Público
Público

Caso Lezo El Fiscal General de Estado: "No me incomoda ser reprobado por el Congreso"

José Manuel Maza dice que no se arrepiente de haber nombrado a Manuel Moix como Fiscal Jefe Anticorrupción pese a que le avisaron de las grabaciones en las que Ignacio González apostaba por él.

Publicidad
Media: 4.20
Votos: 5
Comentarios:

El Fiscal General del Estado, José Manuel Maza. | EFE

Al Fiscal General del Estado, José Manuel Maza, no le inquieta en absoluto ser reprobado esta tarde por el Congreso de los Diputados junto al ministro de Justicia, Rafael Catalá. "Esa posibilidad no me incomoda porque yo cumplo con la ley y, por lo tanto, las opiniones de la gente...", ha dicho en una entrevista en la cadena Ser.

Al argumento de que la "gente" son los diputados, ha respondido manifestando su "respeto", siempre desde la premisa de que "me gustaría más recibir halagos, porque eso es humano, pero yo sé que este trabajo es muy duro y lo asumo con la conciencia tranquila. Lo que opinen otros es cuestión de ellos".

Respeto a que un Fiscal del Estado reprobado por el Congreso pueda seguir en el cargo "perfectamente" ha recordado que, "en el año 2007, se suspendió la posibilidad de que el Fiscal del Estado fuera cesado". "Es un cargo autónomo de todos, incluso del Gobierno", concluyó.

Maza ha asumido que su cargo es como "un horno crematorio, de vez en cuando me achicharran, luego parece que la cosa baja... luego parece que vuelve a subir...". "Me gustaría más recibir halagos, pero sé que este trabajo es muy duro", ha dicho.

El pleno del Congreso de los Diputados debate hoy una moción del PSOE que pide la reprobación del ministro de Justicia, Rafael Catalá; del fiscal general del Estado, José Manuel Maza; y del Fiscal Anticorrupción, Manuel Moix, en relación con el caso Lezo y otros.

Maza tampoco considera grave haber conocido la conversación en la que Ignacio González expresa su deseo y alegría por que Manuel Moix fuera nombrado Fiscal Jefe Anticorrupción y luego nombrarlo. "A Moix no me lo recomendó nadie, ni consulté su nombramiento con el ministro de Justicia. Moix me parecía el mejor candidato y aún me lo parece", explicó Moix a Pepa Bueno. 

Además, ha dejado claro que "no me arrepiento de haber nombrado a Moix como fiscal jefe de la Fiscalía Anticorrupción".  "No lo consulté con el ministro (Rafael Catalá, titular de Justicia). Ni ése, ni ningún nombramiento. Ni consulté con el Ministro, ni él me hizo la más leve sugerencia", ha aclarado antes de negar tener ningún conocimiento de que la anterior ocupante del cargo de Fiscal del Estado, Consuelo Madrigal, cesara del mismo por no aceptar poner a Moix en el citado puesto.

Sin embargo, a su criterio, lo dicho por Ignacio González y otros inculpados admite distintas interpretaciones, además de que conversaban "vaguedades". "No sabían que saldría Moix. Pensaban que lo conocían y, bueno, le debían preferir por esa relación. Pero ahora, en la cárcel, pensarán otra cosa", ha dicho antes de negar que Moix haya intentado apartar a los fiscales del caso Lezo o que haya tenido discrepancias con casi todos los fiscales de Anticorrupción.