Público
Público

'Cara al Sol' Un despacho de abogados pide al Gobierno que retire los honores a Utrera Molina

Eduardo Ranz Alonso presenta cuatro derechos de petición en los que solicita la retirada de todas las distinciones otorgadas al exministro y exvicepresidente franquista a lo largo de su vida. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:

Imagen de archivo de Utrera Molina pasando revista a la Legión. / GENERALDAVILA.WORDPRESS.COM

El abogado Eduardo Ranz Alonso ha presentado cuatro derechos de petición en los que solicita la retirada de los diversos honores y distinciones otorgados a José Utrera Molina, exministro y exvicepresidente franquista fallecido el pasado sábado, a lo largo de su vida. 

Estas peticiones van dirigidas al Consejo de Ministros y a los ayuntamientos de Sevilla, Málaga y Nerja. De esta forma, el abogado pide al Consejo de Ministros la retirada de las Grandes Cruces de Alfonso X el Sabio, la del Mérito Civil, el Mérito Militar con distintivo blanco y el Mérito Agrícola, y la Orden Imperial del Yugo y las Flechas que recibió el también suegro de Alberto Ruiz Gallardón, exministro de Justicia con Rajoy.

El Ayuntamiento de Sevilla otorgó a Utrera Molina la medalla de oro de la ciudad de Sevilla. El consistorio de Málaga le concedió la medalla de oro y le nombró hijo predilecto de la ciudad. Asimismo, el fallecido es hijo adoptivo de Nerja. 

Los honores y distinciones deben ser retirados por la entidad que los otorgó en su momento. "Contando desde este momento, sino se procediera a su retirada, procederíamos en el plazo de 3 meses a interponer recurso contencioso-administrativo contra los Ayuntamientos", avisa Ranz Alonso.

El letrado, cuyo despacho ha denunciado a varias ciudades españolas por tener nombres franquistas, explica en un comunicado que el artículo 32 del Código Civil establece que "la personalidad civil se extingue por la muerte de las personas", lo cual supone que los efectos jurídicos de los honores y distinciones vitalicios cesan al fallecer. 

"Por tanto, mantener los honores y distinciones, tras el fallecimiento del homenajeado o distinguido, supone una declaración de lesividad contraria a la jurisprudencia, y al Código Civil, puesto que los honores y distinciones despliegan toda su eficacia jurídica durante la vida, cesando los efectos jurídicos con el fallecimiento, y extinguiéndose con la muerte", sostiene Eduardo Ranz.

Le cantaron el 'Cara al Sol'

Utrera Molina, investigado junto al exministro Antonio Carro Martínez por firmar la sentencia de muerte de Salvador Puig Antich en 1974, fue enterrado en Nerja. A la salida del féretro de la iglesia, varias personas con ropa oscura se situaron a ambos lados de la puerta mientras alzaban los brazos y coreaban el Cara al Sol.

En esta línea, el letrado considera que estas imágenes "constituyen un acto de exaltación de Guerra Civil y dictadura, lo que vulnera la Ley de Memoria Histórica, agravado por el hecho de observar a un exministro de Justicia del Gobierno de Rajoy -uno de los porteadores del féretro-, presente".

La Junta de Andalucía cree que este acto ha vulnerado la recién aprobada Ley andaluza de Memoria Histórica y califica el suceso de “enaltecimiento del franquismo”, un hecho que podría ser sancionado con hasta 2.000 euros en dicha ley.

No obstante, el gobierno andaluz ha derivado el caso a la Subdelegación del Gobierno en Málaga. Le insta a abrir una investigación y pide actuar contra el grupo de personas que participaron en el homenaje franquista.

Mientras tanto, el subdelegado del Gobierno en Málaga, Miguel Briones, ha ordenado iniciar una investigación a raíz de una carta enviada por la Dirección General de Memoria Histórica de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, en la que le insta a actuar ante “la posible vulneración del artículo 32” de la citada Ley andaluza de Memoria Histórica. Asimismo, Briones ha enviado sendos requerimientos a la Comandancia de la Guardia Civil y al Ayuntamiento de Nerja “para que informe sobre los hechos relatados en el escrito de la Junta”, han explicado a Público fuentes de la Delegación del Gobierno en Andalucía.