Público
Público

Carlos Bartolomé Marín Un alto cargo de Fomento, acusado de saltarse la ley de incompatibilidad por formar a opositores al Ministerio

Carlos Bartolomé Marín, subdirector de Conservación en la Dirección de Carreteras del Ministerio de Fomento es socio único de la empresa Cabama S.L., propietaria de la academia de preparación de oposiciones PremFom. Sindicatos denuncian que estaría incurriendo en una "incompatibilidad". Fomento asegura que están estudiando la apertura de un expediente. Marín afirma que todo era "legal" y "ético", y reconoce que no ha solicitado autorización de compatibilidad. 

Publicidad
Media: 3.82
Votos: 17
Comentarios:

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, acompañado por el ministro de Justicia y antecesor en el cargo, Rafael Catalá, y la presidenta del Congreso y ex ministra de Fomento, Ana Pastor - EFE

MADRID.- Un alto cargo del Ministerio de Fomento con competencias en materia de personal es socio único de la empresa que controla una academia preparadora de oposiciones, y reconoce no haber solicitado una autorización de compatibilidad, lo que según varios sindicatos supondría una violación de la Ley de Incompatibilidades.

Carlos Bartolomé Marín, flamante subdirector de Conservación en el Ministerio que dirige Íñigo de la Serna, fue hasta hace apenas un mes el jefe de la Unidad de Apoyo de la Dirección General de Carreteras, un cargo de confianza en el que el titular de esta dirección, Jorge Urrecho Corrales, delegó todas sus "competencias en materia de gestión de personal", según la documentación recabada por Público.

Al mismo tiempo, Bartolomé Marín es, desde el 26 de mayo de 2016, el socio único de la empresa Cabama, Formación y Preparación Oposiciones S.L. -inscrita en el Registro Mercantil de Madrid-, que controla la academia de preparación de oposiciones para ingenieros de canales, puertos y caminos, Preparadores de Fomento (PremFom).

El centro lleva entre 13 y 15 años operando, según las distintas versiones que ofrece su propia página web, aunque hasta 2016 no hay constancia de que estuviera inscrito en ningún registro de forma alguna. En conversación con Público, Bartolomé Marín explica que tributaba como "actividad profesional", pero no ha aportado documentación que así lo acredite. También niega haber incurrido en ninguna incompatibilidad, y sostiene no haber vulnerado la ley "ni la ética"

Sin embargo, varios funcionarios de Fomento consultados por este diario aseguran que la normativa impide compatibilizar ambos cargos, y que estos 15 años la vinculación de Marín con la academia ha sido "un secreto a voces". 

Fuentes vinculadas al centro: ¿Cómo coño va a ser el director de una academia que prepara al personal?"

En concreto, la ley 53/1984 de incompatibilidades del personal al servicio de las Administraciones Públicas recoge, en su artículo 12 b, "la incompatibilidad entre su cargo en el Ministerio y la pertenencia a Consejos de Administración y órganos rectores de Empresas o entidades Privadas, siempre que la actividad de las mismas esté directamente relacionada con las que gestione el departamento, organismo o entidad en que preste sus servicios el personal afectado".

El apartado 11 A de esta normativa establece también que no podrá ejercer actividades privadas "en los asuntos en que este interviniendo, haya intervenido en los dos últimos años o tenga que intervenir por razón del puesto público". "En especial", continúa la norma, "las actividades profesionales prestadas a personas a quienes se esté obligado a atender en el desempeño de puesto público". 

CCOO tilda de  "irregularidad" que el centro sea gestionado por alguien vinculado a la Dirección General de Carreteras

Según el acta definitiva de la reunión de la Junta de Personal del pasado 9 de febrero, los representantes de los sindicatos CSIF-F, UGT y CCOO abordaron la situación de esta academia en esta fecha. "UGT comenta que el tema de la academia ya se ha discutido en una reunión con la subdirectora general de RRHH", recoge el texto. Por su parte, CCOO manifestó que "sería una irregularidad" que este centro fuera gestionado por alguien vinculado a la Dirección General de Carreteras, y pidió que se aclarase de qué academia se trataba, así como el vínculo que la une a la mencionada dirección.

Fomento estudia la apertura de un expediente

Fuentes del Ministerio que dirige Íñigo de la Serna no ha querido entrar en detalles sobre la actividad de Marín, pero sí han informado de que la directora general de Organización e Inspección, Virginia Pérez, inició el pasado 30 de marzo el proceso de estudio de apertura de un expediente, a raíz de las denuncias internas. Aclaran que esta es la forma de proceder siempre que se recibe una denuncia de este tipo, y apuntan que no hay un límite temporal que acote el desarrollo de este procedimiento. 

Por otra parte, desde Fomento insisten en que, formalmente, ni el actual ni el anterior cargo de Marín encajan con la denominación de "alto cargo", e insisten en que su nombramiento es provisional. 

"Querían ganar un dinerillo extra, sin declarar"

Distintas fuentes vinculadas a PremFom manifiestan que "un grupo de 7 u 8 amigos" -entre ellos el actual subdirector de Conservación- decidieron crear esta academia hace, aproximadamente, 15 años, y sostienen que durante la mayor parte de su andadura habría operado sin declarar a Hacienda. "En ese momento no había ninguna academia en Madrid. Como los funcionarios no tienen un sueldo alto, con una academia de oposiciones es fácil ganarse un dinerillo extra", afirman, insistiendo en que hasta su inscripción en el Registro Mercantil el centro operó sin declarar sus actividades. "La academia se abrió de extranjis, como se suele hacer con estas cosas. Hoy en día, todos los preparadores de oposiciones de España cobran en negro", declara.

"La academia se abrió de extranjis, como se suele hacer con estas cosas. Hoy en día, todos los preparadores de oposiciones cobran en negro"

Según este relato, parte de este grupo promotor ha seguido vinculado al centro, pero en los últimos años, Bartolomé Marín ha asumido su control. En mayo de 2016 habría decidido crear una sociedad limitada para controlar esta academia, siempre según los testimonios recabados por este diario.

Fuentes vinculadas al centro aseguran que en la elaboración de las pruebas del proceso selectivo para el ingreso en el Cuerpo de Ingenieros de Caminos, "Bartolomé tenía mucho que decir". Una de las fuentes consultadas afirma que Urrecho habría pedido a Bartolomé que "consensuara las preguntas de los exámenes con Carmen Sánchez Sanz", exsubdirectora de Conservación y presidenta del tribunal suplente de las oposiciones en algunas ocasiones. "Si Bartolomé Marín ejerce funciones de personal, ¿cómo coño va a ser el director de una academia que prepara al personal?", cuestiona.

Poderoso "regente" y dirección nombrada por Ana Pastor

El hecho de que el director general de Carreteras delegara en él sus responsabilidades convirtió a Bartolomé Marín en un hombre poderoso en Fomento. Varios trabajadores del Ministerio aseguran que durante años ha ejercido como "Regente" del director general del área -utilizan el término incluso como un apodo-, y el propio director general se refiere a esta delegación de funciones en un documento al que ha tenido acceso este diario.

El texto, fechado el 30 de enero de este año, explica, a petición de la Junta de Personal del Ministerio, que efectivamente Bartolomé Marín tenía delegadas entonces todas las competencias del director general. Entre ellas, según la Ley 40/2015 de Régimen Jurídico de sector Público, consta "impulsar y supervisar las actividades que forman parte de la gestión ordinaria y velar por el buen funcionamiento de los órganos y unidades dependientes y del personal integrado en los mismos".

Marín accedió a su cargo como subdirector tras el cese de Sánchez, el pasado 23 de marzo. Además de compaginarlo con la academia, el Registro Mercantil de Madrid recoge su nombramiento como consejero de la empresa pública SEITT -Sociedad Estatal de Infraestructuras del Transporte Terrestre SA-, desde el 22 de julio de 2014.

Funcionario de carrera del Cuerpo de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos desde 1994, Marín ha ejercido como vocal de la Unidad de Apoyo a la dirección general de Carreteras desde 2012. Desde 2002 desempeñó un cargo similar durante la etapa de Francisco Álvarez-Cascos al frente de Fomento. Hace apenas tres años, en mayo de 2014, estaba entre los vocales del Consejo de Administración de ADIF (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) que se acogieron a su derecho a no declarar en el marco de la investigación del accidente de 2013, en el que murieron 80 personas. Entonces, Marín era jefe de gabinete del entonces director general de Carreteras, cargo que hoy ostenta Urrecho.

El antiguo ingeniero jefe del Ayuntamiento de Sepúlveda

Por su parte, Jorque Urrecho Corrales es funcionario de carrera. También fue asesor de Álvarez Cascos durante su etapa como vicepresidente del Gobierno (1996-2000) y ministro de Fomento (2000-2004). En octubre de 2007, y hasta diciembre de 2011, como recoge su currículum en el Portal de Transparencia, Urrecho fue nombrado Ingeniero Municipal del Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón, gobernado por Jesús Sepúlveda (2003-2009). El exalcalde, exsenador, y exsecretario de Acción Electoral nacional del PP, también exmarido de Ana Mato, es uno de los acusados en el marco del juicio de la primera etapa de la trama corrupta Gürtel.

La academia lo identifica como "coordinador"

Desde PremFom tampoco han atendido la petición de información de este medio. Silvia Longhi, que figura como administradora única de Cabama S.L. en el Registro, se ha limitado a afirmar que Bartolomé Marín es "coordinador" de la academia, y "no director", pero no ha respondido a las preguntas sobre la denunciada actividad 'en b' del centro, ni a ninguna otra cuestión. 

Varios exalumnos confirman a Público que Marín suele frecuentar las instalaciones de la academia. "Sabía quién era el director y cómo se llamaba, pero no sabía qué puesto tenía exactamente en el Ministerio", informa uno de ellos.

El centro se jacta en su página web de que 17 de los 30 aprobados en la convocatoria de 2016 se han preparado en esta academia. Incluso alardean: "De los 10 primeros, 8 son alumnos nuestros". "Llevamos preparando más de 10 años con resultados excelentes. Entre el 75 y 80% de los aprobados se han preparado con nosotros en los últimos años".

En base a la información sobre la preparación que ofrece el centro, un alumno se podría llegar a gastar alrededor de 2.400 euros entre el temario, el curso teórico y práctico, y la preparación para el examen oral y de inglés en una convocatoria. Estos pagos se efectuarían a través de transferencias bancarias mensuales, y según otras fuentes, en ocasiones se han realizado pagos en efectivo en la propia academia.

Otro exalumno explica a este diario que el centro dispone de un profesor por área o bloque: Administrativo; Aguas y Costas; Carreteras y Ferrocarriles; y Transportes y Medio Ambiente. "Nos animaban bastante. No era un positivismo vacío, claro. Eran gente realista. Nos decían 'prepáratelo y lo aprobarás'," apunta.

Otro exalumno asegura que esta academia es la única ubicada en Madrid que forma a ingenieros de canales, puertos y caminos. "Hace unos años era la única en España", añade.