Público
Público

Carmen Calvo, una futura 'madre' de la Constitución

La doctora en Derecho Constitucional ha sido la mujer de confianza de Sánchez para pactar la aplicación del 155 y coordinará los trabajos para la reforma de la Carta Magna.

Publicidad
Media: 1.94
Votos: 17
Comentarios:

La ex ministra socialista Carmen Calvo.- EFE

Si la Constitución de 1978 sólo tuvo padres, no parece que en la próxima reforma de la Carta Magna vaya a repetirse tal absolutismo masculino. Al menos por parte del PSOE, es más que probable que la ex ministra Carmen Calvo sea la persona designada por su partido para coordinar los trabajos de reforma de la Carta Magna que, en teoría, deberían comenzar en poco más de seis meses en el Congreso.

Calvo dio pruebas el viernes de que está al tanto de la negociación, no sólo por dar por hecho que la aplicación del 155 podría afectar a los Mossos y a TV-3, sino por anunciar inesperadamente que el Gobierno convocaría elecciones en Catalunya el próximo mes enero, si antes no lo hace Carles Puigdemont.

Calvo ha sido la mujer de confianza de Sánchez para pactar la aplicación del 155

Oficialmente se explica desde Ferraz que a Calvo se le pudo “escapar” dicho anuncio, pero pocos creen esa versión. Más bien, la ex ministra quiso comprometer al Gobierno y hacer público un acuerdo que se había negociado en privado como reconoció Albert Rivera, por dos motivos: el PSOE quiere elecciones cuanto antes, y ante el temor de que el Consejo de Ministros de este sábado pudiera no fijar fecha o aplazarla hasta seis meses, con lo que ya tendrían poco margen de maniobra.

El anuncio causó revuelo político, pero no hubo especial inquietud en Ferraz, que recordaba que desde el primer momento el PSOE ha pedido que la aplicación del artículo 155 debería ser “limitada” y conducir a una convocatoria electoral en el menor tiempo posible para restauran la normalidad democrática.

Y es que la ex ministra, con una dilatada vida política en puestos de alta responsabilidad, está más que acostumbrada a negociaciones y polémicas, como las que ya protagonizó con el traslado del archivo de Salamanca a Catalunya o la ley de propiedad intelectual.

Por todo ese bagaje de navegar en aguas turbulentas, Calvo —que además es doctora en Derecho Constitucional—, se ha convertido en la mujer de confianza de Pedro Sánchez en este complicado asunto y su principal asesora.

De hecho, ha sido la ex ministra quien ha llevado las negociaciones con el Gobierno para la aplicación del artículo 151, celebrando más reuniones de las que se han conocido púbicamente con la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría; y el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón.

Además, Calvo ha sido la voz del PSOE en dicha negociación, junto con la diputada Meritxell Batet y José Enrique Serrano, ex jefe de Gabinete de Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, que también han participado activamente en las múltiples reuniones de trabajo que se han celebrado.

Con toda probabilidad, los tres dirigentes socialistas serán los que elaboren la propuesta socialista para la subcomisión que debe reformar la Carta Magna si finalmente se pone en marcha, lo que todavía nadie puede garantizar.