de Ignacio González, respectivamente, pero que es apreciado en Génova; Juan Antonio Gómez-Angulo, que fue secretario de Estado para el Deporte en gobiernos de Aznar; Alfonso Serrano, que hizo un buen papel, según dicen, como portavoz en la comisión de investigación del PP en la Asamblea de Madrid; y Ángel Garrido, que ha convencido con su idea de no hacer una enmienda a la totalidad a toda la legislatura, por lo ocurrido con su presidenta. Además, su actitud sumisa, admitiendo y alabando la posibilidad de una bicefalia entre él y quién dirija la previsible gestora, que se nombrará para dirigir el PP madrileño, le ha sumado puntos.

En la entrevista que concedió a Telemadrid con motivo de la celebración del 2 de mayo, dio muchas pistas, además de otra anterior, que a nadie pasó desapercibida: entró a la entrega de medallas, el acto central del día, acompañado por María Dolores de Cospedal, la secretaria general de los populares, además de Ministra de Defensa. En Telemadrid, defendió su candidatura sin disimulo: "Haber sido leal a una persona [la expresidenta Cifuentes] no te incapacita, sino que te refuerza para trabajar con otra persona o con otro proyecto". Además, declaró no haber hablado con Rajoy pero sí, a diario, con Martínez Maíllo, el encargado del partido de apagar este fuego.

Fuentes consultadas por Público, en la dirección de Génova, confirman que Garrido es “el que tiene más posibilidades” pero que “no hay nada cerrado hasta el lunes”, o lo que es lo mismo: hasta que Rajoy se pronuncie.

Candidatos "potentes" para 2019

Nadie duda en el PP de la importancia trascendental que tiene para los populares conservar la Comunidad de Madrid y no hacer un mal papel en las municipales, cuando se vote en mayo de 2019.

Las fuentes de Moncloa consultadas por Público reconocen que perder Madrid podría lanzar una bola de nieve por la ladera del PP que les sacara del Gobierno.

Estas mismas fuentes creen que el resultado de estos comicios es aún más trascendental que el que podría salir de una repetición de elecciones en Catalunya y, en consecuencia, entienden que Don Mariano tiene que poner toda la carne en el asador y elegir a “los mejores” para liderar esas candidaturas. Así que nadie está libre de ser el elegido.

¿"Operación Soraya"?

Sin embargo, la Operación Soraya, que algunos medios señalan, como la posibilidad de que la vicepresidenta del Gobierno y número dos en la lista por Madrid, pudiera ser candidata es desmentida rotundamente por las fuentes consultadas.

Medios cercanos al al Gobierno recuerdan que también se llamó Operación Soraya a cuando le encargaron las relaciones con Catalunya o las negociaciones de los presupuestos y, además, que siempre ha acudido a los actos del 2 de mayo; es solo un titular, dicen. “Soraya no está en la terna”, insisten rotundos, “ni para la Comunidad ni para el Ayuntamiento”.

“El que está en nacional no quiere ni hablar de local”, nos cuentan como metáfora. Otra cosa, es que “Margallo” tenga “mucho interés” en lanzar esa idea, nos dicen, minimizando las informaciones que hablan de movimientos en la vieja guardia popular, en este sentido. Lo cierto es que, en público, solo José Manuel García Margallo, el exministro de Exteriores enfrentado a la vicepresidenta desde antes de abandonar el Gobierno, ha vendido esta opción claramente, incluso en los medios.

Pablo Casado, el eterno candidato

Sobre la posibilidad de que Pablo Casado pudiera acabar viendo su nombre en la papeleta, a pesar de haber sido salpicado por tener un máster, que le convalidó 18 de 22 asignaturas, de la misma universidad que la expresidenta Cifuentes, la Universidad Rey Juan Carlos, y de haber inflado su currículum, nuestras fuentes defienden su candidatura.

“El microscopio es brutal”, afirman. “Casado está muy introducido, tiene muchas ganas, cae bien, gusta”. “¿Quién no ha dicho inglés alto y luego…?”, se preguntan. “A ver si ahora vamos a buscar currículums de faltas y agravios, en vez de los de méritos”, se lamentan.

El entorno de Casado lo que nos cuenta es que hasta después de verano no parece que vaya a haber nombres porque, en su opinión, dependerán también de los candidatos de los otros partidos. Ahora es momento de “reivindicar lo que hemos hecho bien”, nos dicen, confirmando las tesis de Ángel Garrido. Casado, a día de hoy, sigue sin noticias sobre su presunta candidatura, según estas fuentes cercanas a él de Génova, que, además, nos recuerdan que el 2 de mayo de 2017 se publicó en portada, a cuatro columnas, que él sería el candidato y que sigue a la espera. Sobre la información que dice que Casado habría puesto como condición, para aceptar la candidatura, tener el control del PP de Madrid, nuestra fuente nos niega la mayor. “No están hablando de ninguna candidatura y no pondría ninguna condición”, afirman.

¿Cospedal, saliendo del Gobierno?

La secretaria general del PP y titular de Defensa, María Dolores de Cospedal, también está en las quinielas, según algunos medios, aunque las fuentes de Moncloa, a las que ha tenido acceso Público, niegan haber escuchado absolutamente nada al respecto.

Juan Carlos Vera, el hombre de confianza de Rajoy

Estas mismas fuentes consideran a Juan Carlos Vera, otro de los posibles candidatos, “un valor seguro”. Es un hombre de confianza de Rajoy, que ya fue número dos de la gestora que se puso en marcha tras la renuncia de Esperanza Aguirre como lideresa del partido en Madrid, en febrero de 2016.

Así que unos esperando ser los elegidos y otros lo contrario, en el PP todos miran las sillas vacías de Madrid y rezan a Don Mariano.