Publicado: 21.05.2014 09:00 |Actualizado: 21.05.2014 09:00

Cañete pide perdón ante la amenaza de perder su plaza de comisario

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Un debate político entre un hombre y una mujer es muy complicado porque si el hombre demuestra superioridad intelectual da una impresión machista ante una mujer indefensa". Estas son las palabras que podrían causarle más estragos de los esperados al autor de las mismas. Y es que el cabeza de lista del PP al Parlamento Europeo, Miguel Arias Cañete podría ver lastradas por ellas sus aspiraciones a ocupar una de las carteras de la Comisión Europea.

Ante tal amenaza, el exministro de Agricultura, que hasta ahora sólo se había escudado en el "cansancio" para justificarse, se ha decidido esta misma mañana, al fin, a pedir disculpas a su rival socialista, Elena Valenciano, desde la Cadena Cope. "Estuve desafortunado, algunos trasladan una imagen incorrecta de mí. Siempre he valorado igual a las personas, mujeres u hombres, y mi trayectoria personal así lo demuestra. Pero si he ofendido a alguien pido disculpas", se defendió Cañete, que también aseguró que no se le está escondiendo y esgrimió que, si había esperado tanto para hablar del tema, era porque quería hacerlo "en un gran medio y no en un mitin".

Desde que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, pactó con su homóloga alemana, Angela Merkel, el obtener un puesto importante en dicha institución (algunas fuentes apuntaban incluso a la vicepresidencia) a cambio de apoyar al candidato apoyado por ella para presidirla (el luxemburgués Jean-Claude Juncker), en el PP ya daban casi por hecho que Cañete, aunque lidere la candidatura al Parlamento, acabaría dejando su puesto al número dos, Esteban González Pons al frente de la representación de los populares españoles.

Cañete: "Estuve desafortunado, pero si he ofendido a alguien pido disculpas" Sin embargo, es el Parlamento Europeo quien debe ratificar a los 28 componentes de la Comisión Europea (uno por cada país que conforma la UE). La cámara legislativa de la Unión es la encargada de elegir al presidente de la Comisión, un puesto que, teniendo en cuenta que los grupos popular y socialista ocupan el 61% de los escaños de la Eurocámara, terminará en manos bien de Juncker, bien del socialdemócrata alemán Martin Schulz. El presidente, a su vez, propone a 28 comisarios que, de nuevo, tienen que pasar el examen del Europarlamento para poder ser ratificados en su puesto. Y a Cañete no se le presentan buenos augurios, teniendo en cuenta algunos precedentes.

Los comisarios han de ser elegidos por mayoría absoluta de los europarlamentarios que examinan, durante más de tres horas, a los  candidatos. En la prueba, además de presentar su declaración de intereses económicos y responder a cuestiones relacionadas con sus correspondientes ámbitos de responsabilidad, los aspirantes suelen someterse a una cierta limpieza de trapos sucios. Si la superan, ocuparán su cartera correspondiente. Si no, se quedarán fuera de la Comisión. 

"Para ser comisario no sólo vale ser experto en la cartera correspondiente, sino que hay que seguir un itinerario compatible con los valores y principios fundamentales de la UE", explica a Público el europarlamentario socialista Juan Fernando López Aguilar, que asegura haber sido "el primero" en advertir a Cañete de las consecuencias de sus palabras. "El PP debería hacérselo mirar", bromea, asegurando que en un parlamento compuesto por 766 diputados es "imposible" que una mayoría admita a un comisario que haya demostrado actitudes machistas como la suya. 

Así le ocurrió al italiano Rocco Buttiglione, aspirante a comisario de Justicia del Ejecutivo comunitario en 2004 que fue rechazado por los europarlamentarios tras haber realizado comentarios machistas y homófobos: "La familia existe para permitir que las mujeres tengan hijos y que un hombre las cuide", sentenció el mismo hombre para quien la homosexualidad es "un pecado índice de desorden moral". La Eurocámara lo rechazó. Por eso no es de extrañar que pueda pasarle lo mismo a Cañete dentro de unos meses.

Ante tal posibilidad, las apuestas sobre quién podría sustituir al exministro de Agricultura como comisario ya se han abierto. Y son varias las fuentes que señalan directamente a Íñigo Méndez de Vigo como al caballo ganador, aunque ninguna de ellas proviene del Partido Popular, en cuyas filas ni se plantean que las declaraciones "desafortunadas" de Cañete puedan poner fin a su plan de carrera. "No estamos en esto ahora, no vamos a especular sobre estas cosas en plena campaña", señalan desde Génova. "Primero el PPE tiene que ganar las elecciones y luego pensar quién va a ser candidato a comisario, porque nunca se ha confirmado esta postura", añaden.

Moncloa apoya aún a Cañete: "Es el mejor candidato para defender los intereses de los españoles"

El secretario de Estado para la Unión Europea, hijo y nieto de aristócratas españoles (él mismo es barón de Claret) y que incluso guarda cierto parentesco con la Familia Real (es descendiente de María Cristina de Borbón), tiene una estrecha relación con la UE y, aunque Rajoy no le incluyó en la lista de candidatos al Europarlamento podría ahora premiarle con el puesto de comisario.

Tres son los motivos que justificarían dicho nombramiento. Para empezar, para ser comisario no es necesario ser europarlamentario, aunque sí se debe haber sido propuesto un Gobierno nacional. La amistad que le une al presidente del Ejecutivo podría, por tanto, facilitarle su paso hacia la UE. Su amplia experiencia en Europa, donde actuó como europarlamentario entre 1992 y 2011 -año en el que pasó a formar parte del Ministerio de Exteriores-, sería también justificación suficiente para que fuera propuesto por Rajoy. Todo ello, unido a la mala relación que en los últimos tiempos mantiene con su jefe, el ministro José Manuel García-Margallo, convertiría su salida hacia Bruselas en una opción que contentaría a todos los implicados.

Cabe también otra posibilidad: que Cañete se quede la comisaría -la más viable, teniendo en cuenta que desde el Gobierno continúan señalando que él "es el mejor candidato para defender los intereses de los españoles"- y Méndez de Vigo aspire, entonces, a presidir el Partido Popular Europeo, en cuyo caso podría peligrar por "incompatibilidad" el puesto de Antonio López-Istúriz como secretario general del PPE.

Las filas conservadoras -centradas, dicen, en la campaña electoral y no en "especulaciones" mantienen, de momento, la incógnita sobre sus movimientos a seguir tras el 25 de mayo. Y aunque el resultado no llegará hasta el próximo otoño, cuando el presidente de la Comisión ya haya ocupado su lugar y se conozcan los nombres de los candidatos a comisario, la partida de ajedrez está casi asegurada.


http://www.quoners.es/debate/crees-que-las-disculpas-de-canete-son-suficientes