Público
Público

El cantante Francisco, absuelto de un delito de estafa por no pagar un Maseratti

En el juicio afirmó que la crisis le había "impedido" abonar los 80.000 euros que debía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El cantante Francisco ha sido absuelto del delito de estafa del que estaba acusado, relacionado con el presunto impago de un vehículo de marca Maseratti, valorado en 80.000 euros y adquirido en 2004 al empresario y promotor inmobiliario Andrés Ballester, según han informado a Europa Press fuentes de la defensa.

La mujer del intérprete, en declaraciones a Europa Press, ha explicado que la noticia le ha sido transmitida por el abogado este viernes, y ha apuntado que la decisión judicial señala que 'no ha habido ánimo de engaño' en la actuación del intérprete, el cual ha sido 'absuelto de todos los cargos.

Además, ha indicado que tanto el cantante como ella misma están 'muy felices'. 'La justicia ha funcionado, gracias a Dios que ha salido todo bien, hoy es un día de alegría porque se ha demostrado que Francisco es inocente de todo', ha manifestado.

De este modo, el cantante, para el que el fiscal solicitaba una pena de tres años y medio de prisión y el pago de 88.400 euros en concepto de indemnización por estafa, ha sido absuelto, y, tal y como ha subrayado su esposa, ha quedado demostrado que es 'absolutamente inocente'. 'Ha resultado victorioso de todos los cargos, está pletórico de alegría', ha enfatizado.

Por su parte, el intérprete aseguró durante el juicio, celebrado el pasado 16 de enero en la Audiencia provincial de Alicante, que no tuvo intención de engañar al empresario inmobiliario en la compra del automóvil, y agregó que la crisis en ese sector le impidió cumplir con el compromiso de pago acordado, consistente en abonar el vehículo, valorado en 80.000 euros, con cargo a las comisiones que iba a percibir por mediar en la venta de viviendas del constructor.

Así, defendió su inocencia y apuntó que 'la crisis inmobiliaria' le impidió cumplir con este compromiso de pago acordado de forma verbal 'entre caballeros'. 'Entre caballeros quedamos en que me quedaba con el coche a cambio de las comisiones por la venta de las viviendas', explicó en su declaración ante la sala, para reconocer acto seguido que 'no lo necesitaba' pero se lo quedó porque le gustan los deportivos 'como a todos los hombres'.