Público
Público

El 'caso Bárcenas' vuelve al Congreso

El Pleno debatirá sobre las supuestas mentiras que dijo Rajoy en sede parlamentaria acerca de su relación con el extesorero del PP. Las mociones de PSOE e Izquierda Plural al respecto se votarán mañana o el miérc

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El caso de corrupción que salpica de lleno al partido en el Gobierno volverá esta semana a estar en el centro de la actividad política mientras, de forma paralela, prosigue el proceso de instrucción del mismo. La trama, ligada al extesorero del PP, Luis Bárcenas, y que investiga la financiación irregular de la formación conservadora y el supuesto cobro en B de sus dirigentes, incluído el actual jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, regresa al Congreso de los Diputados apenas tres semanas después.

El pleno debatirá el martes las polémicas mociones consecuencia de interpelación presentadas tanto por el PSOE como por la Izquierda Plural -grupo que integra a IU, ICV y Cha- en las que instan a la Cámara Baja a denunciar 'las mentiras' de Rajoy en sede parlamentaria, haciendo referencia a las explicaciones que éste dio el pasado 1 de agosto, cuando habló sobre su relación con Bárcenas. Ese día el presidente del Gobierno dijo que había roto con su extesorero cuando salieron a la luz las cuentas millonarias de éste en Suiza, si bien después salieron a la luz los sms que ambos intercambiaron en fechas posteriores.

En sus respectivos textos, que ambos tuvieron que modificar la semana pasada por orden del presidente del Congreso, Jesús Posada, para que fueran admitidos por la Mesa de la Cámara Baja, PSOE e Izquierda Plural aluden a la renuncia del Gobierno a cumplir con su obligación de rendir cuentas ante los representantes de la soberanía nacional. En el documento registrado por los socialistas (ver PDF) , éstos emplazan al Parlamento a considerar 'especialmente rechazable y lesivo para los principios de responsabilidad política que quien incurra en falsedad' ante Las Cortes sea el presidente del Ejecutivo que, denuncian, 'fue depositario de la confianza de la cámara en el momento de su investidura'. 

El texto enfatiza en el hecho de que 'el respeto a la verdad es la primera condición de la transparencia y la rendición de cuentas' y, por ello, el PSOE pide al Congreso que acuerde 'rechazar la política del Gobierno en materia de rendición de cuentas al Parlamento' que se ha concretado, según dicen, en las afirmaciones que realizó Rajoy tanto el 1 de agosto como el 11 de septiembre, y que 'han quedado desmentidas' por los hechos relatados en los medios de comunicación en fechas posteriores. 

La Izquierda Plural, en esta misma línea, emplaza a la Cámara Baja en su texto (ver PDF) a manifestar su rechazo 'a la política general de comunicación del Gobierno' respecto al Parlamento 'por su falta de transparencia y rigor, como pudo evidenciarse, particularmente, durante la comparecencia del Presidente del Gobierno celebrada en el Senado el pasado 1 de agosto, al quedar en entredicho sus manifestaciones vertidas en sede parlamentaria, sobre su relación con Luis Bárcenas, ex tesorero del PP, y la supuesta trama de financiación ilegal del su partido'. 

La moción, que fue registrada por el portavoz del grupo y miembro de IU, José Luis Centella, propone asimismo constituir una comisión de investigación 'que tenga por objeto el estudio de la financiación de los partidos políticos, así como los casos de financiación irregular o ilegal, con la finalidad de mejorar los mecanismos de fiscalización'. Además, pide que el Congreso inste al Gobierno a que incluya distintas medidas en el futuro plan de lucha contra la corrupción que pudiera presentar. 

Ambas mociones ya están incluidas en el orden del día del Pleno de esta semana y, previsiblemente, se verán y votarán durante la sesión del martes. No obstante, fuentes parlamentarias socialistas consultadas por este diario no han querido descartar que la mayoría absoluta del PP intente una vez más retrasar el debate de ambas iniciativas durante la Mesa del Congreso que se reúne mañana por la mañana.

Una vez en el Pleno y ante el previsible rechazo del PP, está por ver si el resto de los partidos de la oposición se suman a estas dos mociones de la izquierda, poniendo de manifiesto el aislamiento de los conservadores en defensa de Rajoy y de su gestión del caso Bárcenas.