Público
Público

Caso Gürtel Adolfo Suárez y Felipe González se sentaron en el banquillo cuando eran expresidentes 

Mariano Rajoy es el primer presidente del Gobierno en ejercicio que es llamado a declarar ante la Justicia como testigo.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. EFE/Archivo

Adolfo Suárez, expresidente del Gobierno, declaró el 8 de junio de 1995 ante la Audiencia Nacional por el caso Banesto, uno de los procesos más largos de la historia de los delitos económicos. El primer presidente de la democracia se ofreció a prestar declaración sobre la operación de retirada de 300 millones de pesetas de las cajas de la entidad bancaria, cantidad que presuntamente recibió CDS, cuando Suárez era presidente e la formación. 

Corría el año 1998 cuando Felipe González, expresidente del Gobierno español desde las elecciones del 96, declaró ante el Tribunal Supremo en calidad de testigo por el caso Marey, una de las acciones de los GAL.

González, blindado de cámaras y grabadoras, declaró por su presunta vinculación en el secuestro de Segundo Marey, un ciudadano francés confundido con un líder etarra, en la primera acción atribuida por los GAL en diciembre de 1983.

Este caso, enmarcado en la guerra sucia contra el terrorismo de ETA, no llegó a imputar al exlíder socialista, pese a que las acciones se vincularon al equipo de Gobierno que él mismo dirigió. Más aún, el exministro de Interior José Barrionuevo, el ex secretario de Estado Rafael Vera y otros tres ex altos cargos de Interior fueron condenados por el secuestro de Marey.

El periodista de El Mundo, Fernando Quintela, fue el responsable de capturar el momento en el que González prometió ante once jueces del Alto Tribunal que no tuvo nada que ver con los GAL. 

Casi 20 años después, el tribunal que juzga la primera época de la Gürtel (1999-2005) cota a declarar a Mariano Rajoy, actual presidente del ejecutivo, en calidad de testigo. Se convertirá, por tanto, en el primer presidente del Gobierno en ejercicio en declarar ante la Justicia.