Público
Público

Espías en Madrid Carmena retira el abogado a Manuel Cobo en el caso del espionaje entre dirigentes del PP

Hasta ahora el Ayuntamiento de Madrid pagaba al letrado que ejercía la acusación contra dos guardias civiles y un ordenanza de la Comunidad de Madrid en nombre del que fuera vicealcalde hasta 2011. 

Publicidad
Media: 4.22
Votos: 9
Comentarios:

Alfredo Prada, Manuel Cobo y Alberto Ruiz-Gallardón.

El gabinete jurídico del Ayuntamiento de Madrid ha retirado el abogado que ejercía la acusación en nombre de Manuel Cobo en el caso del espionaje en la Comunidad de Madrid. Cobo, vicealcalde de la capital hasta 2011, fue espiado en 2008 mientras ejercía el cargo, por lo que el Ayuntamiento de Madrid le pagaba el abogado, tal como informó Público en primicia. Con esta retirada del letrado, los dos guardias civiles y un ordenanza de la Comunidad de Madrid a los que Cobo acusaba dejan de estar imputados. 

Los hasta ahora acusados por Cobo, los dos guardias civiles, José Oreja y Antonio Coronado, además del ordenanza de la CAM, José Manuel Pinto, siempre insistieron en su inocencia.

El año pasado denunciaron en la comisión de investigación abierta en la Asamblea de Madrid cómo "se orquestó un montaje contra nosotros para culparnos de unos seguimientos que nunca realizamos". Denunciaron, además, que el caso del espionaje era un montaje orquestado por Esperanza Aguirre, Ignacio González y Francisco Granados, tal como declaró uno de los acusados a Público: "Aunque no llegamos a hacer los seguimiento, nos los encargaron nuestros jefes, los policías Sergio Gamón y Miguel Castaño, por orden presuntamente del entonces vicepresidente Ignacio González y del que también eran conscientes Francisco Granados y la presidenta Esperanza Aguirre".

El caso del espionaje entre los dirigentes del PP madrileño ha sufrido un sinfín de reveses desde que se abrieran las diligencias en 2009. Fue tres veces archivado y gracias a la acción de estos tres acusados se reabrió. El fiscal de este caso fue Manuel Moix, quien acaba de dimitir al frente de la Fiscalía Anticorrupción. Moix siempre se negó a acusar a los dirigentes del PP madrileño. 

Manuel Cobo fue informado de la decisión la semana pasada. Se da la circunstancia de que ayer mismo, lunes, Cobo dejó de estar al frente de la oficina anticorrupción del PP, cargo para el que había sido nombrado hace dos semanas. Según el propio PP, Cobo abandonó sus funciones por "razones personales".