Público
Público

El 'caso Bárcenas' sacude los pilares del PP

La credibilidad de un PP en sus horas más bajas se sostiene sobre la "garantía" que suponen Javier Arenas, Ángel Acebes y María Dolores de Cospedal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Rajoy desplegó ayer su escudo de confianza sobre los últimos tres secretarios generales del partido. 'Han dicho claramente que las cuentas del partido se han ajustado a la legalidad', se refería a Javier Arenas, número dos del PP entre 1999 y 2004; a Ángel Acebes, que fue su hombre de confianza después y hasta 2008, y a la actual responsable María Dolores de Cospedal.

Pero la influencia de Luis Bárcenas en el PP se remonta a mucho antes. Concretamente a 1990, nada más retomar Fraga las riendas de AP para refundarlo como Partido Popular.

Los 10 años posteriores están marcados por dos nombres: José María Aznar, como presidente, y Francisco Álvarez-Cascos, como secretario general. Serán los años de expansión de Bárcenas en el PP. Años en los que, según publicó El Mundo esta semana, el reparto de sobres con dinero ilegal entre los dirigentes del partido, a modo de sobresueldo, se hizo costumbre.

Cascos y Bárcenas se entendieron a la perfección. Prueba de ello es que lo mantuvo como gerente durante sus 10 años y la defensa que hizo de él cuando fue imputado en el caso Gürtel en 2009. 'Es mi amigo y como estoy convencido de su inocencia estoy seguro que sabrá defenderle y que saldrá airoso del envite', aseguraba Francisco Álvarez-Cascos, exsecretario general del PP.

Pero los dos secretarios generales posteriores, Arenas, aún con Aznar, y Acebes, ya con Mariano Rajoy, también le sostuvieron. Es más, tras las elecciones de 2008, el propio Rajoy, con Cospedal como escudera, le ascendió a tesorero, puesto que ocupó durante poco más de un año haste el estallido del caso Gürtel.

¿Nadie supo nada hasta entonces? Ex dirigentes del partido aseguran que no. 'Imposible, sencillamente. Un colaborador mío metió la pata una vez y se quedó con un millón de pesetas de una campaña electoral. Le detectaron en cuatro días', aseguraba Jorge Verstrynge, exsecretario general de Alianza Popular.

En juego está la credibilidad del partido más poderoso de España.

DISPLAY CONNECTORS, SL.